Pescador cuenta cómo encontró al niño perdido en Pinar del Río: Vestía solo un calzoncillo y unas medias

"Estaba tembloroso y engurruñado en aquel lugar, al que no sé cómo pudo llegar. Tomar ese mismo camino de vuelta con él, para mí hubiera sido imposible a causa del marabú y lo enmarañado que estaba todo", refirió.

Ismel Labrador Martínez y Yunior Yoel Verde Rodríguez Foto © Periódico Guerrillero

Ismel Labrador Martínez, el pescador que encontró al niño Yunior Yoel Verde Rodríguez, quien se reportó como desaparecido en Pinar del Río, detalló cómo se produjo el hallazgo y qué condiciones mostraba el menor al momento del encuentro.

En declaraciones al periódico oficialista Guerrillero, Labrador declaró que conocía de vista al niño de 12 años, al igual que a su padre. Además, había leído en las redes sociales que cuando se perdió, llevaba gorra y pulóver rojos, pantalón amarillo y una mochila azul y negra.

Fue el niño quien lo vio y lo llamó desde la orilla en la presa cuando ya se había desplegado la búsqueda. El pescador indagó entonces por su nombre y se acercó. “Vine a buscar guayabas y me perdí”, le contó Yunior.

“Cuando lo encontré vestía solo un calzoncillo y unas medias. Estaba tembloroso y engurruñado en aquel lugar, al que no sé cómo pudo llegar. Tomar ese mismo camino de vuelta con él, para mí hubiera sido imposible a causa del marabú y lo enmarañado que estaba todo; por lo que decidí montarlo en la cámara y avanzar hacia el otro extremo de la presa”, dijo Labrador.

Yunior insistía en recuperar sus ropas y unas botas de goma regalo de su padre que, según él, le habían robado, aunque su madre explicaría más tarde que el menor debió haber olvidado los atuendos en algún punto del camino, donde se despojó de ellos para que no le molestaran estando mojados.

Tras rescatarlo, el pescador le ofreció al niño el pan de su merienda, el cual Yunior dividió a la mitad para ofrecerle a su salvador. “Me conmocionó mucho que quisiera compartir conmigo en una situación como la que él estaba”, confesó el pescador.

A pesar del despliegue para buscarlo, en el que incluso un drone sobrevoló el área, el niño se desplazaba ocultamente entre los arbustos, con temor de que lo fueran a castigar los guardias forestales por cazar pajaritos. Su cuerpo estaba lleno de picadas de insectos cuando llegó al policlínico municipal de San Juan y Martínez.

Yunior contó que en el camino comía guayabas verdes y tomaba agua del río y por la noche se quedaba dormido debajo de una palma. “Todavía no me creo que ese muchacho haya aguantado tanto, porque lo que se llevó de merienda fue apenas un pomito de agua, otro de jugo de mango y un pan con tortilla”, dijo un vecino que estaba a cargo del menor cuando este se le extravió en el monte.

El Ministerio del Interior en Pinar del Río reportó la desaparición del menor el viernes. Fue hallado el domingo, luego de una labor de búsqueda y rescate. Había salido con autorización de sus padres a la Vega de San José, en la zona montañosa San Simón de las Cuchillas, a cazar pájaros.

Además, había preocupaciones mayores sobre el estado del niño debido a que se trata de un paciente cardiópata, que nació con una restricción de crecimiento debido al Síndrome de Rusell-Silver y padece una acidosis tubular renal.

“Llegó a nosotros con estabilidad hemodinámica. Su frecuencia cardiaca estaba un poquito elevada, debido al estrés vivido y presentaba deshidratación muy ligera; pero no encontramos nada que comprometiera su salud. De igual forma se hallaba ubicado en tiempo, espacio y persona”, explicó el pediatra Sergio Piloña, quien atendió a Yunior.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Maykel González

Periodista de Cibercuba. Graduado de Periodismo por la Universidad de La Habana (2012). Cofundador de la revista independiente El Estornudo.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba