Balsero cubano rescatado cerca de los Cayos de Florida: Para sobrevivir tuve que comer algas

Adrián Corcho relató que estuvo al borde de la muerte y mordió la muñeca de un amigo para beber de su sangre y mantenerse con vida.

Adrián Corcho y rescate de balseros por la USCG. Foto © Reportaje de Telemundo

Uno de los ocho balseros cubanos que el pasado jueves fueron rescatados en alta mar por la Guardia Costera de Estados Unidos (USCG), cerca de los Cayos de Florida, relató algunas de las vivencias que experimentó en su travesía.

En declaraciones a Telemundo, Adrián Corcho, quien naufragó en una embarcación a unas 16 millas de Key West, contó que había sobrevivido comiendo algas. “Para poder vivir tuve que comer algas en el mar”, dijo el joven, que ahora se encuentra en un centro de aislamiento para coronavirus en la isla, luego de ser repatriado.

Corcho había salido del Mariel en Cuba, junto a otras 19 personas en un viaje que tuvo un desenlace trágico. Dos de ellas fallecieron y otras 10 todavía no aparecen. Según Telemundo, tuvieron que enfrentarse a varias tormentas. Cuando estaban cerca de suelo estadounidense, a uno de los balseros se le cae el abrigo al agua.

Este intenta recuperarlo, pero la prenda se enreda con el motor de la nave y esta se voltea en medio del mar. “Entrando ya a los Cayos sale un abrigo y se enreda al motor. Y el motor se apaga, cuando lo vamos a encender ya no enciende. Entonces comienza a entrar mucha agua y muchas olas, y ahí ya perdimos el control de la balsa”, explicó el migrante.

Él logra aguantarse de un tanque vacío para mantenerse a flote. “Amigos míos que me encontré se fueron agarrando. Yo hubiese querido que se agarraran más. Pero fue imposible”, lamentó.

Estuvieron aferrados a ese objeto durante más de 24 horas. “Una odisea, una película de terror”, describió Corcho sobre el difícil momento, cuando además mordió la muñeca de uno de sus acompañantes para extraerle sangre. “Yo en mi vida vi la muerte tres veces”, aseguró.

Corcho contó que al ser rescatados algunos estaban alucinando. “Llevábamos cuatro días sin dormir y dos sin comer a la deriva”, expuso. Tras el rescate, fueron repatriados a la isla el lunes, sin la posibilidad de manifestar miedo creíble a volver ni solicitar asilo político, según dijeron.

“Como seres humanos, merecíamos una oportunidad. Fueron muchas muertes en vano y mira el sacrificio que hicimos. Al final nos atendieron en el barco, pero solamente eso, más nada”, afirmó. Corcho dijo que todos los que viajaban a bordo de la embarcación eran amigos y fueron pérdidas muy sensibles, pero conservan la esperanza de que alguno de los desaparecidos se encuentre con vida.

La Guardia Costera de Estados Unidos (USCG) suspendió la noche del sábado la búsqueda de los cubanos desaparecidos tras zozobrar la embarcación, luego de un patrullaje aéreo y marítimo que se extendió por 55 horas ininterrumpidas, sin hallar ningún indicio de los náufragos.

“La decisión de suspender una búsqueda es siempre difícil y se toma después de considerar cuidadosamente todos los hechos. Nuestro más sentido pésame a las familias y a los seres queridos afectados por esta tragedia”, dijo en un comunicado Adam Chamie, comandante de USCG en el sector de Key West.

Durante el presente año fiscal, que comenzó el pasado 1 de octubre, la Guardia Costera ha interceptado en el mar a 323 cubanos, seis veces más en comparación con los 49 que capturó en 2020. Las autoridades prevén un aumento del flujo de inmigrantes cubanos a través de Estrecho de Florida en la temporada de verano, con el agravante de la crisis económica en la isla.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Maykel González

Periodista de Cibercuba. Graduado de Periodismo por la Universidad de La Habana (2012). Cofundador de la revista independiente El Estornudo.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba