Campesino cubano dona un toro a hospital en San Antonio de los Baños

Yuniel González Paneque es el primer productor de la provincia de Artemisa en realizar un donativo de este tipo. 

Productor cubano Foto © Facebook / Maivy Cruz

Un campesino cubano donó un toro al hospital General Docente "Iván Portuondo" en San Antonio de los Baños para alimentar a pacientes y trabajadores de la instalación. 

La prensa local destacó que Yuniel González Paneque es el primer productor de la provincia de Artemisa en realizar un donativo de este tipo. 

En declaraciones a periodistas el hombre afirmó que esto fue posible gracias a las nuevas medidas que permiten el sacrificio de ganado mayor para la venta siempre y cuando el campesino haya sobrecumplido la demanda del estado. 

Anunció que también sacrificó otros animales que se venden en los mercados agropecuarios estatales a un precio de 60 pesos por libra, con un límite de 5 libras de carne por consumidor. 

Un post de Facebook aclara que la costilla se vende a 30 pesos y las vísceras a 40 pesos.  

El campesino aseguró que otros productores de ese territorio se unirán a esta iniciativa. 

Después de décadas de prohibiciones, los campesinos cubanos comenzaron a vender sus primeras reses, luego de que el gobierno eliminara la restricción que les impedía disponer de la carne y la leche de sus animales, cuando necesita desesperadamente aumentar la escasa producción de alimentos en el país.

Sin embargo, los estrictos requisitos para poder sacrificar un animal es engorroso, largo y burocrático, que a la larga podría desestimular al trabajador del campo.

Primero, el trabajador debe estar debidamente inscrito en los registros de la Tierra y de Control Pecuario; cumplir los compromisos del encargo estatal establecidos en los contratos de compraventa de la leche y de la carne; mantener el crecimiento del rebaño de ganado bovino (específicamente el rebaño de la categoría vacas); y no tener faltantes de animales, según una publicación del gobierno en la Gaceta oficial.

El cumplimiento de esos requisitos con el Estado está condicionado a cumplir las tasas de extracción anual de los animales y el peso de estos al momento del sacrificio, en correspondencia con la estructura y productividad de su rebaño, indicó el texto. 

El productor debe alcanzar un mínimo de 520 litros de leche al año por vaca para los productores de 1 hasta 10 vacas, y 550 litros de leche al año para los que posean más de 10, un plan apretado si se tiene en cuenta las cíclicas carencias de alimentos y las sequías que padece el campo cubano.

También tendrá que mantener el crecimiento de sus reses y solo podrá sacrificar para el consumo y la comercialización 1 de cada 3 animales que incremente por encima del destinado al plan comprometido al gobierno.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba