EE.UU. ataca instalaciones de almacenamiento de armas en Irak y Siria

Los almacenes estaban siendo utilizadas por milicias respaldadas por Irán, asegura el Pentágono.

Bombarderos F15 Foto © US Department of Defense

Estados Unidos llevó a cabo varios ataques aéreos este lunes en Irak y Siria contra dos milicias respaldadas por Irán que, según el Pentágono, habían llevado a cabo ataques con aviones no tripulados contra personal estadounidense en Irak durante las últimas semanas, dijo el Departamento de Defensa norteamericano.

"Bajo la dirección del presidente Biden, las fuerzas militares estadounidenses llevaron a cabo ataques aéreos defensivos de precisión contra las instalaciones utilizadas por los grupos de milicias respaldados por Irán en la región fronteriza entre Irak y Siria", dijo el portavoz del Pentágono, John F. Kirby, en un comunicado.

Kirby dijo que las instalaciones habían sido utilizadas por milicias respaldadas por Irán, incluidas Kata’ib Hezbollah y Kata’ib Sayyid al-Shuhada, para almacenar armas y municiones, y llevar a cabo ataques contra lugares donde se encontraban estadounidenses en Irak.

No hubo informes inmediatos de víctimas, pero se está llevando a cabo una revisión militar posterior a la acción, dijeron funcionarios del Pentágono.

Los ataques son la segunda vez que Biden ordena hacer uso de la fuerza en la región. Estados Unidos llevó a cabo ataques aéreos en el este de Siria a finales de febrero contra edificios pertenecientes a lo que, según el Pentágono, eran milicias respaldadas por Irán responsables de ataques contra personal estadounidense y aliado en Irak.

Los últimos ataques fueron llevados a cabo por cazabombarderos de la Fuerza Aérea de EE. UU. con base en la región.

El Pentágono ha estado recopilando información durante semanas sobre los sitios y las redes de milicias que los utilizan, dijeron funcionarios estadounidenses el domingo. El secretario de Defensa Lloyd J. Austin III y el general Mark A. Milley, presidente del Estado Mayor Conjunto, informaron a Biden sobre las opciones de ataque a principios de la semana pasada, y Biden aprobó atacar los tres objetivos, dijeron los funcionarios.

Los ataques se llevaron a cabo poco más de una semana después de que Irán eligiera a un miembro de la línea dura, Ebrahim Raisi, como su próximo presidente.

La acción militar también coincide con un punto crucial en las negociaciones destinadas a que Estados Unidos y Teherán vuelvan a cumplir con un acuerdo nuclear internacional. El presidente Donald J. Trump sacó a Estados Unidos del acuerdo en 2018, y Biden ha estado buscando revivirlo.

El domingo, el secretario de Estado, Antony J. Blinken, discutió las negociaciones sobre el acuerdo nuclear con el ministro de Relaciones Exteriores de Israel, Yair Lapid, quien dijo que Israel tenía "serias reservas" sobre el acuerdo, que aliviaría las sanciones a Irán a cambio de límites a su programa nuclear.

A principios de este mes, la administración Biden bloqueó el acceso a numerosos sitios web vinculados a Irán después de que la nación celebró una votación presidencial para instalar a Raisi, un aliado cercano del líder supremo del gobierno clerical, como su principal funcionario electo.

Durante semanas ha aumentado la presión de los demócratas y republicanos en el Congreso, y de algunos de los principales asesores y comandantes de Biden, para tomar represalias contra la amenaza que representan los drones para los diplomáticos estadounidenses y las 2.500 tropas estadounidenses en Irak que están entrenando y asesorando a los iraquíes.

Al menos cinco veces desde abril, las milicias respaldadas por Irán han utilizado pequeños drones cargados de explosivos que bombardean y chocan contra sus objetivos en ataques nocturnos contra bases iraquíes, incluidas las utilizadas por la CIA y unidades de Operaciones Especiales de Estados Unidos, según funcionarios estadounidenses. Hasta ahora, ningún estadounidense ha resultado herido en los ataques, pero a los funcionarios les preocupa la precisión de los drones.

Funcionarios iraquíes y estadounidenses dicen que Irán ha diseñado los ataques con aviones no tripulados para minimizar las bajas y evitar las represalias estadounidenses.

Irán, debilitado por años de duras sanciones económicas, está utilizando sus milicias delegadas en Irak para aumentar la presión sobre Estados Unidos y otras potencias mundiales para negociar una flexibilización de esas sanciones como parte de una posible reactivación del acuerdo nuclear de 2015.

Funcionarios estadounidenses declararon a medios norteamericanos que los ataques, contra dos objetivos en el este de Siria y un tercero justo al otro lado de la frontera en Irak, se llevaron a cabo alrededor de la 1 a.m. del lunes, hora local, usando F-16 y F-15E de la Fuerza Aérea con base en la región.

Los cazabombarderos lanzaron múltiples bombas, municiones guiadas por satélite de 500 y 2,000 libras, en cada una de las tres estructuras. Funcionarios estadounidenses dijeron que las milicias utilizaban los sitios atacados en Siria con fines de almacenamiento y logística; el sitio golpeado en Irak se utilizó para lanzar y recuperar los drones armados, que según las autoridades se fabricaron en Irán o utilizaron tecnología iraní.

Michael P. Mulroy, ex agente de la CIA, y principal funcionario de política de Medio Oriente en el Pentágono, advirtió que con la tecnología proporcionada por la Fuerza Quds de Irán, los drones se están volviendo rápidamente más sofisticados a un costo relativamente bajo.

"Esta acción debería enviar un mensaje a Irán de que no puede esconderse detrás de sus fuerzas de poder para atacar a Estados Unidos y nuestros socios iraquíes", dijo Mulroy el domingo, según The New York Times.

Los ataques aéreos de febrero contra las mismas milicias también fueron una respuesta militar relativamente pequeña y cuidadosamente calibrada: siete bombas de 500 libras arrojadas sobre un pequeño grupo de edificios en un cruce no oficial en la frontera entre Siria e Irak que se utiliza para contrabandear armas y combatientes.

No está claro cómo responderán las milicias e Irán, y los funcionarios estadounidenses dijeron que era poco probable que el conjunto relativamente pequeño de ataques aéreos detuviera los ataques de las milicias por completo. Después de los ataques de febrero, hubo una pausa en la actividad de la milicia contra lugares estadounidenses durante varias semanas, pero luego surgió una amenaza aún más peligrosa: los pequeños drones armados.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba