Seguridad del Estado coacciona a preso por el 11J en Camagüey para que trabaje como informante

El reo se negó a espiar a su pastor y dijo que, "ni aunque le echaran 20 años traicionaría sus ideales”, precisó una fuente a CiberCuba.

Yosvani Ramos Milanés con sus hijos Foto © Facebook / Yosvani Ramos Milanés

Yosvani Ramos Milanés, camagüeyano de 40 años y padre de cuatro niños, fue detenido el 21 de julio durante las redadas policiales tras las protestas del 11J en Cuba, y está siendo coaccionado por oficiales y agentes de la Seguridad del Estado para que "colabore" como informante.

Diez días después de las multitudinarias manifestaciones antigubernamentales que sacudieron Cuba este verano, efectivos del Ministerio del Interior irrumpieron en la casa de Ramos Milanés y lo condujeron a la estación policial, supuestamente para una "entrevista". Desde entonces, se encuentra tras las rejas. 

En el momento del arresto, su sobrino menor de edad Jonathan Pérez Ramos se encontraba detenido por su presunta participación en la manifestación. El niño fue liberado bajo fianza el 2 de agosto; su tío continúa en prisión. Ambos están a la espera del juicio.

Ramos Milanés no ha recibido visitas “en casi dos meses”, aseguró a CiberCuba una fuente cercana a la familia quien dijo no tener noticias de la petición fiscal.

Yosvani Ramos Milanés con sus cuatro hijos. Facebook

Según la fuente, que prefiere proteger su identidad por temor a represalias, lo único que sabe de su proceso judicial es que, inicialmente, lo acusaban “por desorden público”; luego le agregaron “atentado, que la sanción puede ser de 4 a 8 años”.

Tras varios interrogatorios en la unidad de policía, a principios de agosto fue trasladado al centro penitenciario llamado Kilo 7, donde le fue denegada la fianza y todo tipo de visitas. Lo único que ha mejorado, desde el punto de vista de la comunicación con sus allegados, son las llamadas telefónicas que ahora son más frecuentes.  

Sin embargo, a Ramos Milanés se le pretende coartar su libertad de culto. Hace dos semanas “le hicieron una carta de advertencia y le dijeron que le harían una amonestación pública por predicar” el evangelio a los presos.

La persona que habló a CiberCuba bajo condición de anonimato aseguró que, al llegar a la prisión, Ramos Milanés declaró que era cristiano y se le permitió tener La Biblia. Pero “nunca le dijeron que no podía predicar o hablarle de Dios a la gente”.

CiberCuba conversó con Bernardo de Quesada, líder del Movimiento Apostólico Fuego y Dinámica, a cuya congregación pertenecía Ramos Milanés. El pastor describió al albañil como “un buen muchacho, trabajador” que “no es violento”.

“Yosvani Ramos sí ha estado por mucho tiempo en esta iglesia”, dijo De Quesada, aunque en el último año asistía de manera irregular.

Precisó que se había comunicado con Ramos Milanés, vía telefónica, hace como 10 días para atender “sus necesidades almáticas” y darle apoyo espiritual. En la conversación, aseguró el líder religioso, Ramos Milanés le dijo que “estaba hablando a otros presos del señor”.

A juzgar por la información que CiberCuba ha podido recabar, las autoridades aceptan que el reo crea en Dios, siempre que sea en silencio.

Además de dar un escarmiento a los manifestantes del 11J, la fuente anónima indicó que el interés de la contrainteligencia con Ramos Milanés también está motivado por su fe religiosa.

“Los de la contrainteligencia le propusieron que trabajara para ellos desde dentro de la iglesia", pero el reo se negó a espiar a su pastor, y dijo que "ni aunque le echaran 20 años traicionaría sus ideales”, precisó la fuente.

De Quesada fue acusado de disidente y apresado el 8 de enero de 2016 durante un fuerte operativo policial que dejó un saldo de 40 feligreses detenidos y el derribo del templo en Versalles, Camagüey.

“Rompieron la puerta y cuando vimos, era la policía. Venían boinas rojas, boinas negras, equipos sofisticados de destrucción. Mi esposa y yo fuimos montados en dos patrullas, con la ropa de dormir. A mi hijo de 19 años lo esposaron aquí en la casa”, contó el pastor por aquellos días a Radio Televisión Martí.

El 26 de febrero de 2018, el Observatorio Cubano de Derechos Humanos denunciaba hostigamiento en contra de este pastor y vigilancia a los cultos del templo por parte de la policía desde un patio vecino.

En estos momentos, Ramos Milanés permanece en prisión “en espera de juicio” compartiendo el destacamento con “presos que ya están sancionados, dijo la fuente anónima, quien consideró que las autoridades "están violando todos los derechos humanos de estas personas”.

Según el listado de Cubalex en coordinación con activistas que documentan las detenciones arbitrarias en Cuba, la cifra total de arrestados el 11J asciende a 1,120. De ellos, más de 500 permanecen en prisión.

Este martes se conoció que las autoridades cubanas anunciaron peticiones fiscales de entre seis y 15 años de prisión para siete activistas del Partido por la Democracia Pedro Luis Boitel, por su presunta participación en las protestas antigubernamentales de julio pasado. Similar suerte corrieron otros seis opositores de Placetas, en Villa Clara.

Tres días antes, la madre del joven de 27 años Ángel Jesús Véliz Marcano denunció que la fiscalía de Camagüey pedía la pena de ocho años de privación de libertad para su hijo, y a finales de septiembre, Taymara Brown Samón fue condenada a un año de cárcel y cinco de destierro de La Habana por participar en las protestas. La joven, natural de Guantánamo tiene un niño y una anciana a su cargo.

Medio centenar de adolescentes y niños han sufrido detenciones arbitrarias, de los cuales 15 permanecen en prisión. Cinco de ellos tienen 18 años y 10 se encuentran en edades comprendidas entre los 15 y 17 años.

Las figuras delictivas más frecuentes suelen ser desorden público, incitación a delinquir y desacato a la autoridad. En muchos casos, los imputados terminan con más de una acusación, lo que aumenta el tiempo de condena.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Annarella Grimal

Annarella O'Mahony (o Grimal). Aprendiz de ciudadana, con un título de Máster otorgado por la Universidad de Limerick (Irlanda). Ya tuvo hijos, adoptó una mascota, plantó un árbol, y publicó un libro.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba