Detienen al escritor cubano Javier L. Mora luego que renunciara a instituciones oficiales

Un oficial del Ministerio del Interior fue a buscar al escritor a su casa en Holguín y se lo llevó esposado, denuncia su esposa.

Javier L.Mora Foto © Rialta

El escritor cubano Javier L. Mora (Bayamo, 1983) fue detenido este viernes por un oficial del Ministerio del Interior que se presentó en su casa para arrestarlo y se lo llevó esposado, denunció su esposa Zulema Rodríguez.

Actualmente se desconoce su paradero.

En un archivo de audio enviado a varios medios cubanos, Zulema afirma con la voz entrecortada por el llanto, que "se acaban de llevar a Javier, un oficial del MININT... No sé qué puedo hacer, pero se lo estoy diciendo a todo el mundo".

Mora es uno de los más sobresalientes escritores cubanos de la última generación. Tras cursar el Servicio Militar, comenzó a estudiar teología en la Ciudad de la Habana. Luego abandonó esos estudios y regresó a Santiago de Cuba. Matriculó entonces la Carrera de Filología y en el año 2012, tras graduarse, ganó el concurso de Poesía David con el libro Examen de los institutos civiles.

Además de poeta, Mora es traductor (de poesía italiana), ensayista e investigador. Obtuvo la beca de creación Dador de Ensayo (2014) y en 2019 ganó el premio de poesía Hypermedia por Ablandar una lengua.

Ediciones Matanzas tiene en proceso de edición su nueva versión del libro Wirrwarr del poeta italiano Edoardo Sanguineti. Textos suyos han aparecido en diversas publicaciones de Cuba y el extranjero, y han sido traducidos a varias lenguas.

Mora había publicado en Facebook dos posts en los que declaraba su renuncia a la UNEAC y otras instituciones oficiales. En ellos aparecían las siguientes declaraciones:

He estado esperando, desde hace tiempo (y reconozco que ingenuamente), algún tipo de reunión de la Asociación de Escritores de Holguín, o del Comité en pleno al que pertenecía hasta hoy, para decir varias cosas que, por problemas de espacio y actualidad, ya no caben aquí: cosas que habrían significado mi expulsión automática de la organización. He estado esperando esa reunión, y la esperé, otra vez, en estos días, en los que supuse se reunirían para repetir e inculcar, en la membresía, la postura oficial del gobierno cubano ante las legítimas protestas y manifestaciones que se sucedieron en todo el país.

Pero ya no hay tiempo: si esa reunión se hace, no estaré allí.

Es incomprensible, desde cualquier postura ideológica, que los artistas cubanos (salvo honrosas y contadas excepciones) hayan seguido impávidos las imágenes del atropello policial, de los arrestos domiciliarios, de las golpizas en plena calle de agentes del gobierno que, con o sin uniforme, aplastaron a palos, tiros y crueles palizas no solo las marchas y manifestaciones del 11, 12 y 13 de julio: también pisotearon, en sus narices, a la propia Constitución.

¿Cómo es posible que sigan en su impío mutismo ante la violencia desatada por el Estado cubano para reprimir a su propio pueblo? ¿Cómo es posible que sigan en silencio frente a la incitación al odio entre cubanos que provocara el llamado de Díaz-Canel con aquello de tomar las calles y "la orden de combate está dada"? ¿Cómo es posible que vean mentir al canciller sin rastro alguno de pudor en la televisión, ante incómodas preguntas sobre la supresión del internet y el atropello policial? ¿Cómo es posible que siga en su lugar el ominoso presidente de la República luego de que una ingente masa de pueblo saliera a gritarle que no lo quiere ahí?

(...)

"Ya no valen las retractaciones, no valen las resoluciones a la carrera, no valen los gestos (falsos) de concordia. Si ayer, entre otros, se burlaron de los artículos 54 (libertad de expresión) y 56 (libertad de manifestación) de la tan cacareada Constitución, hoy se siguen burlando del 49 (domicilio inviolable), al salir a buscar, como a liebres en cotos de caza, a los manifestantes", escribió también en su muro.

Las primeras reacciones al arresto son de varios colegas. Los escritores Legna Rodríguez Iglesias y Michael H. Miranda han denunciado el secuestro en redes sociales y reclamado su liberación.

Cientos de jóvenes que participaron en las masivas protestas del pasado domingo en toda la isla están siendo arrestados desde el lunes en distintas provincias. Algunos han huído de sus casas, donde los espera la policía o agentes de la Seguridad del Estado.

Los familiares reportan las detenciones o desapariciones en el grupo de Facebook Desaparecidos #SOSCuba. Hay varias listas provisionales que rozan los 300 nombres, pero se calcula que la cifra total de arrestados en las protestas podría superar las 5 mil personas en toda la isla.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba