Ajedrecista detenido el 11J al pueblo de Cuba: “Hay que quitarse el ropaje del silencio”

"No esperen que les llegue la libertad del cielo, ni de un personaje por famoso que sea, porque no va a venir. La libertad solo depende de nosotros", dijo.

Arián González Pérez y sus dos facetas principales: el ajedrez y el derecho Foto © Faro De Vigo / Iñaki Osorio

Arián González Pérez, abogado y ajedrecista cubano-español, fue detenido en su natal Camajuaní, en la provincia de Villa Clara, durante las protestas que estremecieron Cuba el 11 y 12 de julio.

En conversación con CiberCuba el Gran Maestro de ajedrez, ya de regreso en España, donde reside desde hace una década, cuenta su experiencia tras las rejas en centros de detención de la isla y envía un mensaje al pueblo de Cuba.  

Vives en España, pero en el momento del estallido social te encontrabas en Cuba. ¿Qué te llevó a la isla por esos días?

Todo el mundo sabe que Cuba actualmente padece una crisis humanitaria muy grande y faltan medicamentos, falta comida, falta de todo en Cuba. Yo fui a ver a mi madre, a llevarle medicamentos, también a mi abuela, a mis tías, y me encontré, bueno, por sorpresa, esta situación de estallido social el 11 de julio.

Luego, obviamente yo, mi conciencia, me decía que tenía que apoyar a los manifestantes y me lancé a la calle al día siguiente en mi pueblo, sin mucho pensarlo, sin mucho meditarlo, para levantar la voz del pueblo entero que lleva 62 años metido en el silencio.

En uno de los reportajes que seguí en diferentes medios de prensa, donde se ve una señora mayor gritando en estas manifestaciones, una de sus frases fue: “Nos hemos quitado el ropaje del silencio”. Y eso fue lo que hice yo: quitarme el ropaje del silencio e invitar a los vecinos del pueblo a quitárselo también, a denunciar lo que está mal hecho…

Creo que mi testimonio, los hechos allí ocurridos en contra de mi persona de una manera muy violenta y agresiva que fue mi arresto, demostraron y le quitaron la máscara al régimen de cara a Europa, por si alguien tenía dudas de que Cuba es una brutal dictadura que reprime continuamente a su pueblo.

Cuéntame sobre las condiciones de la celda donde te recluyeron tras ser detenido

Me llevaron para la unidad de policía. La celda era muy pequeña, no sé si de dos 2 por 3 metros, algo así… Me pasé cinco días durmiendo en el suelo con colchones en malas condiciones, no teníamos agua, con mosquitos, por la noche eran terribles.

Llegué a España con dengue. Hay una ola de dengue también en ese pueblo, no solo de COVID-19. También el hacinamiento, el calor, la mala alimentación, falta de agua, falta de todo.

Una de las quejas que yo le hago a la Fiscalía fue: "¿Qué hago yo aquí detenido más de 72 horas durmiendo en el suelo con presos que están condenados ya, con presos comunes?". La Fiscalía no responde a los intereses del pueblo, responde a los intereses de la dictadura.

Una de las abogadas que me pusieron allí -porque en un momento me negué a declarar después de largos interrogatorios- en vez de defenderme lo que hacía era atacarme.

¿Qué te decía tu abogada?

Yo decía: "Bueno, yo actúe de acuerdo a mi libertad de expresión, la libertad de manifestación que incluso está reflejada en la Constitución actual cubana", y la abogada en un momento me responde: "Sí, tú puedes expresarte libremente, siempre y cuando no atentes contra los principios de la revolución". Y le digo: "Yo pensé que tú eras mi abogada, no mi fiscal".

Le pedí a la Fiscalía que archivara el procedimiento "porque no hay delito aquí", y la propia abogada me dice: "No podemos archivar el caso porque esto es un proceso sumario"… No sé qué tipo de abogada es esta que cuelga la toga, porque lo primero que tiene que hacer un abogado es tener lealtad con sus clientes, ser un amante de la justicia.

Tuve otras visitas, de otra fiscal provincial, y le dije: "Mira, cuando el gobierno de una nación golpea y encarcela a jóvenes por pensar diferente, usted me disculpa, pero esto no es un gobierno, esto es una dictadura, y quiero que lo refleje así en las actas... y así se reflejó.

¿Cuántos días estuviste detenido?

Llevaba 10 días preso [cuando] se retiró la acusación, aunque sí me multaron. Al principio pedían un procedimiento sumario por un delito que se llama instigación a delinquir por alteración del orden público e instigación a delinquir que tiene unos meses de privación de libertad de tres meses a un año.

Luego se cambió la visión de pena. Se me acusó por un delito de desacato agravado, con una pena de uno a tres años. No se le dijo esto a mi familia. Para responder tu pregunta, 10 días preso: 8 días en la unidad de policía y dos días en la prisión de La Pendiente, en Santa Clara; y también en este intervalo de meditación, más o menos al sexto o séptimo día, estuve en una huelga de hambre.

¿Por qué inicias la huelga de hambre?

Ellos querían que me fuera del país lo antes posible y desterrarme, y por eso inicio una huelga de hambrePrefiero cumplir años de cárcel aquí antes que verme desterrado. Intenté hacer el caso más mediático para evitar este tipo de crímenes porque, al final, esto es una violación muy grande a los derechos humanos que no te dejen regresar a tu país.

¿Crees que el ajedrez tuvo que ver en tu liberación?

Sí, fue decisivo, más de lo que pudiéramos imaginar. Cuando Garry Kasparov pone un tuit en Twitter que lo ven 15 millones de personas y, aparte de que es una leyenda del ajedrez, Kasparov estuvo vinculado con la política en Rusia, es decir, que hizo política en Rusia y los rusos en Cuba tienen mucha influencia. Lo que él diga no solamente se queda en el ámbito del ajedrez, sino que también trasciende al ámbito político.

También la Federación Internacional de Ajedrez hizo un escrito, un comunicado, aparte de todo el apoyo internacional. No dejo de agradecer a los periodistas, no dejo de agradecer a la embajada española y a mi Colegio de Abogados que hizo mucha fuerza; pero el ajedrez fue decisivo, fue el puntillazo final para que ese día dijeran "vamos a cambiar la medida de este hombre porque ya la está liando demasiado".

Quiero resaltar también el papel del Gran Maestro Leinier Domínguez, que no se mete en temas de política. Hizo un escrito muy bonito, muy elocuente, cargado de argumentos. Lázaro Bruzón, uno de los más grandes jugadores de Cuba, también estuvo muy al tanto. Sus críticas fueron aún más contundentes, incluso estaba dispuesto a cumplir prisión en mi celda con un tablero de ajedrez. Algo así dijo…

Un mensaje para el pueblo de Cuba

Que sigan luchando, no hay otra opción… No esperen que les llegue la libertad del cielo, ni de un personaje por famoso que sea, porque no va a venir. La libertad solo depende de nosotros. La libertad depende de la unidad de todos los cubanos y que salgamos como un río crecido y unidos a las calles a defender esa libertad que nos ha sido negada, que nos ha sido robada.

Y que esa falta de libertades ha traído consigo que tengamos hoy en día un país destrozado, un país roto en todos los sentidos. O defendemos a nuestro país o nos esperan 62 años más de dictadura porque esa es la intención de quienes están en el poder. El poder es lo que le da a ellos la impunidad total para hacer y deshacer, para cometer crímenes de lesa humanidad, para cometer cualquier tipo de delitos, para fabricar pruebas en contra de los manifestantes pacíficos.

Hay que seguir cueste lo que cueste. Estamos en un momento histórico. Ya sé que hay mucho miedo, pero hay que quitarse definitivamente el ropaje del silencio, hay que luchar en las calles del mundo pacíficamente porque no tenemos otro camino.

Estamos solos en esta lucha y es de todos; es responsabilidad de todos los cubanos lograr la libertad definitiva.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Annarella Grimal

Annarella O'Mahony (o Grimal). Aprendiz de ciudadana, con un título de Máster otorgado por la Universidad de Limerick (Irlanda). Ya tuvo hijos, adoptó una mascota, plantó un árbol, y publicó un libro.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba