Carolina Barrero sobre su arresto: "Fue una operación de extracción, un secuestro"

La curadora de Arte señaló que "fue una operación de extracción, un secuestro", y contó que todo sucedió muy rápido, en el momento que abrió la puerta. 

Carolina Barrero Foto © Facebook / Carolina Barrero

La activista y curadora de arte Carolina Barrero denunció que el gobierno cubano planificó meticulosamente el secuestro de que fue víctima el jueves en la puerta de su propia casa, donde se encontraba pintando en una sábana unos versos del Héroe Nacional de la isla, José Martí. 

Barrero señaló en una publicación en Facebook que "fue una operación de extracción, un secuestro", y contó que todo sucedió muy rápido, en el momento que abrió la puerta para recibir un paquete. 

"No salí, solo alcancé a extender la mano para recibir un encargo de mi padre, y un hombre enorme, que se escondía tras la puerta, me levantó en peso y me sacó a la fuerza. Me resistí, me moví en el aire todo cuanto pude y atiné a gritar el nombre de Yamilka (Lafita). Ella tenía que saber que me llevaban y que subirían por ella", relató.

Dijo que este "secuestro meticulosamente planificado" estaba "cargado de la violencia que confiere a los opresores el sentido de la impunidad".

Barrero, quien ha sido detenida en innumerables ocasiones a causa de su activismo y por oponerse a la represión del régimen cubano, explicó que al momento del secuestro se encontraba "Sin nasobuco, medio descalza" y fue metida en un carro particular luego de que alguien le propinara un golpe en la cabeza.

"En Infanta y Manglar la teniente coronel Kenia María Morales Larrea me acusó por el delito de Instigación a delinquir, artículo 202.1 del Código Penal, por una publicación en mi cuenta de FB del domingo 27 de junio", comentó en su post.

Dijo que ese día ella y otros cuatro miembros del 27N llegaron a Villa Marista a preguntar por el artista Hamlet Lavastida, recluido e investigado en ese centro de detención por el supuesto delito de Instigación a delinquir.

"Llevábamos también una cinta negra en el brazo por la liberación los presos políticos. Una iniciativa del 27N para exigir el cese de la represión sobre quienes disienten del la discurso oficial. Pedir la liberación de los presos políticos no es un delito, no hay ningún artículo del código penal que lo prohíba, por lo que, extender a quienes siente suyo este reclamo a manifestarlo pública y pacíficamente, tampoco podría ser delito", señaló.

Afirma, no obstante, que el secuestro del jueves tenía otra causa. Querían condenar que ella y otras dos mujeres pintaran sobre una sábana con un creyón rojo unos versos de Martí, la última estrofa del último poema de los Versos Sencillos:Verso, nos hablan de un Dios / a donde van los difuntos: / Verso, o nos condenan juntos / o nos salvamos los dos.

Al final de su post Barrero pidió la libertad de los presos políticos en Cuba, en especial de Lavastida, del rapero Maykel Osorbo Castillo y de los cinco manifestantes de la calle Obispo que están detenidos desde el 30 de abril. 

Tras su detención la víspera también fue detenida la historiadora de Arte Yamilka Lafita, quien junto a Barrero realizaba una llamada telefónica a la artista visual opositora Tania Bruguera.

En la llamada, Bruguera les notificaba a ambas sobre el operativo policial que las autoridades cubanas habían impuesto en los alrededores de su vivienda.

El periodista independiente Héctor Valdés Cocho había informado que estas detenciones y el operativo policial guardaban relación con la visita que realizaran estas jóvenes al cuartel de la Seguridad del Estado en La Habana, Villa Marista, para exigir información sobre el artista visual Hamlet Lavastida, quien está siendo investigado por "instigación a delinquir y presuntos actos de "desobediencia civil", figuras legales usadas por el régimen para castigar a la oposición.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba