Seguridad del Estado interroga por más de cinco horas a jurista Fernando Almeyda

El joven, uno de los integrantes más destacados de Archipiélago, afirmó que asumió el interrogatorio como "un ejercicio de civismo, el ejercicio de ser capaz de dialogar incluso con la posición más irreconocible", pues piensa que "hablando es como tenemos que resolver el problema".  

Fernando Almeyda Foto © Facebook Fernando Almeyda

El jurista cubano Fernando Almeyda, uno de los moderadores del grupo Archipiélago y promotores de la Marcha Cívica por el Cambio del 15 de noviembre, fue interrogado este 17 de octubre, durante más de cinco horas, por agentes del Departamento de la Seguridad del Estado (DSE), en una estación de la Policía Nacional Revolucionaria de San Miguel del Padrón. 

Almeyda contó en su perfil personal de Facebook que la citación la recibió por escrito el mismo domingo, a las 6:00 p.m., para una hora después, y compartió una imagen de la misma. En ella se puede leer la advertencia de que, en caso de no presentación, puede enfrentar una multa de hasta 200 pesos cubanos o una "denuncia por el delito de denegación de auxilio o desobediencia".  

"Tengo que ser honesto. El trato desde el principio el fue muy educado, casi gentil. Se me aclaró que no se trataba de un interrogatorio, ni tampoco se me estaba acusando de nada. Sólo querían conversar. Hablamos sobre mi posición, sobre Archipiélago, sobre Yunior García Aguilera, sobre economía, política. Yo les dije la verdad", explicó el joven. 

Además, aclaró que, aunque los medios tergiversen la información, la marcha del 15 de noviembre "no es para pedir una intervención, ni para llamar a la violencia, ni para desestabilizar el sistema".

"Es por el cambio, eso sí, por un cambio en el que participemos todos, absolutamente todos, sin sesgos ideológicos ni prejuicios, para que Cuba no se hunda el mar de su miseria humana y material", precisó. 

El jurista relató que durante el interrogatorio fue "atendido" por una persona que se identificó como el "Capitán Franco", por un ayudante de esa persona cuyo nombre no supo, y luego por el "Instructor José Carlos".

"Me hicieron saber, pues de todo lo que siempre sospechan, de todo lo que buscan y hurden, de las 'intenciones' siniestras. Yo les hablé que de buenas intenciones está hecho el camino al infierno y que el árbol se conoce por sus frutos; que por tanto, ese es el Archipiélago y el Yunior que conozco, un proyecto que renueva el diálogo entre cubanos, que reconcilia, que conforta, que fortalece consciencias, que se defiende por y a través de la convicción", declaró el joven, graduado de Derecho de la Universidad de La Habana. 

Almeyda también dijo haber denunciado a los agentes la interrupción de sus servicios de Internet desde el pasado 10 de octubre, que ocurrió cuando participaba en un programa de la plataforma 23yFlager dedicado a apoyar la marcha del 15 de noviembre y a recaudar fondos para apoyar la liberación por los presos políticos cubanos, pero le respondieron que "no tenían nada que ver, que era ETECSA (Empresa de Telecomunicaciones de Cuba)".

El activista admitió que, al principio, se sintió nervioso, pero que luego encontró alivio en el adagio que sostiene que "quien no las debe no las teme".

"Y aún cuando mis palabras e ideas puedan caer en saco roto, me lo tomé como un ejercicio de civismo, el ejercicio de ser capaz de dialogar incluso con la posición más irreconocible. Porque hablando es como tenemos que resolver el problema", destacó. 

Fernando Almeyda reconoció que esa postura es difícil de asumir, pues hay muchos antecedentes de injusticias y malos tratos, pero consideró que "temerle al DSE no es el camino".

"Ellos son la primera línea de resistencia al cambio. Toda sociedad se resiste y nuestro trabajo como ciudadanos conscientes es entender este hecho, afrontarlo y avanzar, aún y cuando haya quienes busquen impedirlo. Hay que avanzar, hay que marchar. Hay que buscar en quien se nos siente delante, ese trasfondo de humanidad, aunque sepamos que cumplen un trabajo, aunque nos lleguen los cuentos más temibles", añadió. 

Por último, informó que las autoridades le han hecho una segunda citación para este martes, en una estación del municipio de Playa, para "otro conversatorio". 

"Claro que iré, todas las veces que sea necesario, sostendré siempre mi postura, y desde la honestidad, les seguiré contando todo, sin omisiones", afirmó. 

Por su parte, el periodista independiente y académico camagüeyano José Raúl Gallego, residente en México, comentó en su post que un interrogatorio no es un conversatorio, y que "no importa que te traten bien, mal o regular".

"Es parte de su estrategia gradual y eso va a ir cambiando según tú persistas en defender tus derechos. La SE es un órgano represivo ante el cual no tienes la opción de decidir si ir o no sin que ello tenga consecuencias. Mucha suerte, pero te aconsejo que los veas como lo que son: las personas que su trabajo es reprimir tus derechos. El tiempo nos va curtiendo", expresó. 

Desde que Archipiélago, grupo que en Facebook ya reúne a más de 28 mil miembros, comenzó a abogar por la realización de una manifestación pacífica para exigir la libertad de los presos políticos y el respeto a los Derechos Humanos, múltiples han sido las represalias que ha tomado el DSE, en contubernio con los medios estatales.

El dramaturgo Yunior García, uno de los principales líderes de la iniciativa, ha sido objeto de campañas difamatorias, en especial en el sitio oficialista Razones de Cuba, y muchos otros activistas, en distintas provincias del país, han sufrido interrogatorios y detenciones arbitrarias, como Manuel Cuesta Morúa, Manuel Guerra, Daniela Rojo, Manelyn Morales Lazo, Amable Casas Pacheco, entre otros.  

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba