Lieter Ledesma: Los cubanos nos merecemos otro gobierno y un país mejor

"Desde hace muchos años, el gobierno que no es el país, ha hipotecado la vida de sus ciudadanos en pos de una idea" dice el actor cubano en esta entrevista.

Entrevista al actor cubano Lieter Ledesma Foto © Instagram / Lieter Ledesma

El actor cubano Lieter Ledesma siempre será recordado por su actuación como Juan Andarín en el popular programa infantil "La Sombrilla Amarilla" o por su conducción en "A puro corazón", el musical estelar del fin de semana que salía al aire los domingos y que estaba dirigido por Gloria Torres. 

Realizado en la actualidad tras haber cumplido su sueño de tener a su lado en Miami a su hija y esposa, conversa con nosotros en esta entrevista

¿Qué opinión te merece la Cuba actual? 

Primero, saludarte a ti y a todos los lectores de CiberCuba. Efectivamente, estoy feliz, realizado, esperando 2022 con fe y esperanza en un mejoramiento del planeta entero, no solo de Cuba.

Hablábamos de la situación en nuestra Patria y primero quiero aclararte que gobierno y país son dos cosas completamente distintas. Mi amor por Cuba está aparejado con “mi odio invencible a quien la oprime”, como diría Martí.

Cuba me duele y, a pesar de que en pleno uso de mi derecho como ser humano de elegir para mí y los míos decidí alejarme de sus costas, llevo conmigo el pesar de no saberla libre y plena como merece.

Desde hace muchos años, el gobierno que no es el país, ha hipotecado la vida de sus ciudadanos en pos de una idea. Del lado de ese proyecto tengo a muchas personas que quiero y respeto, a pesar de que no queremos lo mismo para Cuba.

Desde hace muchos años, el gobierno que no es el país, ha hipotecado la vida de sus ciudadanos en pos de una idea.

He ahí la grandeza de la pluralidad, de la diversidad a la que aspiramos como un primer paso. ¿Por qué no voy a querer a personas que piensen diferente a mí? Ahí radica una democracia real que es por la que abogamos.

A mi juicio se pasan por alto dos elementos fundamentales. Uno, que el gobierno responde y se debe a los intereses de adeptos y opositores porque todos formamos parte del mismo país; dos, que sólo se vive una vez.

No se puede pretender exigir sacrificios sin resultados por años y años, mientras la vida se agota en el empeño. Mirando hacia la historia más reciente no recuerdo que estuvieran creadas tantas condiciones para facilitar un cambio real en la proyección de lo que gran parte de la población aspira hoy como nación. ¿Hacia dónde vamos, hacia dónde hemos ido durante todo este tiempo?

No se puede pretender exigir sacrificios sin resultados por años y años, mientras la vida se agota en el empeño

¿Por qué un funcionario público (que se debe al pueblo) se perpetúa en el poder y pasa por alto lo que reclama una gran parte de sus representados? ¿Por qué el gobierno impone una economía nacional con la moneda del “enemigo”?

¿Qué garantías de futuro tenemos los nacidos en ese archipiélago, que no sea padecer y mal vivir en el intento de lograr una quimera que nunca llega, que alguien un día soñó pero que ya no es el sueño de casi nadie?

¿Por qué emigrar se convierte cada día en la mejor opción; destierros y actos de repudio en pleno siglo 21? ¡Qué triste todo!  El cubano está ya al límite de lo humano. No hay espacio para el 'distinto', para el que no cabe en el molde socialista, para el que piensa con ideas diferentes y tiene sueños propios. 

El cubano está ya al límite de lo humano. No hay espacio para el distinto, para el que no cabe en el molde socialista, para el que piensa con ideas diferentes y tiene sueños propios

¿Por qué mi sueño tiene que ser el tuyo? Se han roto muchas cosas en nuestra isla amada. Queda muy poco de lo que sentirse orgulloso que no sea la memoria de lo que un día fuimos como sociedad.

Pocas cosas me gustarían más que poder cerrar los ojos en la tierra que me vio nacer, pero después de vivir con dignidad, de recorrer el mundo con mi familia, de comer lo que me gusta cuándo y cómo quiero, de comprar mi casa y mi auto con el sudor de mi frente… ¡tantas cosas! Simplemente… ¡después de vivir! Creo que los cubanos nos merecemos otro gobierno y un país mejor.

Miro el agraciado rostro de Lieter Ledesma, a quien conozco desde adolescente, y veo a un hombre seguro de lo que quiere y, aunque son duras sus palabras, teniendo en cuenta que yo vivo en el Cerro, las publico porque siempre he sido parte del pensamiento libre y de las disímiles opciones que ante nosotros nos ofrece la vida. Eso lo aprendí en la Universidad de La Habana cuando estudié las leyes de la dialéctica.

Lieter ¿qué haces en estos momentos?

Estoy enfrascado en varios proyectos actorales que próximamente saldrán a la luz. Sabes que desde 2017 trabajo para Diario las Américas como presentador de noticias y realizador audiovisual en su plataforma digital.

Este es el periódico hispano más antiguo de Florida (2do en EEUU). Aquí he encontrado un espacio creativo en un ambiente ameno y, sobre todo, tranquilo, con un horario que me ha permitido hacer teatro y dedicarle tiempo a mi familia.

Lieter Ledesma / Cortesía

Hace apenas un mes terminé una serie documental de 10 capítulos titulada “Testamento”, donde recojo la historia de 10 hombres que participaron en la invasión a Playa Girón. Esta es una serie testimonial sumamente reveladora, que pretende sumar información, humanizar y darle rostro a un suceso de la historia cubana que pudo cambiar el rumbo del país. 

¿Quiénes eran estos hombres antes de 1959, qué pasó con ellos una vez que fueron canjeados por medicinas y alimentos, qué hicieron con sus vidas durante todo este tiempo, quiénes son hoy? Créeme Julita… ¡te vas a sorprender!

Además, actualmente me encuentro trabajando en la pre-producción de mi segundo documental sobre otro hecho histórico cubano. Los detalles lo dejamos para futuras entrevistas.

¿Ya tienes casa propia?

Todavía no tengo casa propia, pero vivo rentado en una zona de Miami que me encanta: Coral Gables. Tengo muy cerca la escuela de mi hija, en medio de un lugar rodeado de árboles, con cines, teatros, librerías, restaurantes… donde se camina y hacemos deportes. Realmente se parece bastante a lo que un día soñé.

Lieter Ledesma con su esposa e hija en Miami / Cortesía del entrevistado

¿Planes futuros? teniendo en cuenta que allí se puede tener un futuro.

Yo soy un hombre bastante planificado; en Cuba tenía planes, imagínate tú aquí. Como te dije tengo varios proyectos de trabajo, también planes familiares a corto, mediano y largo plazos. 

Nuestra proyección en esta nueva vida apenas comienza y estamos abiertos a los cambios. No descartamos vivir en otra ciudad o estado e, incluso, hasta en otro país, pero por el momento estamos muy felices aquí. Dios dirá.

Sé que ahora eres un joven realizado con tu familia, contigo. Háblame del tiempo separados, el amor triunfante, poder llevar a tu hija a una escuela sin política.

El tiempo de separación se duplicó lo que pensamos cuando tomamos la decisión de irnos de Cuba. La pandemia vino a paralizar el mundo y nosotros no fuimos la excepción.

Solo la fuerza de lo que nos une pudo superar la prueba. Yo soy de ideas fijas y mi esposa Laura es muy fuerte de carácter; cada uno cumplió con su parte y hoy vemos los frutos.

Lieter Ledesma con su esposa Laura y su hija Paola en la boya de las 90 millas a Cuba de Key West / Cortesía

Te confieso que varias veces pensé en abortar el plan y regresar a Cuba con ellas, la separación me estaba matando, la niña pequeña, la embajada de EE.UU. en La Habana cerrada, demasiada incertidumbre que nos tocó, en fin.

Gracias a Dios que cada vez que podía me daba un saltico a verlas, aunque fuera por dos días; pero eso tampoco era bien visto aquí, en Miami. Y es que parece que tantos años de dictadura le ha hecho olvidar al cubano que el otro es libre de pensar y actuar.

Déjame decirte que más de un trabajo y varios disgustos me costó. Pero te repito, soy de ideas fijas y tengo claras mis prioridades. Gracias a Dios hoy todo son historias para contar, memorias de un gran amor.

Dime de esa belleza que tienes de hija, la Paola de vuestro amor.

A la niña le va muy bien, continúa con sus clases de piano y cada día va pensando más en inglés, aunque en casa solo permitimos el español para que no lo pierda. Mi esposa está enfrascada en revalidar su título de Medicina. Por el momento no trabaja, solo estudia y ya miramos fechas de exámenes para ella.

Llevar a Paola a la escuela para mí es una bendición. De hecho, soy yo quien lo hace para que Laura optimice su tiempo de estudio. La niña va a una escuela pública muy bonita. Tiene desayuno y almuerzo gratis, con un menú bastante variado: vegetales cada día, frutas, jugos, leche, platos fuertes…etc. 

Todo gratis y tengo que recalcar esto, primero, porque estoy sumamente agradecido y segundo, para romper un poco la mala propaganda. Una de las cosas que más disfruto es poder elegir. 

En EE.UU. se puede optar por escuelas privadas de muchas especialidades y credos, pero también el gobierno garantiza enseñanza pública gratis hasta 12 grado. Como en todos los lugares hay escuelas mejores que otras y maestros con vocación o ninguna. 

La docente que nos ha tocado afortunadamente es muy dulce, nacida en EE.UU. pero de padres cubanos, por lo que entiende perfectamente el proceso por el que está pasando la niña. Lo más importante es que a la pequeña le gusta la escuela, el almuerzo, su maestra y ya tiene nuevas amigas.

¿Qué más decir? Solo desearle a este hijo que es para mí Lieter Ledesma que se le cumplan todos sus sueños pues donde está con su trabajo… ¡ vive!

Puedes seguir a CiberCuba Entretenimiento en Facebook, Instagram o Youtube.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Julita Osendi

Graduada de Periodismo en la Universidad de La Habana 1977. Periodista, comentarista deportiva, locutora y realizadora de más de 80 documentales y reportajes especiales. Entre mis coberturas periodísticas más relevantes se hallan 6 Juegos Olímpicos, 6 Campeonatos Mundiales de Atletismo, 3 Clásicos

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba


Julita Osendi

Graduada de Periodismo en la Universidad de La Habana 1977. Periodista, comentarista deportiva, locutora y realizadora de más de 80 documentales y reportajes especiales. Entre mis coberturas periodísticas más relevantes se hallan 6 Juegos Olímpicos, 6 Campeonatos Mundiales de Atletismo, 3 Clásicos