Venta de carne de res en Cuba: ¿Medida eficaz o cortina de humo?

Con una masa ganadera famélica y la obligatoriedad de entregar una parte importante de la carne y la leche que da la vaca al Estado, ¿cuánta carne y cuánta leche llegará realmente a la población?

Vaca desnutrida en Cuba Foto © Granma/ Ronald Suárez Rivas

Tras décadas de elevar a la vaca a un lugar sagrado, el gobierno de Cuba anunció, el pasado 13 de abril, el levantamiento del embargo a la venta de carne bovina. La decisión causó furor entre los cubanos, acostumbrados a adquirir la carne de res en el mercado negro so pena de largas condenas de privación de libertad.

Memes, chistes, sorpresa y desconfianza atizaron el debate en las redes sociales y en los medios de prensa independientes, mientras el discurso oficial omitía años de prohibiciones y castigos, y nos deleitaba con su habitual triunfalismo.

Según el reporte de entonces en el noticiero nacional de televisión, los ganaderos podrían vender la carne de res después de cumplir con el encargo estatal y siempre que garantizaran que no hubiera decrecimiento de la masa ganadera.

También se autorizó la comercialización en moneda convertible, y la venta de leche y sus derivados, una vez más, previo cumplimiento de la cuota estatal.

De igual forma, se anunció la destitución del ministro de Agricultura, Gustavo Rodríguez Rollero, quien fuera reemplazado por el viceministro primero de la cartera, Ydael Jesús Pérez Brito.

Las autoridades han insistido en que la medida se encamina a potenciar la producción en el sector agropecuario, que atraviesa una profunda crisis sin signos de recuperación.

A dos meses del anuncio de la medida, ¿cuánta carne carnes res se ha comercializado en Cuba y a cuánto ascienden los precios?

Reportes de medios oficialistas de prensa anunciaban unas pocas cabezas de ganado puestas a la venta en moneda nacional para la población de la isla. El 6 de junio campesinos de Camagüey vendían sus primeras reses a un precio de 60 pesos la libra.

Días más tarde, le siguieron los ganaderos de Sancti Spíritus, a 76 pesos la libra. Mientras que en Granma la carne de primera se ha vendido a 80 pesos y en Holguín, a 90.

En 2020, más de 41,000 reses murieron en Camagüey, la mayoría por desnutrición, que ocasionaron pérdidas económicas superiores a las generadas a consecuencia del hurto y sacrificio de ganado, según informaciones del periódico local Adelante. La cifra significa una reducción de 5 mil 982 cabezas de ganado vacuno, agravada por la baja natalidad.

La disminución representa un déficit de 11 millones de litros de leche y se tradujo en el incumplimiento de las cuotas de entrega de carne al Estado.

De acuerdo con datos compartidos por el economista cubano Pedro Monreal, de 2014 a 2019 la masa ganadera bovina se contrajo un 7 por ciento. Por otro lado, la producción de leche se redujo 2,7 por ciento y el peso total en pie del ganado vacuno entregado a sacrificio cayó un 1,7 por ciento. Monreal señalaba que la crisis en la ganadería “no permite que se produzcan saltos productivos a corto plazo”.

Con una masa ganadera famélica y la obligatoriedad de entregar una parte importante de la carne y la leche que da la vaca al Estado, ¿cuánta carne y cuánta leche llegará realmente a la población?

La decisión de autorizar la venta de carne de res es, entonces, ¿una medida para aliviar a la crisis alimentaria en Cuba o, simplemente, una cortina de humo para distraer al pueblo?

Archivado en:

Artículo de opinión: Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista de CiberCuba.


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Annarella Grimal

Annarella O'Mahony (o Grimal). Aprendiz de ciudadana, con un título de Máster otorgado por la Universidad de Limerick (Irlanda). Ya tuvo hijos, adoptó una mascota, plantó un árbol, y publicó un libro.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba