Comisión Interamericana de Derechos Humanos preocupada por la represión en Cuba

De igual forma, instó “a la pronta y urgente reflexión de la comunidad internacional para que los instrumentos y mecanismos multilaterales de derechos humanos contribuyan a facilitar plenas garantías a los derechos de reunión, asociación y libre expresión" en la isla.

Represión policial durante las manifestaciones del 11J Foto © Marcos Évora

La Relatoría Especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos humanos (CIDH) manifestó su preocupación por la represión desatada tras las protestas que iniciaron el 11J y llamó a la comunidad internacional a buscar fórmulas de cooperación que promuevan derechos y libertades en Cuba en el marco de los instrumentos jurídicos vigentes.

Además de reiterar su condena a las acciones de represión denunciadas durante las manifestaciones, la Relatoría advirtió de la gravedad de los “reportes recibidos desde sociedad civil” que informan de las acciones represivas posteriores a las manifestaciones pacíficas, llevadas a cabo mediante un despliegue policial sin precedentes.

“Los hechos denunciados incluyen detenciones de cientos de manifestantes, incomunicación de las personas detenidas y la incertidumbre de familiares sobre su paradero. Además, se reportan acciones de vigilancia y monitoreo a residencias y apertura de procesos judiciales sumarios sin que se garantice adecuadamente el derecho de defensa de las personas bajo custodia estatal”, denunció este viernes en un comunicado la Relatoría Especial.

El alto número de jóvenes detenidos -entre los que se incluyen artistas, activistas, periodistas, sacerdotes, personal médico y docente, estudiantes universitarios y otros actores de la sociedad civil independiente- resulta alarmante para el organismo que vela por la libertad de expresión dentro de la CIDH, y que la promueve como una libertad fundamental en la consolidación y el desarrollo del sistema democrático.

Informada de las primeras sentencias de prisión adoptadas en juicios sumarios y colectivos, la Relatoría Especial denunció que la mayoría de los acusados no contó con defensa legal y recibieron sentencias de 10 meses a 1 año de cárcel. Asimismo, criticó la “escasa información oficial” sobre la situación de las personas detenidas o reportadas como ‘desaparecidas’, indicando que no se precisan el número de ellas que se encuentran a la espera de juicio, o han sido multadas o liberadas.

“La aproximación estatal a la crisis de Cuba desconoce estándares internacionales sobre el derecho a la protesta. La CIDH pide a todos los Estados de las Américas que cumplan con su deber internacional de actuar sobre la base de la licitud de las protestas y bajo el supuesto de que no constituyen una amenaza al orden público”, indicó la Relatoría Especial.

La Relatoría de la CIDH abogó por el pleno ejercicio del derecho de reunión y asociación para los cubanos. “En el caso particular de Cuba, la Relatoría ha podido constatar que los distintos llamados de la ciudadanía a manifestarse públicamente han sido enfáticos en su carácter pacífico”, afirmó.

“Sin embargo, desde el inicio de las protestas, las autoridades han elegido calificar las manifestaciones como actos de desorden, vandalismo, disturbio y provocación, y a los manifestantes como ‘instigadores’, ‘enemigos’, ‘gusanos’ y ‘contrarrevolucionarios’”señaló.

Al ser estigmatizados de esta forma los manifestantes pacíficos, la Relatoría Especial considera que ello puede “alentar a un enfrentamiento entre ciudadanos” y generar un clima de violencia que propicia el abuso de autoridad e inhibe expresiones legítimas, desincentivando el ejercicio de derechos fundamentales sobre asuntos de interés público.

“La sociedad civil cubana ha denunciado un ambiente generalizado de miedo y autocensura. Esta Oficina recibió reportes que indican que familiares de personas detenidas o desaparecidas han optado por no preguntar a las autoridades, denunciar o exponer públicamente los casos por temor a que eso pueda poner en riesgo su vida o integridad, empeorar las condiciones de detención o agravar las consecuencias judiciales”, aseguró el organismo de la CIDH.

Además de la represión, criminalización y estigmatización de la protesta, a la CIDH le preocupan las “alegaciones de militarización de ciudades, vigilancia policial y alteraciones de acceso a internet”.

“Estas acciones configuran un cerco a la deliberación pública, comprometen seriamente las garantías a la libertad de expresión presente y futura de la sociedad cubana en su conjunto, y dificultan que fluya información para la observación internacional de lo que está pasando en la isla”, subrayó.

Por último, el organismo que dirige el colombiano Pedro Vaca Villarreal (Relator Especial) denunció las agresiones sufridas por la prensa durante la cobertura de estos acontecimientos, entre las que se han documentado “agresiones físicas, intimidaciones, detenciones y ataques virtuales a sus portales informativos”.

“En un escenario caracterizado por falta de información oficial pertinente sobre las violaciones a derechos humanos denunciadas, el periodismo independiente de calidad y profesional se vuelve más necesario e importante que nunca”, concluyó.

De igual forma, instó “a la pronta y urgente reflexión de la comunidad internacional para que los instrumentos y mecanismos multilaterales de derechos humanos contribuyan a facilitar plenas garantías a los derechos de reunión, asociación y libre expresión…[e insistió] en su llamado al Estado a entablar un diálogo y a cesar su distanciamiento de los sistemas internacionales de derechos humanos”.

"Estados Unidos acoge con satisfacción la denuncia del Relator Especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos acerca de la violación de los derechos humanos por parte del gobierno cubano contra el pueblo de #Cuba", expresó Bradley Freden, Embajador de Estados Unidos ante la OEA.

A mediados de mayo, la CIDH condenó la represión en Cuba contra artistas, periodistas independientes y activistas por los derechos humanos. En un comunicado de prensa la organización hizo un llamado al Estado cubano a detener de inmediato la persecución contra quienes ejercen el derecho a la libertad de expresión, un mensaje sobre el que ha insistido en varias ocasiones, ya sea en relación al Movimiento San Isidro (MSI), el 27N y activistas cubanos en general.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Ivan Leon

Licenciado en periodismo. Máster en Diplomacia y Relaciones Internacionales por la Escuela Diplomática de Madrid. Máster en Relaciones Internacionales E Integración Europea por la UAB.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba


Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.