Gobierno de México desconoce si aplicará vacuna cubana a niños de dos años en adelante

“La Organización Mundial de la Salud no ha dicho absolutamente nada sobre la vacuna cubana (Abdala). La Cofepris no la ha aprobado para que se aplique a niños de dos años en adelante y no sabemos si se hará, porque no se ha dicho nada”, indicaron las autoridades mexicanas.

MINREX
Niños cubanos reciben dosis de la vacuna Abdala (Imagen de Referencia) Foto © MINREX

A pesar de la sintonía mostrada entre el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, y el cubano, Miguel Díaz-Canel, los acuerdos en materia de salud firmados entre ambos gobernantes tropiezan con dificultades propias de la administración y las autoridades mexicanas del ramo.

Tal es el caso del compromiso de adquisición por parte de México de una vacuna desarrollada por científicos cubanos (Abdala) para la prevención del coronavirus en niños de dos años en adelante, incluida en los acuerdos firmados recientemente en La Habana.

Durante la visita de López Obrador, los titulares de Salud Pública de ambos gobiernos firmaron "un acuerdo de colaboración que facilita aprovechar todas las potencialidades sanitarias, científicas, de esfuerzos conjuntos y voluntades" entre los dos países en el campo de la salud.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) no ha dicho absolutamente nada sobre la vacuna cubana (Abdala). La Cofepris no la ha aprobado para que se aplique a niños de dos años en adelante y no sabemos si se hará, porque no se ha dicho nada, y hasta que se tenga algo concreto [no] podemos evaluar y opinar al respecto”, indicó Miguel Ángel Piza Jiménez, titular de Salud en la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris).

A finales de diciembre pasado, la entidad otorgaba el Autorizo de Uso de Emergencia para la vacuna Abdala, que se convertía así en el décimo fármaco inmunológico aplicado por ese país contra el coronavirus. Sin embargo, la Cofepris no ha aprobado el uso (ni siquiera de emergencia) de la vacuna cubana en niños de dos años en adelante.

Mientras llega dicha autorización, el gobierno estatal se enfocará en la aplicación de la vacuna Pfizer entre la población de 12 a 17 años, indicó a Página 24 el funcionario de la entidad.

A finales de abril, pediatras mexicanos mostraron su preocupación ante la posible aplicación de la vacuna Abdala contra la COVID-19 en niños de cinco años o más en ese país. “La vacuna Abdala podría ser una excelente opción”, dijo el subsecretario de Salud mexicano, Hugo López-Gatell.

Sin embargo, especialistas de pediatría mexicanos consultados por el diario Excelsior se mostraron alarmados ante esta posibilidad.

“La única vacuna contra COVID-19 que ha publicado, que se ha sometido a las revisiones de autoridades sanitarias y que ha sido aprobada para su uso en niños de 5-11 años es Pfizer con dosis de 10 mcgs. Cualquier otra vacuna, Abdala incluida, no ha sido autorizada por las autoridades que se encargan de vigilar y revisar su seguridad y eficacia en este grupo de edad”, declaró Cipatli Ayuzo, miembro de la Academia Mexicana de Pediatría.

Según Ayuzo, no sería “ético vacunar a los niños mexicanos con una vacuna que no ha cumplido todos los requisitos”. “Los padres de familia deben estar muy conscientes de esto, consultarlo con su pediatra y solo aceptar Pfizer, independientemente de que Gatell decida comprar vacunas cubanas”, concluyó la doctora.

Asimismo, el endocrinólogo pediatra Oscar Flores señaló la importancia de que “todos los medicamentos y vacunas especialmente en niños tengan las certificaciones pertinentes”. Y añadió: “Por ahora, como pediatras, solo podemos recomendar Pfizer/Biontech”.

Los resultados de las fases I y II de los ensayos clínicos de Abdala en adultos, hechos en el Hospital Saturnino Lora, de Santiago de Cuba, acaban de ser publicados en la revista médica británica The Lancet, pero no hay información sobre los efectos de la fase III ni tampoco sobre la aplicación en niños.

Su administración sigue aún sin ser validada por la OMS, aunque países como Vietnam o Venezuela ya la han utilizado. “Están jugando ideológicamente con la salud y arriesgando la vida de cientos de miles, quizá millones de mexicanos. Esa vacuna no tiene los protocolos requeridos para ser aprobada en ninguna parte”, tuiteó Felipe Calderón, mandatario mexicano de 2006 a 2012.

A finales de enero pasado, el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB) de Cuba había anunciado el inicio de un estudio clínico para determinar si se podía administrar la vacuna contra el coronavirus Abdala a niños menores de dos años.

Por su parte, el presidente del complejo biofarmacéutico estatal cubano BioCubaFarma, Eduardo Martínez Díaz, reconoció a finales de abril la responsabilidad de Cuba en el retraso para obtener el dictamen de la OMS sobre la vacuna Abdala.

“La OMS es una organización seria” que “no está retrasando el proceso”, señaló el funcionario en conferencia de prensa, admitiendo que la causa del “pequeño retraso” se debía a un “elemento interno” de su institución.

Martínez explicó que Cuba se concentró en una “estrategia propia” que priorizó la fabricación de vacunas y su aplicación masiva. Por ello, se tomó la decisión de concentrar la producción de vacunas en una nueva planta localizada en el Mariel, que debe ser inspeccionada por la OMS como parte del proceso de validación de esta organización.

El traslado de la producción de estas vacunas al Mariel provocó retrasos en la entrega de documentación por parte de Cuba, que se ha tenido que adaptar para reflejar las características de las nuevas instalaciones.

La Cofepris es la Autoridad Reguladora Nacional de referencia (ARNr) en México y está calificada por la Organización Panamericana de la Salud (OPS), y sus decisiones son reconocidas por diversos países de la región, por lo que las vacunas que apruebe para su uso son susceptibles de ser utilizadas en otras naciones.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba