Esposa de manifestante del 11J en Holguín denuncia acoso de Seguridad del Estado

“Seguridad del Estado, déjenme tranquila, que no le hago daño a nadie”, exigió la esposa del manifestante preso político, Maykel Rodríguez del Campo.

Facebokk/ Yexi Gómez Cáser
Yexi Gómez Cáser Foto © Facebokk/ Yexi Gómez Cáser

La esposa del manifestante Maykel Rodríguez del Campo denunció el acoso de la Seguridad del Estado de Holguín por reclamar libertad y justicia.

En una directa que difundió por su perfil de Facebook este domingo, Yexi Gómez Cáser expuso su malestar, tras ser detenida en la ciudad de Holguín en la madrugada cuando regresaba de La Habana en un transporte privado.

Gómez Cáser explicó que desde que su esposo fue detenido ella ha tenido que afrontar la crianza de sus hijos y que solo cuenta con el apoyo y la ayuda de su cuñada Elaine Rodríguez.

“Pero aun así, los gastos son elevadísimos en este país, no me alcanza y he tenido que hacer uso de mi patente de elaboradora y vendedora de alimentos. Voy a La Habana, compro productos, los elaboro y los puedo vender para darle de comer a mis hijos”, refirió.

También relató que “en la madrugada de hoy, yo venía de La Habana y llegando aquí a Holguín, esperaron que yo entrara a la provincia, una patrulla paró el carro en el que venía únicamente para pedirme mi carnet de identidad”.

“No se identificaron y solamente me dijeron que bajara con mis pertenencias, yo bajé lo que traía porque fui por gusto a La Habana, porque no hallé el producto que fui a buscar. Es un carro muy estrecho, donde las personas ponen sus pertenencias debajo de otras, porque no caben, y ellos bajaron varios maletines que ellos querían que yo afrontara, pero esa mercancía no era mía. Me llevaron para la unidad que está en la calle Martí. Allí no me explicaron nada, no me dijeron nada”, apuntó sobre su detención esta madrugada.

Asimismo, contó que cuando solicitó su teléfono para hacerle una llamada a su mamá, le dijeron que no era necesario, “que los disculpara que yo me podía ir”.

Dijo, además, que al exigir hablar con el responsable del operativo, la atendió el primer teniente Francisco Calderón Pérez, agente del DTI, pero que ella sabe bien que detrás de todo está la Seguridad del Estado.

“Seguridad del Estado, déjenme tranquila, que no le hago daño a nadie”, exigió la esposa del manifestante preso político.

“Lamento que la personas que venían en ese camión perdieran sus mercancías por el horror y la intimidación que se vive en este país, porque cogieron miedo y no dijeron que esos maletines eran de ellos. Si llegan a ser mío,  yo lo admito, porque yo estoy luchando la comida de mis hijos, honradamente”, sostuvo Gómez Cáser.

Además, reiteró que “no le robo a nadie. Hay miles de delincuentes en la calle, carterista, ladrones, asaltadores y ustedes no actúan, no hacen nada, pero sí saben perseguir a una mujer que está luchando el sustento de sus tres hijos menores de edad”.

“Quiero que me dejen tranquila la vida. Si salgo a la tienda, detrás de la tienda están ustedes. ¿A qué le temen? Yo no me voy a callar. Yo voy a pedir libertad y justicia para mi esposo, siempre, porque es el padre de mis tres hijos y mi marido por 17 años. No me van a callar, nunca lo van a conseguir, porque él no está solo”, comentó en su directa por la red social.

Por último, reclamó que la dejen de acosar y perseguir. “Reclamar libertad y justicia para mi esposo, nunca lo voy a dejar de hacer. Siempre que me hagan algo que me moleste lo voy a denunciar también. No voy a ocultar nada, porque supuestamente este es un país libre. Y como es libre, no me calla nadie”.

Rodríguez del Campo fue condenado a 18 años de privación de libertad por su participación en las protestas del 11J en la ciudad de los parques y, desde entonces, su familia ha mostrado desacuerdo con la sentencia.

El domingo de ramos de la Semana Santa última, tres de sus familiares fueron secuestrados por agentes de la Seguridad del Estado de Holguín para impedir que asistieran a misa, y amenazadas con la cárcel.

En declaraciones a CiberCuba, su esposa Yexi contó, que ese domingo, mientras se dirigía a misa con dos de las hermanas de Maykel, tres presuntos agentes de la Seguridad del Estado las obligaron a abordar un auto marca lada color rojo. Yexi reconoció a uno de ellos que se hace llamar el mayor Sergio, dijo desde su casa en el reparto de Alcides Pino en Holguín.

“Nos interceptó con otros agentes de la seguridad del estado, nos abrieron la puerta y nos dijeron ‘hagan el favor y móntense en el carro’. Yo le pregunté que adónde nos dirigíamos y respondieron ‘ahora van a saber’. No nos dieron ni siquiera explicaciones de adonde nos dirigíamos”, dijo la joven visiblemente nerviosa.

Antes de abordar el auto, la esposa del preso político tuvo tiempo de enviar un breve texto, “Me llevan”, que alertó a otros miembros de la familia que durante cerca de tres horas las estuvieron buscando en varias estaciones de policía, sin dar con su paradero.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba