¿Qué está pasando en Cuba? Guía para entender las protestas (y 2)

¿Cómo se originaron las manifestaciones masivas del pasado domingo? ¿Dónde fueron? ¿Cuánto duraron? ¿Cuál ha sido la reacción del gobierno cubano? Una explicación detallada de todo lo sucedido, incluyendo la represión.

Represión tras las protestas del 11 de julio Foto © Yamil Lage/AFP (Getty Images)

Domingo 11 de julio, entre las 16 y las 20 hrs: las protestas se siguen expandiendo; comienza la represión y el corte de Internet

Las protestas antigubernamentales acusan un "efecto dominó": se hacen especialmente fuertes en Artemisa, Cárdenas (donde una multitud volcó patrullas y carros del Comité Municipal del PCC), en Santiago de Cuba (donde la céntrica avenida Libertadores vio a miles de personas corear "Patria y Vida", "Abajo la dictadura" y "Abajo el hambre") y en Bayamo. Tras el llamado de Díaz-Canel, brigadas de respuesta rápida, miembros del Ejército, policías y tropas especiales trataron de controlar las calles. También se produjo un "apagón" generalizado de Internet.

En Holguín, una multitud se concentró en los parques San José y las Flores, coreando "¡Queremos medicinas!", "¡Queremos libertad!", "¡Patria y Vida!" y "¡Abajo el comunismo!", entre otras consignas. La manifestación se convirtió en refriega ante la sede provincial del PCC, en la carretera de Guardalavaca, que fue apedreada por los manifestantes. Las fuerzas represivas, sin embargo, aplicaron mano dura. Brigadas de respuesta rápida, civiles con palos, piedras, boinas rojas y boinas negras reprimieron con fuerza. También hubo lanzamiento de piedras y disparos al aire.

Está filmada, entre otras, una salvaje agresión entre varios policías a un menor de edad:

A estas alturas, las protestas ya eran virales y empezaron las reacciones en redes sociales. Entre los primeros en apoyar las protestas y condenar la represión hubo muchos músicos: Chucho Valdés, Jacob Forever, Leoni Torres, Osmani García, Camila Cabello...

Por la tarde, empiezan a circular imágenes de un saqueo en una tienda en MLC de Güines. Algo similar parece haber sucedido en Cárdenas.

En Camagüey, la policía golpeó con saña a varias personas que trataron de impedir arrestos. También en Ciego de Ávila.

En La Habana, el fotógrafo español Ramón Espinosa, de la agencia The Associated Press, fue agredido violentamente por la policía mientras tomaba fotos de la protesta cerca del Capitolio. Policías (en uniforme y vestidos de civil) usaron tonfas y palos.

También en La Habana, cientos de jóvenes cubanos intentaron llegar a la Plaza de la Revolución al grito de "¡Díaz-Canel suelta el poder!"

La Iglesia no fue un mero espectador de las protestas. En Bejucal, un cura sacó una imagen de la Virgen de la Caridad a la calle. En Alquízar, las campanas de la iglesia local tocaron a rebato. En Camagüey, el sacerdote católico Castor José Álvarez, fuedetenido y golpeado por defender a un joven de 14 años durante las protestas. 

Después de que las fuerzas represivas "limpian" la calle, se producen varias deslucidas y poco concurridas manifestaciones de apoyo a la Revolución en las calles. Algunas fueron contestadas por los manifestantes. En una de ellas, se destrozó una imagen de Fidel Castro. En Cienfuegos se encontraron frente a frente manifestantes y defensores del gobierno.

La prensa internacional empieza a cubrir de manera masiva las protestas y la represión de las autoridades. Se multiplican los videos en redes sociales, pero esta vez son sobre todo de la represión.

Domingo 11 de julio, entre las 20 y las 23 hrs

Con una estrategia represiva que se dedicó a esperar que bajara la marea de manifestantes, aislarlos y cazarlos en operativos combinados, las fuerzas represivas consiguen imponerse en muchos de los escenarios de protestas. Se suceden las golpizas y arrestos. Muchas de las personas que protestaban regresan a sus casas.  

En La Habana, una razzia nocturna de policías y fuerzas especiales con perros recorre las calles de Centro Habana. En otros sitios de la isla, agentes de la policía irrumpen en viviendas y se llevan detenidos a muchos de los manifestantes.

Hay numerosas imágenes del despliegue policial tomadas por Reuters, AFP y AP. En ellas se ve a las fuerzas represivas cubanas estrenar el equipamiento antimotines comprado a Rusia y China, y también a paramilitares armados con palos y cabillas para reprimir en las calles.

En su segunda aparición en menos de 24 horas, Díaz-Canel anuncia que hablará en cadena nacional el lunes a las 9 de la mañana.

Lunes 12 de julio, entre las 9 y las 13 hrs

En su intervención televisiva, Díaz-Canel habla de una supuesta campaña de desestabilización generada Washington para acabar con el régimen castrista y aprovecha para instar a que se levanten las restricciones que impiden al gobierno acceder al mercado internacional. Será el núcleo de la tesis que seguirá repitiendo machaconamente el gobierno durante días.

Aunque el corte de internet no permitió seguir documentando las protestas en tiempo real a traves de "directas" de Facebook y otras redes sociales, hay reportes confiables (e incluso, información gubernamental) que prueba que también el lunes hubo protestas en varios sitios de la isla. Todas fueron duramente reprimidas. El gobierno tenía ya el control de la situación y armó a numerosos reclutas y civiles con palos y manoplas para controlar los sitios más complicados.

Lunes 12 de julio, entre las 13 y las 23 hrs

La "vieja guardia" verdeolivo se moviliza. Raúl Castro reaparece en la reunión del Buró Político. Machado Ventura viaja a Villa Clara, donde llamó "a fortalecer la vigilancia revolucionaria en los centros de trabajo y demostrar la firmeza de la Revolución". Ramiro Valdés se va a Palma Soriano, uno de los epicentros de las protestas, donde alguien le grita "¡Asesino!" y la gente, indignada, se le quejan de que "Dieron golpes". El reporte oficial de Cubadebate, sin embargo, dice textualmente: "Como por arte de magia -testimonió el coordinador de programas del gobierno en la provincia Gilberto Romero Sauder-, aquello pasó de las groserías del grupito de cabecillas a la ovación de la inmensa mayoría de personas (sin dudas muchos confundidos) que espontáneamente dieron vivas a Fidel, a Raúl, a Díaz-Canel, y desde luego al Comandante Ramiro Valdés".

Se suceden las reacciones internacionales: el Parlamento Europeo condena la represión, y EE.UU. llama al gobierno cubano a abstenerse de emplear la violencia. Por su parte, Rusia, con innegable experiencia en el asunto de las protestas antigubernamentales, aconseja tomar las "medidas necesarias" para restablecer el orden. Mientras tanto, madres cubanas reclaman por sus hijos detenidos en una Unidad de Policía en La Habana.

Por las calles de La Habana comienzan a pasar carros con altavoces exhortando a los "revolucionarios" a que salgan a las calles, porque "las calles son de los revolucionarios".

En los barrios de La Güinera y Párraga siguen los disturbios. La policía mata a un manifestante (Diubis Laurencio Tejeda, 36 años), cuando una multitud trataba de tomar una estación de la PNR. La información oficial habla de cócteles molotov. Hay imágenes del despliegue militar frente a la estación.

También hayun video que parece recoger el disparo en la espalda que mató a la víctima:

¿Qué está pasando en Cuba? Guía para entender las protestas (primera parte)

 

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Ernesto Hernández Busto

Periodista y ensayista cubano. Fundador del sitio Penúltimos Días.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba