Centros de estudios de la Universidad de Harvard: Las vidas de los negros cubanos también importan

El texto destaca la represión en Cuba contra jóvenes afrodescendientes, como los raperos Denis Solís González, Maykel Castillo “Osorbo” y “El Funky”.

Policías cubanos y los artistas "El Funky", Luis Manuel Otero y Maykel "Osorbo". Foto © CiberCuba / Facebook de Maykel Osorbo

Una declaración conjunta de varios centros de investigaciones de la Universidad de Harvard, en Estados Unidos, condenó la represión del gobierno cubano contra artistas y activistas de la isla, subrayando la postura en el caso de los afrodescendientes.

La declaración fue elaborada por el Centro David Rockefeller de Estudios Latinoamericanos, el Centro Hutchins de Investigaciones Africanas y Afroamericanas y el Instituto de Investigaciones Afrolatinoamericanas de la Universidad de Harvard, y se refiere a la vulneración de los derechos humanos en Cuba.

“Como unidades de investigación y docencia que mantienen relaciones de colaboración e intercambio de larga data con colegas e instituciones cubanas, queremos expresar nuestra enérgica condena a la reciente represión del gobierno cubano contra artistas y activistas que buscan la libertad artística y la libertad de expresión”, dice el texto.

De igual forma, denuncia las campañas de descrédito en los medios de información gubernamentales calificando de "mercenarios" o agentes de gobiernos y organizaciones extranjeras hostiles a artistas como Tania Bruguera, visitante de Harvard.

También destaca las acciones “más violentas de represión estatal” que sufren los miembros del Movimiento San Isidro (MSI), fundado en 2018 para protestar contra el Decreto 349 que criminaliza la creación artística independiente.

“Sus miembros son artistas visuales, músicos de rap, poetas, y jóvenes intelectuales que utilizan las artes para articular demandas de reconocimiento e inclusión. Su principal exigencia ha sido el diálogo con las autoridades”, señala.

“Estos llamamientos se han enfrentado a una violenta represión estatal. El líder del movimiento, el artista y activista Luis Manuel Otero Alcántara, fue sacado por fuerzas policiales de su domicilio el 2 de mayo y estuvo detenido contra su voluntad, en un hospital de La Habana, sin acceso a familiares ni amigos, durante semanas. Sabíamos muy poco sobre este destino, su salud o su estado. Las fuerzas de seguridad del Estado cubano lo detuvieron sin el debido proceso. Amnistía Internacional declaró a Otero Alcántara preso de conciencia y exigió su liberación inmediata e incondicional”, recordó.

Los centros de la universidad estadounidense recalcan que los reprimidos son jóvenes afrodescendientes, como los raperos Denis Solís González, Maykel Castillo “Osorbo” y Eliecer Márquez Duany “El Funky”, actualmente presos o detenidos bajo dudosos cargos de “desacato” o “desobediencia”.

“San Isidro es un barrio pobre habitado mayoritariamente por afrodescendientes. La naturaleza, calidad e intensidad de la violencia estatal desatada contra sus residentes se asemeja a formas de violencia estatal racializada en otros países de América, incluido Estados Unidos, que también hemos denunciado enérgicamente desde nuestras plataformas. Las vidas de los negros cubanos también importan”, expresan.

La declaración concluye pidiendo “un llamado respetuoso a las autoridades cubanas para que cesen esta represión, pongan en libertad de inmediato a los detenidos o encarcelados y atiendan los llamamientos del Movimiento de San Isidro a un diálogo nacional pacífico”.

Este martes, Otero Alcántara aseguró haber sido torturado por la Seguridad del Estado en el Hospital “Calixto García” de La Habana, adonde fue trasladado el dos de mayo, en su séptimo día en huelga de hambre y sed.

Otero comentó que se sentía molesto por el encarcelamiento de Maykel Osorbo y Esteban Rodríguez y con el Ministerio de Salud Pública de Cuba, por permitir que él estuviera recluido por motivos políticos a pesar de encontrarse sano.

“Tortura, por supuesto. Hay millones de tipos de torturas. Que me metas aire acondicionado 24x24; que me tengas un bombillo encendido de 40W 24 horas durante diez, quince días y dormir con esa luz, que tú no sabes si dormir de noche o dormir de día; no tener con quién hablar, a tu familia no poderla ver... Eso es tortura”, expresó.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Maykel González

Periodista de Cibercuba. Graduado de Periodismo por la Universidad de La Habana (2012). Cofundador de la revista independiente El Estornudo.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba