La OMS insta a la población mundial a no entrar en pánico por variante Ómicron del coronavirus

Científica jefa de la Organización Mundial de la Salud dice que es imposible predecir si ómicron se convertirá en la variante dominante.

Aeropuerto Internacional de Miami (referencia) Foto © Twitter/Miami Airport

GINEBRA (Reuters) - La científica jefa de la Organización Mundial de la Salud (OMS) instó el viernes a la gente a no entrar en pánico por la aparición de la variante ómicron del coronavirus y dijo que es demasiado pronto aún para determinar si las vacunas contra el COVID-19 tendrán que ser modificadas para combatirlo.

En declaraciones efectuadas en una entrevista en el marco de la conferencia Reuters Next, Soumya Swaminathan también afirmó que es imposible predecir si ómicron se convertirá en la variante dominante.

Ómicron se ha afianzado en Asia, África, América, Oriente Medio y Europa y ha llegado a siete de las nueve provincias de Sudáfrica, donde se identificó por primera vez. Muchos gobiernos han endurecido las reglas de viaje para evitar la variante.

Aún se no se conoce mucho sobre ómicron, que se ha detectado en más de dos docenas de países mientras partes de Europa se enfrentan a una ola de infecciones de la variante delta.

Australia se convirtió en el último país en informar sobre la transmisión comunitaria de la nueva variante, un día después de que se encontró en cinco estados de Estados Unidos.

El portavoz de la OMS, Christian Lindmeier, dijo antes en una reunión informativa de Naciones Unidas en Ginebra que los fabricantes de vacunas deben prepararse para la posibilidad de tener que ajustar sus productos.

Ugur Sahin, director ejecutivo de la biotecnológica alemana BioNTech, que fabrica una vacuna contra el COVID con Pfizer, dijo a Reuters Next que deberían poder ser capaces de adaptar sus dosis con relativa rapidez. Asimismo, indicó que las vacunas actuales deberían seguir brindando protección contra una enfermedad grave pese a las mutaciones.

Takeshi Kasai, director de la OMS para el Pacífico Occidental, dijo en una rueda de prensa que las vacunas son la solución y que los controles fronterizos solo pueden comprar tiempo.

"La gente no debe confiar solo en las medidas fronterizas. Lo más importante es prepararse para estas variantes con una potencial alta transmisibilidad. Hasta ahora, la información disponible sugiere que no tenemos que cambiar nuestro enfoque", señaló.

Kasai instó a los países a vacunar completamente a los grupos vulnerables y a ceñirse a medidas preventivas como el uso de mascarillas y el distanciamiento social.

Casi 264 millones de personas fueron infectadas por el coronavirus desde que se detectó por primera vez en China a fines de 2019, con 5,48 millones de fallecidos, según un recuento de Reuters.

Las tasas de vacunación varían de un país a otro, pero hay brechas preocupantes en las naciones más pobres. Indonesia, el cuarto país más poblado del mundo y otrora epicentro del COVID-19 de Asia, ha inoculado por completo solo a cerca del 35% de su población.

El director médico de Australia, Paul Kelly, dijo que es probable que ómicron se convierta en la variante dominante a nivel mundial en unos meses, pero que en esta etapa no hay evidencia de que sea más peligroso que delta.

En Estados Unidos, el gobierno del presidente Joe Biden anunció medidas para protegerse contra la propagación del virus. A partir del lunes, los viajeros aéreos internacionales que lleguen tendrán que haber dado negativo del COVID-19 en una prueba realizada un día antes del viaje.

Además de causar estragos en la industria de viajes, la crisis ha golpeado a los mercados financieros y socavado a las principales economías justo cuando comenzaban a recuperarse de los confinamientos provocados por delta.

(Reporte de las redacciones de Reuters; escrito por Stephen Coates y Nick Macfie; editado en español por Carlos Serrano)

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba


Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.