Dos garajes con medicinas para Holguín: Bloqueo a la solidaridad de emigrantes cubanos en Canadá

“Por qué posponer esa gran ayuda como están muriendo personas aquí a diario. Nuestros hermanos canadienses muy motivados porque ya venían y hacerles esto a última hora. Eso no se hace", dijo una cubana.

Cajas con medicamentos e insumos para Holguín en un garaje en Canadá Foto © Cortesía

Más de 1,200 kilogramos de medicamentos recaudados por cubanos en Canadá se amontonan en garajes particulares desde finales de julio, ante la negativa de las autoridades cubanas -una más- de facilitar su envío a Holguín para aliviar la crisis sanitaria por el coronavirus.

CiberCuba conversó con varios de los involucrados en este intento de ayuda humanitaria radicados en Cuba y en Canadá, quienes, además del deseo de ayudar a los necesitados y salvar vidas, comparten el temor a represalias y prefirieron el anonimato.

Guantes, mascarillas, batas para médicos, espejuelos protectores o gafas de seguridad para disminuir el contagio y la propagación del COVID-19 son parte de la cuantiosa carga, que “puede estar entre los 1,000 y 1,200 kilos”, dijo uno de los participantes en la colecta, quien se atreve a asegurar que el peso real “pasa de ese número que te acabo de dar”.

Medicamentos e insumos para Holguín almacenados en un garaje en Canadá. Foto: Cortesía

Además de medios de protección para el personal sanitario, el garaje acopia cajas con bolsas para colostomía, almohadillas sanitarias de distintas tallas y usos, pañales desechables, antibióticos, antipiréticos, esparadrapos, entre otros insumos y medicamentos que en Cuba no se encuentran ni pagando altas sumas en el mercado negro.

Los que recaudan y hacen las gestiones de envío también habían gastado más de 2 mil dólares canadienses en hand sanitizer o gel antibacterial, sin embargo, fueron informados a última hora que no era posible mandarlo a Cuba y tuvieron que donarlo a hogares de ancianos y otros centros de asistencia en Canadá.

Medicamentos e insumos para Holguín almacenados en un garaje en Canadá. Foto: Cortesía

Cuba no autoriza la solidaridad voluntaria

“La entrega iba a ser a manos de los médicos directamente o a través de la iglesia”, dijo a CiberCuba uno de los donantes. Sin embargo, después de acordar fecha y despacho, “los dos últimos vuelos los canceló Cuba”, precisó en referencia a las autoridades cubanas.

El primero de esos vuelos saldría en agosto, pero una vez cancelada la posibilidad, las autoridades aseguraron que a inicios de septiembre saldría el siguiente vuelo con el cargamento humanitario destinado a Holguín, refiere la fuente.

El día 10 de agosto, la usuaria Dailin Durañones denunciaba en Facebook sentirse muy indignada porque las autoridades de Cuba decidieron posponer un vuelo que llegaría el 12 de agosto. Se trataba de “un avión chárter de Canadá a Holguín con muchísimo medicamento, alrededor de 15,000 lbs”.

Captura de pantalla. Facebook.

“Ahora más que nunca necesitamos esos medicamentos, y nuestro gobierno lo ha pospuesto para septiembre. Dios mío, yo pregunto ahora, ¿es que acaso se nos quiere dejar morir? ¿Es ese el propósito?”, lamentaba la usuaria.

“Por qué posponer esa gran ayuda como están muriendo personas aquí a diario. Nuestros hermanos canadienses muy motivados porque ya venían y hacerles esto a última hora. Eso no se hace. Fíjense bien lo que le están haciendo a nuestro pueblo, después hablan de que el pueblo es enemigo, y no, nuestro pueblo es un pueblo sufrido y cansado”, sentenció.

Un día después de su publicación, el parte del Ministerio de Salud Pública correspondiente al 10 de agosto anunciaba 8,605 nuevos casos positivos a la COVID-19, para un total de 45,383 activos con la enfermedad en toda Cuba y 76 pacientes fallecidos. La provincia de Holguín reportaba 947 positivos y 11 muertes.

A pesar de una letalidad “oficial” de 0.76% vs 2.11% en el mundo y 2.57% en las Américas, la situación real estaba a punto de ser expuesta por los propios profesionales de la salud de Holguín.

Médicos holguineros en las calles

Los días 15 y 18 de agosto cerca de medio centenar de médicos vinculados a la atención secundaria y en zona roja denunciaron el colapso sanitario en la provincia y demandaron recursos y respeto para la labor que realizan.

Unas semanas antes, y viendo el número de pacientes que llegaban en estados muy deteriorados a los hospitales, estos galenos habían decidido, en su tiempo libre, fuera del horario laboral, poner sus conocimientos a disposición de los más necesitados a través de visitas a domicilio en lo que denominaron Comisión de Apoyo Médicos en las Calles (CAMC).

Capturas de video de la CAMC. Facebook

La escasez de recursos, medios de protección, medicamentos, oxígeno, así como el aumento de casos positivos y de decesos por causa de la COVID-19, la falta de inversiones en el sistema de salud pública y las críticas inmerecidas por parte de altos dirigentes del país, llevaron a los médicos de la CAMC a pronunciarse públicamente en dos ocasiones.

Captura de video de la CAMC. Facebook.

Quince días después de los pronunciamientos, comenzaron a llover publicaciones en la prensa local y en las páginas oficiales de la dirección provincial de Salud Pública y la Universidad de Ciencias Médicas de Holguín sobre la creación de una brigada médica que haría la misma función que la CAMC. La llamaron “A Holguín, ponle corazón”.

Fuentes cercanas a la brigada confirmaron a CiberCuba que la iniciativa surgió de un llamado a los directivos de la Federación Estudiantil Universitaria (FEU) y concibe la liberación temporal de servicios, “incluyendo guardias médicas, teléfono corporativo, test rápidos a disposición”, y medios de transporte para moverlos.

De acuerdo con una publicación de Salud Pública provincial, en apenas dos semanas de creada, esta brigada ha hecho presencia en 4,961 hogares con 11,454 pacientes visitados. De ellos, 81 resultaron positivos y 324 sospechosos a la COVID 19. 

Visores, mascarillas, medicinas y oxímetros son apenas algunos de los recursos puestos en función de la brigada médica “oficial”. También se han beneficiado de encuentros con el ministro y salones de reuniones para reportar las estadísticas exigidas por sus jefes. Mientras tanto, los médicos de la CAMC dependen de las donaciones a título personal de los holguineros dentro y fuera de Cuba.

El colapso sanitario no entiende de favoritismos oficiales

La diferencia en la atención a ambos grupos por parte de las autoridades incluye las cámaras y micrófonos de los medios de difusión masiva para la brigada oficial y la indiferencia casi absoluta hacia la comisión médica independiente.

Lo anterior denota la intención desde el poder de dividir a los galenos holguineros en dos grupos: los dirigidos, publicitados y abastecidos por las autoridades del MINSAP y los que dependen de su propia gestión y de la voluntad de holguineros como los de Canadá -impedidos de enviar cargamentos de medicinas para brindar una atención médica que el Estado cubano no garantiza en la mayoría de los casos, como no sea con fines propagandísticos.  

La reticencia de la oficialidad contra toda iniciativa ajena al control del Estado entorpece la labor de ambos grupos imprescindibles en la Cuba de hoy, y formados por profesionales igualmente necesarios en el enfrentamiento de la pandemia.

Los dos equipos son bienvenidos por igual porque, en la práctica, el colapso sanitario es innegable y los holguineros dependen de toda la ayuda posible. Sin embargo, a la CAMC nunca se le ha dedicado una cuartilla en el discurso oficial. Para la dirigencia y la prensa oficial, ellos no existen.

"Ponle corazón", el lema devenido en etiqueta desde el Comité Central del Partido Comunista para impulsar el lavado de rostro de la alta dirigencia cubana tras las protestas del 11J, también pretende robar ideas y protagonismos a la iniciativa de un grupo de doctores holguineros agrupados en la CAMC que protestaron en agosto.

Apoyo a los médicos en las calles y otras iniciativas independientes con dificultad operacional

Tras las denuncias de agosto de los médicos de la CAMC, la solidaridad no se hizo esperar, y varios holguineros brindaron su ayuda: los de la isla, a través de modestas donaciones de medicamentos que tenían en sus casas y en labores de apoyo a los galenos.

Los residentes en el exterior enviaron a su tierra natal medicinas e insumos médicos. Todos han encontrado los mismos obstáculos que los de Canadá a falta de una vía expedita y de la voluntad del gobierno Cuba para que la emigración cubana, de manera totalmente voluntaria e independiente, pueda contribuir con sus paisanos de la isla en momentos de vida o muerte.

Pa' mi gente, otra iniciativa de ayuda humanitaria creada en agosto y con gestores en Estados Unidos y Ecuador, ha logrado recaudar más de 4 mil dólares que se emplean en enviar a Holguín medicamentos e insumos médicos, dijo a CiberCuba Antonio Marrero, uno de sus promotores.

Según Marrero, han podido donar oxímetros, termómetros, tenedores nasales y la tan buscada azitromicina. Pa' mi gente fue la resultante de una idea concebida inicialmente como un puente entre los holguineros emigrados y el hospital provincial de Holguín Vladimir Ilich Lenin.

Sin embargo, y a pesar de la disposición de directivos del centro hospitalario, trabas burocráticas hicieron de esta vía un imposible y, en estos momentos, los envíos se realizan a través de la compra de libras a los viajeros y se entregan en las manos de médicos en zona roja en la ciudad de los parques.

Garaje Blanco también recibe y distribuye donaciones en la misma ciudad de Holguín y ha recibido el apoyo de varios holguineros dentro y fuera de Cuba, incluido de Pa' mi gente. Al mismo tiempo, Garaje Blanco ha contribuido a la labor de los médicos de la CAMC y llevado medicinas e insumos médicos a los enfermos.

Holguín también ha recibido medicamentos y generosidad, gracias a la gestión inconmensurable del equipo de Masiel Rubio, en España, y de Mabel Cuesta en Estados Unidos, que aun insisten en que el gobierno cubano habilite vuelos humanitarios para hacer llegar a Cuba todo lo que los emigrados recaudan con sacrificio y deseos de ayudar.

En raras ocasiones, las iniciativas surgidas desde la comunidad han tenido el apoyo de las autoridades o el reconocimiento de los medios de difusión de la provincia, aunque el 31 de agosto, la página de la emisora provincial Radio Angulo publicó una nota sobre Garaje Blanco.

Excepciones aparte, la solidaridad en Cuba es administrada, controlada y bloqueada por un poder que prefiere prescindir de dos garajes llenos de medicinas en Canadá antes que facilitar su envío a quien realmente lo necesita.

Mientras tanto, los cubanos dentro y fuera de Cuba, continúan haciendo esfuerzos para que la población de la isla reciba los recursos y fármacos no disponibles en la red de farmacias y hospitales del sistema de salud pública, a pesar del bloqueo a la solidaridad que impone el gobierno cubano.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Annarella Grimal

Annarella O'Mahony (o Grimal). Aprendiz de ciudadana, con un título de Máster otorgado por la Universidad de Limerick (Irlanda). Ya tuvo hijos, adoptó una mascota, plantó un árbol, y publicó un libro.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba