Expelotero cubano Lázaro Vargas vuelve a Miami con un nuevo food truck de pan con lechón

“Si lo pruebas, das jonrón”, dice una frase que adorna el carro de color azul.

Lázaro Vargas en su food truck en Miami. Foto © Facebook / René Arocha

El expelotero cubano Lázaro Vargas, quien tuvo un largo recorrido en la Serie Nacional con el equipo capitalino de Industriales, vuelve a las calles de Miami en un nuevo food truck de pan con lechón.

Con una decoración alusiva al equipo Industriales, en la acelerada ciudad del sur de Florida, el carro ofrece una combinación que es muy conocida y gustada entre los cubanos: la mezcla de pan con masas de lechón asado y aliño en el interior.

Vargas ha contado con el apoyo de otro exjugador de béisbol que compartió también la franela de los Azules de La Habana, René Arocha, quien ha promovido el negocio en redes sociales.

Arocha invita a degustar el producto y juzgar su calidad.

“Están invitados a cooperar con el artista. Vamos a comprobar si es verdad que es el mejor pan con lechón de Miami”, dijo el viernes, en una publicación en que proponía visitar el food truck al día siguiente.

No es el primer lance de Vargas en semejantes menesteres. Hacía dos años, también se le veía sonriente en Miami sobre un vehículo equipado para la venta de pan con lechón.

"Coj..., el animal de verdad", se escucha decir en una directa a un camionero sorprendido de hallar a una gloria del deporte cubano preparando el popular alimento en el área de Homestead.

“Lo que no se puede es estar allá que están comiendo avestruz”, le contesta Vargas. “Cuando te lo avisan es porque lo que va a venir...”, añadió el exdeportista, que abandonó Cuba en 2015 y se quedó desde ese año en Miami.

Según explica el medio Swing Completo, algunos problemas legales obligaron antes a Vargas a cerrar su negocio, uno que él mismo consideró que le había reportado las mayores ganancias económicas de su vida. Pasó un tiempo hasta que el dos veces campeón olímpico con la selección nacional, lograra poner sus papeles en orden y reabrir.

La dirección del punto de venta es la 120 SW Street y la 128 court, dentro de la zona de Kendall y cerca de donde él vive con su esposa e hijos. “Si lo pruebas, das jonrón”, reza una frase que adorna su carro de color azul.

Sobre la idea de emprender un negocio tan diferente a la vida en el terreno con forma de diamante, el pelotero retirado comentó al citado medio deportivo: “Eso se me ocurrió cuando fui una vez a un trámite de mi pasaporte y un amigo llamado Nelson me propuso trabajar con él a vender pan con lechón porque lo necesitaba. Un día pasó un camionero y tomó un video y ahí mismo lo subió para Facebook y se hizo viral aquel lugar”.

“Ha sido uno de los mejores trabajos que he tenido en mi vida, porque la venta era tremenda y las propinas que me dejaban eran de 30, 40, 50 y hasta 100 dólares. Camioneros que me habían visto jugar en Cuba y me compraban 10 y 15 panes. Una cosa increíble que hizo que yo sacara la conclusión que aquello valía la pena al extremo de convertirse posiblemente en el mejor trabajo que he tenido, sin exagerar”, aseguró.

Vargas llegó a Miami acompañando a su hijo, Miguel Antonio, con intenciones de encauzarle un recorrido en el béisbol estadounidense. Finalmente, su hijo firmó como profesional y se desempeña de forma favorable en las Ligas Menores con los Dodgers, pero el padre prefiere no depender económicamente de su vástago y abrirse camino con un trabajo propio.

“Tengo salud y deseos de mantenerme trabajando. En la vida no puedes acomodarte y a mí siempre me gusta estar activo y no dejarle la carga económica a mi hijo. Eso no sería justo, pero en este país tienes que tener la mente positiva de que puedes seguir adelante y que trabajando hay muchas cosas que se pueden conseguir”, sostuvo.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Maykel González

Periodista de Cibercuba. Graduado de Periodismo por la Universidad de La Habana (2012). Cofundador de la revista independiente El Estornudo.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba