Niños de escuela primaria Concepción Arenal reinician sus clases tras explosión en Hotel Saratoga

Fueron reubicados en cuatro escuelas de la capital cubana, aunque se espera que para fines de mayo el inmueble del centro educativo reabra sus puertas.

Facebook/Dairon Rhc
Niños de escuela primaria Concepción Arenal reinician sus clases. Foto © Facebook/Dairon Rhc

Los niños de la escuela primaria Concepción Arenal reiniciaron este lunes el curso escolar, tras los daños ocasionados al inmueble del centro escolar por la explosión del hotel Saratoga en La Habana.

“Aquí están los niños de la escuela primaria Concepción Arenal, ahora reubicados en la escuela primaria Rafael María de Mendive que se encuentra en Prado, para que continúen sus clases luego del susto del viernes 6 de mayo en el horario de la mañana”, informa en su perfil de Facebook el periodista de Radio Habana Cuba, Dairon Caballero Heredia, aunque en la red social se identifica como Dairon Rhc.

Los niños fueron reubicados en cuatro centros habilitados en la capital, desde preescolar a sexto grado, apunta, además, la publicación del reportero oficialista cubano.

La escuela primaria también fue impactada este viernes por la explosión que arrasó con el hotel Saratoga, y no solo causó daños materiales a ese inmueble, sino que también ocasionó heridas a cinco niños de ese centro escolar.

Según el cronograma para la recuperación de los inmuebles diseñado por el gobierno de La Habana, se  prevé que para fines de mayo la escuela vuelva a abrir sus puertas para recibir a sus estudiantes.

Tras la explosión, las ventanas y puertas de la instalación educativa colapsaron, así como los materiales de estudio pegados a las paredes, las mesas y las sillas.

También las pertenencias de los menores quedaron tiradas porque no tuvieron tiempo para recoger sus mochilas o libros. 

Uno de los niños de esa escuela relató después la experiencia de ese día, en la que ayudó a su maestra a evacuar a los estudiantes.

Kamil Llanez Perdomo, de 12 años, contó al semanario oficialista Tribuna de La Habana  que al oír la explosión su primera intención fue salir corriendo, pero recordó que su papá le había advertido que en situaciones de desastre lo más importante es conservar la tranquilidad.

"Fue un ruido muy potente. Recuerdo que el estallido me levantó automáticamente del asiento. Y quedé aturdido", dijo.

Recordó, además, que “después todo se volvió confuso. Unos gritaban, otros querían darse a la precipitada para abandonar el local. La maestra Yudelkis, aunque asustada, guardó la compostura y eso ayudó a calmarnos".

Kamil, quien es alumno de sexto grado, en ese momento vio cómo llegaron los bomberos y comenzaron a salir de la escuela.

"En mi aula no hubo heridos, pero a mi alrededor vi compañeritos ensangrentados y adoloridos y eso me afectó muchísimo. Son imágenes que creo no voy a olvidar nunca. Ayudé a la maestra en la evacuación, por eso fuimos de los últimos en salir", detalló.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba