Esperancita es Cuba y un canto a la libertad

La novela "Esperancita, más allá de la verdad" se presenta este jueves 21, a las 8 de la noche, en El patio del Indiano, en Vicálvaro, Madrid.

Jaknine Domínguez González, economista y escritora cubana Foto © CiberCuba

Jaknine Domínguez González (La Habana, 1966) aprovechó el encierro forzoso provocado por el coronavirus para escribir su primera novela, protagonizada por mujeres de carne y hueso que ríen, aman y lloran con la misma pasión.

Cubana y economista, la autora aprovechó un pasaje de Esperancita, más allá de la verdad para contar cómo la crisis estructural influye en la masa y en sus personajes.

La novela es también un viaje por esa Cuba nueva que, burlando la maldición del agua por todas partes, ensanchó sus fronteras en disímiles playas de arena y frío, de incomprensiones y aprendizaje que -en el caso de la autora- ha implicado un viaje por el mapamundi del café, por su responsabilidad en el comercio del preciado grano, que cubanos paladean a bichitos; aunque no siempre tienen.

¿Cuánto se parece Esperancita a Cuba y cuánto se diferencian?

Esperancita es Cuba. Disfruté mucho escribiendo la novela y sentí una reafirmación de mi cubanía.

¿Aun cuando la protagonista y tú abandonan Cuba?

Aun cuando nos vamos, pero irte de tu tierra no implica dejar de quererla. Aun cuando podamos adaptarnos a nuevos países y circunstancias, Cuba sigue siendo la patria.

A Cuba vamos a quererla siempre, sufriendo cuando está mal y alegrándonos cuando cambie y mejore; es una relación de madre e hijos.

Portada de Esperancita, mas allá de la verdad / Foto: Cortesía

¿Por qué Esperancita, una alegoría al trance de Cuba?

No, no tiene nada que ver. Esperancita es una alusión a un pueblo de Villa Clara, donde transcurre parte de la novela, que es un llamado a la esperanza.

Esperancita es mucha Cuba.

Pero el pueblo es un pretexto que me sirvió para describir parte de la vida campesina y nombrar a la protagonista.

Tengo fe, tengo esperanza; creo que los cubanos también la tienen y por eso elegí un final abierto.

Estudiaste Economía en el ISRI. ¿Cuál es tu evaluación de la economía cubana y qué consideras debería hacer el gobierno para revertir la crisis?

Cuando estudias Economía, empiezas a preguntarte muchas cosas; y descubres que Cuba es casi la antieconomía.

Es una historia vieja que se repite una y otra vez, con un discurso político que identifica el bloqueo norteamericano como causa de males -que existe y afecta- pero hay un déficit estructural notable.

En mi novela aludo a la desventaja que implica vivir en un país donde la política rige la economía y no al revés, como establece el marxismo y nos enseñaron en Cuba.

Cuando un estado supedita la economía a la política, jamás podrá funcionar bien porque actúa violando leyes económicas y ese es el pollo del arroz con pollo, como decimos en Cuba.

En tu novela, protagonizada por mujeres, los hombres aparecemos menos dibujados; ¿es intencional?

No, no es intencional. La novela se nutre de testimonios de muchas personas, de muchas mujeres; pero es algo casual. ¡Nada en contra de los hombres!, por supuesto.

Vives en España desde hace varios años, ¿es más complicado emigrar para una mujer cubana?

Me resultan ajenos los enfoques de sexo porque no crecí con esa dicotomía, aunque sé que se usa mucho en España.

Quizá sea mas difícil emigrar para las mujeres, pero también para los hombres, porque ambos rompen con sus vidas anteriores para enfrentarse a un mundo nuevo, donde deben aprender sus reglas, insertarse en un lenguaje diferente y buscar oportunidades.

Emigrar es una empresa difícil, arriesgada, que exige adaptación; pero -casi siempre- los desafíos que merecen la pena, suelen ser así.

 A mí me valió la pena.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Carlos Cabrera Perez

Periodista de CiberCuba. Ha trabajado en Granma Internacional, Prensa Latina, Corresponsalías agencias IPS y EFE en La Habana. Director Tierras del Duero y Sierra Madrileña en España.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba