Católico cubano golpeado y encarcelado el 11J celebra 20 años como sacerdote

Álvarez Devesa ha sido calificado como "alguien molesto para el régimen" por sus críticas al Gobierno y sus frecuentes llamados a realizar elecciones libres en el país.

Castor José Álvarez Devesa Foto © Facebook / Castor José Álvarez Devesa

Al párroco cubano Castor José Álvarez Devesa, arrestado en las protestas del 11 de julio en Camagüey por defender a un adolescente del abuso policial, celebra 20 años en el sacerdocio. 

Conocido como Padre Castor en esa provincia del centro de la isla, ha sido calificado como "alguien molesto para el régimen" por sus críticas al Gobierno y sus frecuentes llamados a realizar elecciones libres en el país.

Este domingo la Gaceta de la Iberosfera destacó la trayectoria del religioso, quien en la década de los 90 se graduó como matemático en la Universidad de Oriente, con sede en Santiago de Cuba. 

"Al joven camagüeyano, que aún desconocía su destino, le inspiraban los aires libertarios desatados por el «trío que cambió el mundo», como John O’Sullivan en su libro nombraría a la divina confluencia entre Karol Wojtyla (Juan Pablo II), Margaret Thatcher y Ronald Reagan, que facilitó el fin del rancio comunismo en la vieja Europa", señala la publicación. 

Subraya que la poderosa fe católica de Álvarez Devesa "no se inclinó jamás ante la doctrina atea que, durante más de 6 décadas, ha impuesto en varias generaciones la Revolución cubana para resquebrajar la familia, la libertad individual y la sociedad civil. Adoctrinamiento contra el que, desde entonces, se ha pronunciado abiertamente". 

Narra, además, que cuando era profesor universitario el matemático alzaba su voz, como pocos, en contra de los reglamentos totalitarios que cercan la llamada "educación" socialista.

"Defendía la "asistencia libre", criticaba las pésimas condiciones de los albergues y discutía sin pelos en la lengua sobre temas políticos «prohibidos», hasta llegar a convertirse en una piedra en la bota castrista", afirma la revista digital. 

El camagüeyano inició sus estudios eclesiásticos primero en el seminario de San Carlos y San Ambrosio, en La Habana, y luego en Roma, donde en 2001 se ordenó como sacerdote católico y decidió regresar a la isla.

"Dios es amor. Muchas gracias Jesucristo por llamarme para salvarnos. XX Aniversario de la Ordenación. Paz y esperanza. Dios nos bendiga", escribió en su página de Facebook con motivo de sus 20 años en el sacerdocio. 

Antonio Rodiles, líder de Estado de Sats y amigo del sacerdote ha dicho que el Padre Castor en estos años "ha acompañado a su pueblo, defendiendo, desde el amor y la verdad, la libertad de Cuba. Está convencido de que cerrar los ojos ante el sufrimiento del pueblo es contrario a lo que debe ser la misión de la Iglesia".

Asimismo, recordó que días después del 11 de julio dijo muy claramente que "los sacerdotes también han de consagrar al mundo en el terreno político".

El 11J el Padre Castor fue detenido y golpeado con un bate cuando intentaba defender a un joven manifestante de 14 años que estaba siendo golpeado por un policía del régimen. 

En marzo pasado, cuando estuvo hospitalizado a causa del coronavirus, miembros de la comunidad católica de Cuba se mostraron preocupados por su seguridad, y recordaron que "desde la Oficina de Asuntos Religiosos del Partido Comunista de Cuba se han dado órdenes de silenciar a sacerdotes como él". 

Cuando fue dado de alta el sacerdote envió un contundente mensaje al pueblo cubano donde los invitaba a "regresar al camino del amor y la solidaridad con sus hermanos" y "ponerle el cuerpo al problema".

"Lo más duro de aceptar es que nosotros dejamos de amar al que debíamos", explicó el cura mientras elabora una analogía entre los pasajes bíblicos y la realidad que vive la isla.

El pueblo cubano debe “volver al amor” y a la solidaridad, lo cual implica ser consecuentes ante las injusticias que se acometen a diario contra otros cubanos, subrayó entonces.

"Tú y yo estamos en esa lista", expresó refiriéndose a la indiferencia de los cubanos ante los actos de crueldad e injusticia contra otros compatriotas.

"Hemos de sacar enseñanza. Nos falta profundizar en el amor al prójimo", subrayó. Álvarez Devesa prosiguió diciendo que "Los cubanos queremos quitarle el cuerpo al problema. Dichosos los que cargan los problemas y cargan la cruz de Cristo, porque es verdad que sufrirán pero también resucitarán como Cristo al tercer día", dijo. 

Varios internautas reaccionaron al emotivo mensaje del sacerdote y agradecieron su valentía cuando condena las injusticias contra presos políticos y opositores durante sus intervenciones.

En 2018 el sacerdote camagüeyano visitó el Vaticano junto a José Conrado Rodríguez Alegre (párroco de San Francisco de Paula, Trinidad) y Roque Nelvis Morales Fonseca (párroco de Cueto, Holguín) para entregar una carta pública a favor de fomentar libertades democráticas en Cuba y, especialmente, elecciones libres. 

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba