El FBI considera una prioridad absoluta los incidentes del síndrome de La Habana

Se cree que unos 200 diplomáticos, funcionarios y familiares estadounidenses en el extranjero han sufrido esta misteriosa dolencia, cuyos síntomas incluyen migrañas, náuseas, fallos de memoria y mareos. La situación se informó por primera vez en la capital cubana en 2016.

Embajada de Estados Unidos en La Habana Foto © CiberCuba

WASHINGTON (Reuters) - La Oficina Federal de Investigación de Estados Unidos, el FBI, dijo este miércoles que el asunto de los "incidentes sanitarios anómalos" -conocidos como "síndrome de La Habana"- es una prioridad absoluta y que seguirá investigando su causa y la forma de proteger al personal.

Se cree que unos 200 diplomáticos, funcionarios y familiares estadounidenses en el extranjero han sufrido esta misteriosa dolencia, cuyos síntomas incluyen migrañas, náuseas, fallos de memoria y mareos. La situación se informó por primera vez en la capital cubana en 2016.

"El tema de los incidentes de salud anómalos es una prioridad absoluta para el FBI, ya que la protección, la salud y el bienestar de nuestros empleados y colegas de todo el Gobierno federal es primordial", dijo el FBI en un comunicado.

Los afectados y legisladores han criticado a las agencias estadounidenses, diciendo que no se han tomado la enfermedad lo suficientemente en serio. Funcionarios en Washington dijeron que el FBI históricamente ha sido escéptico sobre la existencia del síndrome de La Habana.

"El FBI se toma en serio a todo el personal del Gobierno estadounidense que informa de los síntomas", dijo el comunicado, que añadió que había enviado mensajes a su personal sobre cómo responder e informar si experimentan un incidente, y dónde pueden recibir tratamiento médico.

El abogado Mark Zaid, que representa a las víctimas del síndrome de La Habana, dijo que históricamente el FBI había "sido menos que útil, en particular al afirmar que las víctimas sufren síntomas psicosomáticos aunque nunca hayan entrevistado a los individuos".

Para dirigir un grupo de trabajo de la agencia sobre el síndrome de La Habana, el director de la CIA, William Burns, eligió recientemente a un espía encubierto de carrera que participó en la búsqueda que condujo al asesinato del líder de Al Qaeda, Osama bin Laden.

(Reporte de Mark Hosenball. Editado en español por Javier López de Lérida)

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba