Condenada a un año de prisión a joven que salió a comprar pan durante protestas en Cuba

Yeneisy Hernández fue detenida arbitrariamente por la policía el 11 de julio, después de haber salido de su casa a comprar pan en el municipio San Miguel del Padrón.

Captura Pantalla/Cubanet
Yeneisy Hernández/manifestantes San Miguel del Padrón Foto © Captura Pantalla/Cubanet

Una joven cubana fue condenada a un año de prisión por el delito de desorden público, tras haber sido enjuiciada en un proceso sumario por su presunta participación en las protestas del 11J en el municipio San Miguel del Padrón, en La Habana.

Yeneisy Hernández el 11 de julio fue detenida arbitrariamente por la policía en horas de la tarde, después de haber salido de su casa a comprar pan en el municipio San Miguel del Padrón, y once días después fue condenada a un año de privación de libertad por desorden público, según refiere este miércoles el portal Cubanet.

Incluso, ese día salió a comprar pan con restos de cemento encima de su ropa y parte del cuerpo y, aunque supuso que volvería rápido, nadie supo más de ella.

“Al rato, unos conocidos me avisaron que la habían detenido en el parque Indio Naborí, y salí a buscarla a la delegación del municipio”, declaró su hermana Dailín Hernández en el referido medio.  

Dailín recordó que, en la mañana del 12 de julio, su hermana Yeneisy fue trasladada a 100 y Aldabó, donde solo le permitieron llevarle aseo personal. No pudo comunicarse personalmente con ella.

Lo más difícil en esa semana, dijo, era la incertidumbre por no saber cómo estaba y por qué había sido detenida, si ni tan siquiera había salido a la manifestación.

Sin embargo, el 22 de julio Yeneisy, de 33 años y sin antecedentes penales, fue condenada a un año de privación de libertad en un proceso sumario, junto a otras 11 mujeres, que habían sido detenidas en distintas zonas de La Habana, pero sin relación alguna entre sí.

La abogada Laritza Diversent, directora de Cubalex, aseguró a Cubanet que ha tenido conocimiento de que han procesado a grupos de ciudadanos en contextos similares, tras las protestas del 11 de julio.

En esas audiencias no se ha contemplado, dijo, “la falta de identidad entre los casos y que la responsabilidad penal es individual. Lo cual constituye una violación del debido proceso”.

Dailín también aseguró que solo fue informada del juicio de su hermana un día antes, sin tiempo apenas para conseguir un abogado. La pudo ver en el Tribunal, después de once días de su arresto y sin tener contacto personal con ella.

“Aún tenía hematomas en los brazos de la llave de inmovilización que le aplicaron y me repetía una y otra vez que era una injusticia, que los policías la metieron a la fuerza en la patrulla cuando iba por la calle”, detalló además.

“Al parecer ellos imaginaron que se dirigía a las protestas de la Virgen del Camino. Ella intentó explicar que solo buscaba pan, pero no la escucharon”, relató.

Dailín también refirió que en el juicio declararon dos oficiales y una instructora penal. Ninguno pudo asegurar que Yeneisy era parte de la manifestación. Solo argumentaron que eran cientos de personas y no podían recordar todos los rostros.

“Allí no se dijo nada que probara que mi hermana era culpable, ni siquiera fue detenida en la manifestación. Ella tampoco tiene antecedentes, y aun así va a perder un año de su vida”, concluyó sobre el juicio de su hermana Yeneisy.

Sin embargo, el gobierno cubano aseguró este sábado que no hay injusticias en los procedimientos del sistema judicial contra los detenidos, negando además que fuesen condenados en procedimientos sumarísimos sin defensa.

Tras un encuentro este sábado de representantes del sistema judicial cubano con la prensa extranjera en la Isla, las autoridades cubanas declararon además que trabajan “de manera objetiva y transparente”.  

En ese encuentro comparecieron el presidente del Tribunal Supremo Popular, Rubén Remigio Ferro; la fiscal general Yamila Peña Ojeda; y la presidenta de la Organización Nacional de Bufetes Colectivos, Lilian María Hernández Doejo.

“Un número de los acusados de estos presuntos delitos ha decidido nombrar abogados y lo ha tenido, otros no lo han decidido. Se les ha dado todas las oportunidades”, aseguró Remigio Ferro.

No obstante, el presidente del Tribunal Supremo Popular de Cuba en una reciente conferencia de prensa, afirmó que ese organismo prevé enmendar "posibles errores", luego de numerosas críticas a los juicios.

Tras esas declaraciones fueron liberados los casos que tuvieron mayor visibilidad, como el del fotógrafo Ányelo Troya, aunque lamentablemente otros procesados como Yeneisy, quien antes de la pandemia solo era una custodio desempleada, aún siguen en la cárcel. Su caso: por el hecho de solo haber estado “en el momento y en lugar equivocado”.  

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba