Culpan a la captura ilegal de la falta de pescado en Santiago de Cuba

Los negocios privados incentivan la pesca ilegal y su distribución, según director de la Oficina Nacional de Inspección Estatal.

Sierra Maestra
Pescadores en Santiago de Cuba Foto © Sierra Maestra

La pesca ilegal en aguas marítimas cubanas es una de las principales responsables de la falta de alimentos procedentes del mar en Santiago de Cuba, según reporte del medio oficialista Sierra Maestra.

El citado medio refirió este sábado que mientras más escasa es la oferta en las pescaderías estatales, los vendedores ambulantes de productos del mar “ganan terrero”, con precios que oscilan y compiten con los de la carne de cerdo.

También el reportaje sostiene que estas ventas, en medio de la escasez de alimentos que viven los cubanos, “aparentemente” no hacen daño.

Sin embargo, apuntan en la nota que “esta pesca, en su mayoría ilegal, atenta contra la soberanía alimentaria y la conservación del medio ambiente y especies”.

Asimismo, para los pescadores de la base deportiva Los Cangrejitos esta práctica se percibe como un agravio, ya que cada día son más las personas que se dedican a la pesca sin licencia o autorizos.

Este fenómeno se acentúa, además,  porque existen negocios privados que demandan el consumo de pescado, según declaraciones del jefe de la Oficina Nacional de Inspección Estatal (ONIE) en Santiago de Cuba, Manuel Mena Castillo.

“En la región hay diversos negocios estatales y privados que demandan del consumo de pescado. Estos últimos incentivan con más fuerza la pesca ilegal y su distribución. No son los únicos”, dijo el funcionario al citado medio.

Mena Castillo apuntó también que  “Santiago de Cuba es una provincia bordeada por el mar; sin embargo, no tiene grandes plataformas o bancos ni cayos, lo que constituye refugio para los peces. Por desdicha, el territorio está ubicado cercano a la fosa de Bartlett, donde es más hondo el mar. Por estas aguas transitan grandes especies que son migratorias, pasan según la corrida, la época de reproducción o de alimentación, una vez al año.

“Tenemos una zona de pocos recursos pesqueros y una población con cultura de comer pescado; todo esto genera que exista el tráfico ilegal”, argumentó el jefe de la ONIE en esa oriental provincia.

Los pescadores entrevistados afirmaron también que la pesca furtiva es “muy difícil de controlar, la mayoría de los que la practican se tiran con balsas (cámaras de camiones) y cuando vienen los inspectores en la lancha se lanzan para cualquier lado y se les escapan”.

También denunciaron que estos usan indiscriminadamente redes, paños, chinchorro, hacen arrastre y dañan las especies.

 “Por ejemplo, el banco de mandinga (especie de pez), a casi tres millas de la costa, está afectado por la pesca submarina. Para coger algo allí ahora hay que aruñar, porque no hay. Como se dice en lenguaje popular: los peces no piensan pero no son bobos”, dijeron, además.

Asimismo, apuntaron que la bahía de Santiago de Cuba también “está siendo afectada porque tienen los paños tirados las 24 horas del día; los levantan solo cuando va a pasar un barco. La boca está cerrada con tres y cuatro mallas, y eso es todos los días, por ahí no entra nada. La afectación no es de ahora, lleva tiempo, se ha ido incrementando, porque existe un mercado informal donde son vendidos a altos precio”.

Además, argumentaron, que estas prácticas furtivas hace más difícil la pesca para ellos porque “el mar se está quedando sin peces”, entre otras carencias como la falta de carnada.

 “Esta pesca tiene una cuota que entregar y si no hay nadie que te dé el cebo y uno se ve limitado a cogerlo, no puedes cumplir con el plan del Estado”, agregaron.

A finales de 2021, el gobierno cubano reconoció que la pesca en el país no iba a recuperarse.

“No quiero romperle las ilusiones a ninguno, pero la pesca en Cuba no va a recuperarse a los niveles que experimentamos hace más de tres décadas”, apuntó en esa ocasión al portal oficialista Cubadebate Ariel Padrón Valdés, director de Regulaciones Pesqueras y Ciencias del Ministerio de la Industria Alimentaria (MINAL). 

El funcionario dijo que, si bien “lo más socorrido es imputar la ineficiencia a entidades estatales dedicadas a este empeño”, hay otros factores que inciden en la escasez de los productos del mar en la alimentación de los cubanos. 

“Y es que, además, tenemos el fatalismo geográfico de habitar el Caribe, donde existen aguas ricas en biodiversidad, pero pobres en nutrientes, por ello, dependemos de los pocos escurrimientos que llegan al mar desde la tierra”, argumentó.

Aseguró que “en los continentes existen grandes cantidades de peces porque tienen caudalosos ríos que arrastran muchísimos nutrientes al mar, ese traslado de los nutrientes desata la cadena alimenticia y la abundancia de recursos marinos”.

Padrón Valdés también reconoció que desde la década del 90 la flota del país se fue retirando gradualmente de los caladeros internacionales de peces porque las embarcaciones cubanas eran obsoletas. 

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba