Empresa Eléctrica inspeccionará 39 mil negocios privados en Cuba por posibles fraudes en los metrocontadores

La empresa estatal reconoce un déficit de 414 inspectores eléctricos, pero planea cubrirlo próximamente.

Un contador eléctrico en Holguín Foto © Biodiversidad Virtual

Un reportaje publicado este lunes en el portal oficialista Cubadebate aborda el tema del robo de electricidad y los fraudes eléctricos que hacen los cubanos para evitar que el metro contador registre toda la energía que se consume, y aligerar sus abultadas facturas.

Además de informar sobre las más de 13 mil multas por detección de fraudes eléctricos que impuso la Unión Eléctrica, el medio cita un documento interno de la empresa estatal donde se asegura que entre las principales causas asociadas a este tipo de ilegalidad están "el nivel de metros contadores existentes en todas las provincias que se encuentran ubicados en el interior de la vivienda, la no existencia de un correcto sellado y certificación del servicio para cada una de las rutas, así como la falta de análisis e investigación incorrecta de las claves de facturación relacionadas con las casas cerradas, metros defectuosos, ceros consumo y la disminución o aumento del consumo en los clientes".

Según Jorge Armando Cepero Hernández, director general de la Unión Eléctrica (UE), el sector no residencial también está en la mira de las autoridades, convencidas de que "la corrupción de algunos trabajadores y administrativos conlleva a la invasión del tendido delante del metrocontador, para utilizar esa corriente en más producción, que claramente será desviada".

Para frenar estas ilegalidades, la Empresa Eléctrica se prepara actualmente para inspeccionar a los 39 mil cuentapropistas cuya materia prima fundamental es el uso de la electricidad para el desempeño de su actividad.

A todos ellos se les moverán hacia el exterior los metros contadores que se encuentran dentro de la vivienda, al tiempo que se estudian los 3 mil bancos de transformadores medidos en los secundarios ubicados en las provincias de Artemisa, La Habana, Matanzas, Sancti Spíritus y Camagüey.

Sin embargo, primero se debe completar la plantilla de inspectores eléctricos, cubierta sólo al 73 %, con un déficit de 414 personas, según reconocieron las autoridades. Serán estos inspectores los encargados de garantizar el sellaje y certificación del servicio por rutas, a partir de un plan establecido para cada oficina comercial o vivienda.

"A pesar de las acciones tomadas, el hurto de corriente persiste y se ingenian nuevas formas de cometer el delito. Las eléctricas pérdidas provocan costos importantes que influyen de forma negativa en la economía del país ante esta energía dejada de facturar", asegura Cubadebate, sin mencionar los altos precios del consumo eléctrico en la isla, provocados por el reciente "ordenamiento monetario" en la isla.

En cambio, el reportaje da por hecho que el fraude eléctrico es cosa de personas inescrupulosas, que solo persiguen ganancias mientras roban al Estado.

En los últimos meses han aumentado en Cuba las quejas y denuncias por las elevadas tarifas y los astronómicos recibos del consumo eléctrico, tanto entre particulares como entre los cuentapropistas, que a duras pesas consiguen sobrevivir a los gravámenes fiscales y los recientes cierres en medio de las medidas para contener la pandemia de coronavirus.

Cuando se acercan los meses de verano, muchos cubanos se preguntan s podrán asumir el coste de encender un aparato de aire acondicionado o un simple ventilador de techo.

Del lado del gobierno, impera lo que se conoce como "la lógica Murillo", en referencia a las palabras del jefe de la Comisión Permanente para la Implementación y Desarrollo de los Lineamientos Económicos de Cuba, quien aseguró en diciembre pasado que "se supone que si usted consume más de 500 KW, usted tiene dinero...".

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba