Entrenador Rainel Panfet: Muchísimas cosas podrían gestionarse si se descentralizara un poco

"El deporte cubano en sentido general ha descendido considerablemente al punto de que nos cuesta mucho ganar unos Juegos Centroamericanos y del Caribe, evento que solíamos, literalmente, pasear" opinó en esta entrevista.

Entrenador de baloncesto cubano Rainel Panfet Foto © Radio Rebelde / Ricardo López Hevia

Hace algunos días encontré en Facebook una foto del 'rascacielos pinareño' Pedro Luis Lazo y los destacados miembros del baloncesto cubano Arlenys Romero, jugadora, y Rainel Panfé, entrenador, ambos unidos por el amor y ya con su pequeño primer fruto de dos añitos, Aysha.

Esto me motivó a contactarlos para averiguar cómo les va la vida y actualizar sobre ellos en esta entrevista. 

Me alegra saber de ti también Julita. En efecto estábamos compartiendo con Lazo que es el padrino de nuestra beba. Sabes que por la pandemia todo se suspendió y ya llevamos un año en Cuba, alejados de nuestras respectivas labores en el extranjero.

Rainel Panfet, en sus 23 años de trabajo como técnico del baloncesto, obtuvo en Cuba dos títulos nacionales de primera categoría con el equipo femenino de Ciudad de la Habana, como asistente de Bárbara Bécquer así como un bronce en la Liga Superior (LSB) como DT de Capitalinas.

Comandando varones conquistó un título en la LSB con Capitalinos, en una actuación inigualable al concluir invicto en 32 partidos consecutivos, así como un segundo lugar en otra edición de esa competencia élite.

Fueron buenos momentos. Aprendí mucho y tuve el honor de dirigir atletas de la talla de Jasiel Rivero, Karel Guzmán, Orestes Torres, Lisván Valdés, entre otros.

En la selección nacional fue efímera tu presencia.

Así es. Formé parte de la selección nacional durante un muy corto periodo desde junio de 2016 hasta febrero de 2017 ya que se me presentó la posibilidad de salir a un contrato independiente a El Salvador, país donde he desarrollado la mejor parte de mi carrera como entrenador profesional.

¿Cómo te ha ido por El Salvador?

En un periodo de dos años y siete meses con el Santa Tecla Basketball Club participé en seis torneos de la Liga Mayor Femenina (LMBF) como director técnico y logré cuatro campeonatos consecutivos y dos subcampeonatos.

En el masculino, en dos certámenes de Liga Mayor de Baloncesto (LMB) alcancé un bicampeonato, único conjunto en la historia de la liga en ganar dos veces consecutivas. En 2020 firmé con la AD Isidro Metapan, con el cual no se pudo terminar el torneo a causa del inicio de la pandemia COVID-19.

Después supe que estuviste por Nicaragua.

Sí, a finales del propio 2020 viajé a Nicaragua, donde dirigí a los Leones de la Alcaldía de Managua de la LSB nica en los últimos partidos de la etapa clasificatoria y luego pasé a ser el DT de Las Brumas de Jinotega para enfrentar las semifinales de liga.

Panfet, en nuestras charlas he podido palpar que en muchos países del área centroamericana se juega con mucha intensidad del básquet. ¿Mejoran el nivel o solo es masividad? 

El básquet en Centroamérica ha ido creciendo paulatinamente. Ejemplos claros son el subcampeonato del Real Estelí, monarca nicaragüense en la BCL Américas, así como la resistencia ofrecida por la selección nacional de El Salvador en julio de este año a Cuba, en torneo clasificatorio que daba boletos a las ventanas de FIBA Américas (sistema eliminatorio utilizado por la Federación Internacional desde hace más de un lustro)

Recuerdo ese choque que se definió a favor de los cubanos en el último cuarto de juego. A propósito, tú que conoces bien a los nuestros ¿qué opinión tienes de la actual selección (m)?

El baloncesto cubano (m) en la actualidad goza de muy buena salud en cuanto a efectivos disponibles se refiere. Es decir, nuestros jugadores insertados en ligas extranjeras, contratados por la Federación Cubana o de forma independiente, ilusionan con sus actuaciones y hacen soñar con resultados similares a los de épocas doradas del básquet nacional.

La nueva versión presentada en las ventanas de FIBA recientemente, con la inclusión del camagüeyano Yorman Polás -luego de 10 años alejado de la selección y con un amplísimo recorrido en Alemania donde ha obtenido premios al mejor defensor de la liga en más de una ocasión- dejó un sabor agradable a pesar de las dos derrotas ante Estados Unidos y Puerto Rico. 

Entonces ¿por qué no van más allá?

Desde mi humilde opinión lo que faltaría es aglutinar a la fuerza técnica en función del mejor funcionamiento del excelente material humano con que contamos.

Se hace inminente la especialización de los coaches. No es lógico que a estas alturas estemos viajando con el DT y solo un asistente sin la información actualizada de los rivales de turno, sin un programa de scoutingm que es hoy una herramienta imprescindible para recibir datos en tiempo real que nos ayuden a mejorar dentro del propio partido, por citar un ejemplo.

Se debe abrir a los intercambios, las colaboraciones; fundamentalmente apoyarnos en los no pocos cubanos que están dispersos por el mundo trabajando dentro del baloncesto. Gente avezada, con resultados relevantes y formación al más alto nivel en Centro - Suramérica y Europa. 

Unirnos nos haría más fuertes; muchísimas cosas podrían gestionarse si se descentralizara un poco y se dejaran el orgullo y la prepotencia a un lado.

En eso que planteas de la dirección técnica, sé que hay mucha calidad regada por el planeta (amén de que los actuales entrenadores sean muy capaces) pero ¿crees que estarían dispuestos a dejar sus beneficios donde estén y dirigir en la Isla? Tú mismo ¿lo harías?

Tienes toda la razón, pero mi llamado va a la colaboración, ya que como he aclarado, difícilmente puedan esos técnicos estar presentes por los compromisos con sus clubes. Sin embargo, ayudas con materiales, conferencias, intercambios de información actualizada ¡eso sí es posible July!

Lo cierto es que en el deporte, sea cual sea, impera el profesionalismo. Nadie hace nada por nada. Es el mundo que vivimos y no aquel utópico de otros tiempos. Y más que triste… ¡es real!

Los jugadores cubanos dispersos por el mundo son varios. Hay muchachos en Japón, España, Alemania, Grecia, Italia, Francia, Rumania, Bielorrusia, Argentina, El Salvador, Nicaragua, Ecuador, Perú, Bolivia…

Los contratados por la Federación Cubana son minoría, aún así destacan en sus ligas con rendimientos estables. Tales son los casos de Karel Guzmán en Rumania, Jasiel Rivero y Javier Justiz en España, Yoanki Mencia y Pedro Bombino en Argentina.

También contratados por la Federación son los casos de Osmel Oliva y Lisván Valdésm que se mueven en el periplo centroamericano con inclusiones en la LMB El Salvador y la LSB de Nicaragua.

Sería importante en este acápite la apertura, agilidad y solidez de las gestiones de reinserción de algunos jugadores con interés de representar al país. No es menos cierto que son trámites obligatorios y que se deben realizar; ahora bien, el interés debe ser manifiesto de ambas partes y no solo por parte de los atletas. 

Se debe mejorar en cuanto al dominio y conocimiento de los técnicos acerca del nivel y calidad de los jugadores pues, en la mayoría de los casos, no se tienen informaciones veraces de los mismos y esto conlleva al craso error de invitarlos a jugar la LSB de Cuba para poner a prueba su calibre, lo que a todas luces es algo completamente descabellado a estas alturas.

Te has concretado a hablar del masculino, pero ¿y las niñas? que fueron nuestros pilares con aquel bronce en el Mundial de Malasia 90 y el cuarto lugar en los Olímpicos de Barcelona 92 y que han descendido a una sima impensada. 

Lo del femenino es harina de otro costal. Como bien afirmas, el nivel que alcanzamos y que perduró por muchísimos años, hoy no existe. Los talentos adolecen de espacios para su desarrollo, se compite bastante poco a niveles nacional e internacional y al igual que el masculino, no se participa en torneos juveniles ni cadetes.

Súmale a esto que se ha envejecido el residuo de la camada de jugadoras que quedó del proceso anterior, sin que hayan tenido muchas posibilidades de desarrollo consistente en ligas profesionales.

Creo que se pudieran reinsertar jugadoras que aún militan en el circuito profesional con excelentes resultados. Ahora mismo me viene a la mente cómo hemos desaprovechado desde hace muchos años la extrema calidad de una tremenda basquebolista como Ariadna Capiró Felipe, una de las mejores en la potente liga brasileña y por ende, en Sudamérica. 

Además están Clenia Noblet, Yaima Boulet, Leidys Oquendo, Oyanaisys Gelis y Arlenys Romero, que aún están jugando en ligas profesionales. Esto no impide que se trabaje con las nuevas promesas ¡nada de eso!  Hablo de mezclar juventud con experiencia en pos de resultados competitivos que permitan ir reemplazando, paulatinamente, a este tipo de jugadoras que salieron de un solo golpe de la selección nacionalm dejando el hueco del que hoy cuesta salir.

Comparto la opinión de mi entrevistado y añado que algo tan fundamental como la estatura en el básquet, es una carencia de la preselección femenina, pues la gran mayoría de las chicas altas que son captadas se inclinan por el voleibol, lo que sin dudas es otro hándicap.

¿Tu opinión sobre el deporte cubano en general?

El deporte cubano en sentido general ha descendido considerablemente al punto de que nos cuesta mucho ganar unos Juegos Centroamericanos y del Caribe, evento que solíamos, literalmente, pasear.

Será bien difícil pretender sostener nuestro prestigio deportivo basándonos en el amateurismo puro, es lo que hablábamos, eso ya no existe. En los torneos internos hay que delegar en inversionistas nacionales e internacionales que pongan sus logísticas en función del desarrollo deportivo con acuerdos lógicos que beneficien a ambas partes. Eso sería una posible solución. Inicialmente esto podría mejorar nuestros torneos domésticos.

Panfet, ¿planes inmediatos?

Sabes que, por la pandemia, tanto mi esposa Arlenys Romero, quien había firmado un contrato con las Leonas de la Alcaldía de Managua en Nicaragua, y yo estamos en Cuba hace un año y en estos momentos estamos en conversaciones para regresar, aunque aún no definimos un equipo en específico.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Julita Osendi

Graduada de Periodismo en la Universidad de La Habana 1977. Periodista, comentarista deportiva, locutora y realizadora de más de 80 documentales y reportajes especiales. Entre mis coberturas periodísticas más relevantes se hallan 6 Juegos Olímpicos, 6 Campeonatos Mundiales de Atletismo, 3 Clásicos

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba


Julita Osendi

Graduada de Periodismo en la Universidad de La Habana 1977. Periodista, comentarista deportiva, locutora y realizadora de más de 80 documentales y reportajes especiales. Entre mis coberturas periodísticas más relevantes se hallan 6 Juegos Olímpicos, 6 Campeonatos Mundiales de Atletismo, 3 Clásicos