Albertico Pujol: "Vamos a devolverle a Cuba la alegría de la libertad"

"No permitamos más que se aprovechen de nosotros, porque nos están utilizando y en muchas ocasiones hasta por nosotros mismos. Vamos a devolverle a Cuba la alegría de la libertad que para algo hemos podido llegar a esta tierra" dijo en una extensa publicación compartida en Facebook.

Actor cubano Alberto Pujol Foto © Facebook / Alberto Pujol

El reconocido y querido actor cubano Albertico Pujols se refirió en una extensa publicación compartida en sus redes sociales a la deplorable actitud de las fuerzas militares cubanas, que en lugar de proteger al pueblo en las recientes manifestaciones y respetar su legítimo derecho a expresarse, se pusieron del lado del poder.

En su post, donde califica de cobardía la actitud de los oficiales y militares, aludió además a una galería de personajes que por miedo, oportunismo, indiferencia o servilismo han sido cómplices de la crítica situación que vive el país y los crímenes que en él se han cometido.

"La mentira interminable del gobierno de Cuba, la indolencia de los militares, el silencio de tantos, el terror de otros tantos, la apatía y el cinismo de los funcionarios lamebotas y recolectores de migajas, quedará en la historia de la juventud que hoy lucha, como los traidores que se burlaron de un país, instigando el abuso y el dolor, la sangre y el desamparo, manchando la cubanía de trampas y miseria, cometiendo crímenes que serán juzgados sin lugar a dudas" dijo.

De igual manera reprochó que desde el oficialismo se haya instigado a la confrontación entre cubanos, en la propia figura del gobernante Miguel Díaz-Canel quien llamó a los "revolucionarios" a tomar las calles y responder a las manifestantes con "decisión, firmeza y valentía”, algo que el propio Pujol criticó prontamente al decir que la calle era de los cubanos todos.

Con un llamado a la conciliación, la unidad y la suma de esfuerzos en pro de lograr la libertad de Cuba y el bienestar de sus ciudadanos concluye Albertico su post, que a continuación reproducimos íntegramente.

Qué cobardía tan bochornosa la de los oficiales y militares cubanos, es deplorable la actitud y la posición en contra del pueblo que tenían y que era su deber defender.

La mentira interminable del gobierno de Cuba, la indolencia de los militares, el silencio de tantos, el terror de otros tantos, la apatía y el cinismo de los funcionarios lamebotas y recolectores de migajas, quedará en la historia de la juventud que hoy lucha, como los traidores que se burlaron de un país, instigando el abuso y el dolor, la sangre y el desamparo, manchando la cubanía de trampas y miseria, cometiendo crímenes que serán juzgados sin lugar a dudas.

Crímenes muy duros, porque convocar a una confrontación entre los cubanos es ignominioso.

No apoyar al pueblo de Cuba en sus reclamos y dialogar con los verdugos para que torturen un poco menos, es la certeza de que los intereses están en una gaveta escondidos.

Todo el que calla hoy por la razón que fuere respecto a lo que es obvio, es cómplice de la dictadura, y estará soportando con su silencio la triste realidad de esa consigna pobre y desteñida de Patria o Muerte, que en realidad nunca la entendimos bien pero quiere decir hoy, Plata o Muerte, como el cetro de la mentira y el egoísmo.

Este grupo de traidores han expuesto a Cuba ante el mundo como símbolo de dolor y sangre, han expuesto a nuestro pueblo a entregar su corazón y su hambre por un cambio para los que llegarán después.

Es muy valiente estar del lado del que tiene el poder y replicar como marionetas, a favor de los que tienen los medios para aplastar a los ciudadanos. (Véase Ciberclarias)

Jamás reconoceré a ese señor como presidente de nada y no reconozco a ese grupo de poder como representante de un país, ante ningún evento de nada en el mundo, así lo hago saber. No puedo respetar un gobierno que no elegí y que actúa en contra de su pueblo.

Quiero que quede bien clara mi posición, porque no voy a continuar con protocolos de ética y diplomacia, ante la hipocresía y la triple moral.

Y aprovecho para aclarar de una vez respecto a mi persona, yo no he cambiado, ni rectificado, ni nada por el estilo, mi posición y la de mi familia fue una sola siempre, si alguien la interpretó, la utilizó, o la quiso o quiere ver de otra manera es su problema, pero no me den más clases de patriotismo. Que mi abuela se llamó Cuba Ana Victoria y todos vivimos en la isla y también le conocemos las entrañas.

La mentira que es el gobierno de Cuba hoy, es la mentira que fue el gobierno de Cuba en el 59 y en el 69 y el 79 y así hasta el día de hoy. Si nos creímos el cuento, si no lo creímos, cada quien sabrá por qué y hasta dónde y quién se salvó antes y quién después o quien está por salvarse todavía. Basta de divisiones entre cubanos y no nos pasemos más las cuentas por oportunismos y miserias que están sacándole la sangre a la gente, en lo que nos ponemos de acuerdo.

Los cubanos llevamos una palma en el corazón para sembrarla donde hemos podido y cuando hemos podido y somos una semilla que crece en cualquier parte y se impregna como la hiedra.

No permitamos más que se aprovechen de nosotros, porque nos están utilizando y en muchas ocasiones hasta por nosotros mismos. Vamos a devolverle a Cuba la alegría de la libertad que para algo hemos podido llegar a esta tierra.

Admirémonos un poco más en lugar de criticarnos, cuidémonos más los unos a los otros y será entonces muy difícil que cuatro pelagatos puedan hacer con un país lo que quieran.

Nos tocaron a nuestro pueblo y salimos todos juntos en todas partes del mundo a protestar indignados, porque cada uno de nosotros, somos todos a la vez, nos pertenecemos todos y les aseguro que ellos tiemblan de miedo, por eso agredieron, por miedo y porque no tienen razón. Patria y Vida, una y mil veces.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba