Economista sobre anuncio de PYMES: Esta ley está liquidando al sector privado

Al limitar el crecimiento de micro a pequeña y de pequeña a mediana empresa en el sector privado, y colocar las empresas estatales en posiciones ventajosas en el mercado con condiciones más favorables para la inversión extranjera y el financiamiento, las autoridades cubanas están estableciendo niveles de competitividad desiguales que afectarán el emprendimiento en Cuba.

Ángel Marcelo Rodríguez Pita Foto © CiberCuba

El economista y sociólogo Ángel Marcelo Rodríguez Pita afirmó que la recientemente anunciada ley de la pequeña y mediana empresa en Cuba asfixia al sector privado desde su propia concepción.

Durante la emisión de este martes de Las mañanas de CiberCuba, el también emprendedor hizo referencia al diseño de la norma jurídica -aun no publicada- que otorgará, en un futuro impreciso, estatus legal a la contratación de trabajadores por parte de pequeños y medianos empresarios cubanos.

Las MIPYMES, como las llama el discurso oficial, agruparán a la micro, pequeña y mediana empresas en dependencia de la cantidad de empleados que un trabajador por cuenta propia tenga contratada: de 1 a 10, de 11 a 35 y de 35 a 100, respectivamente.

“Esta ley desde el inicio queda reducida”, dijo Rodríguez Pita, y se refirió específicamente la clasificación de las “empresas por el número de empleados involucrados y no de nivel de facturación” que, a su juicio conspira contra el crecimiento de la actividad privada en Cuba.

“Una empresa micro puede generar altísimos niveles de facturación, muchos ingresos, pero si esa micro no tiene una cantidad de empleados asociados a ella, se queda como micro y no pasa a una categoría mucho más amplia que puede ser pequeña o mediana. Esto reduce el alcance de sus actividades notablemente”, precisó.

En cuanto a las razones de las autoridades para diseñar el marco legal de las MIPYMES atendiendo al número de empleados que tenga y no a la cantidad de ingresos que genere, todo apunta a que se trata de beneficiar a la empresa estatal en detrimento de la privada.

Para Rodriguez Pita, existen empresas estatales con numerosos empleados y “con autonomía de gestión” que vendrían entrando en la categoría de mediana empresa y “que ellos las reconocen como una PYME”, dijo.

“Eso le da la posibilidad a esas empresas medianas de relacionarse de manera más profunda con la inversión extranjera y de ubicarse mucho mejor en el mercado que una micro empresa debido al alcance”, precisó, e hizo referencia a otros “niveles de relación con el banco, el acceso a financiamiento” que son mucho más beneficiosos para una mediana que para una micro empresa.  

“En otros países eso no sucede así. En otros países por niveles de facturación usted puede empezar como una micro, pero su nivel de facturación es amplio y usted puede pasar a una nueva etapa que sería la pequeña. Y si sigue creciendo pasaría a una mediana empresa. Ese es el ciclo natural”, observó.

Sin embargo, al limitar el crecimiento de micro a pequeña y de pequeña a mediana empresa en el sector privado, y colocar las empresas estatales en posiciones ventajosas en el mercado con condiciones más favorables para la inversión extranjera y el financiamiento, las autoridades cubanas están estableciendo niveles de competitividad desiguales que afectarán el emprendimiento en Cuba.

La otra cuestión a tener en cuenta, según el sociólogo, es el carácter progresivo del sistema tributario cubano. Esto quiere decir que mientras mayores sean los ingresos, mayor es el tributo al Estado por concepto de impuestos y menor será la ganancia.

“Por tanto, esa microempresa, si tiene altos niveles de facturación, va a tener que pagar más y, por tanto, no va a poder generar empleo para llegar a ser una mediana empresa a futuro”, agregó.

Por otra parte, señaló Pita, “esa empresa estatal socialista que nace ya directamente como mediana empresa, entonces genera pocos ingresos y paga menos impuestos. Ahí vemos claramente que esa ley ya esta liquidando de por si al sector privado”, sentenció.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Annarella Grimal

Annarella O'Mahony (o Grimal). Aprendiz de ciudadana, con un título de Máster otorgado por la Universidad de Limerick (Irlanda). Ya tuvo hijos, adoptó una mascota, plantó un árbol, y publicó un libro.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba