Biden se solidariza con familias de Uvalde en medio de acusaciones contra la Policía por pasividad ante tiroteo en una escuela

Biden depositó rosas blancas y presentó sus respetos a los fallecidos y sus familiares en el santuarios improvisados donde hay cruces, juguetes y flores desde hace varios días. 

PBS NewsHour / Captura de video
Joe Biden rinde homenaje a víctimas de la masacre en escuela de Texas Foto © PBS NewsHour / Captura de video

El presidente estadounidense, Joe Biden, se solidarizó este domingo con las familias de las víctimas de la matanza en una escuela primaria de Uvalde, en el sur de Texas, tras el tiroteo que causó la muerte de 19 niños y dos maestras el pasado 24 de mayo. 

El gobernante se dirigió junto a su esposa, Jill Biden, al memorial improvisado a la entrada del centro escolar Robb en honor a los fallecidos, en medio de un clima complejo por la creciente indignación contra la Policía local, luego de que se revelara que sus agentes permanecieron de brazos cruzados durante casi una hora mientras el tirador perpetraba la matanza en un aula.

Biden depositó rosas blancas y presentó sus respetos a los fallecidos y sus familiares en el santuarios improvisados donde hay cruces, juguetes y flores desde hace varios días. 

Salvador Ramos, de 18 años, realizó el tiroteo más mortífero de la nación en una escuela en una década el pasado 24 de mayo, tras ingresar a un aula de cuarto grado y anunciarle a los niños "es tiempo de morir". 

Varios menores comenzaron a llamar al 911 para pedir auxilio, pero aunque los agentes llegaron de inmediato, se quedaron en el pasillo por espacio de 40 minutos, tiempo en el que el joven causó la muerte de 21 personas. 

Aunque las autoridades federales anunciaron que revisarían la lenta respuesta de las fuerzas del orden al ataque, la población de Uvalde está iracunda y cuestiona por qué la Policía permitió que el tirador permaneciera en un aula durante casi una hora.

Los residentes de la localidad texana cuestionan cómo el tirador pudo caminar hasta la escuela con un rifle, entrar por una puerta abierta y atrincherarse dentro de un salón de clases durante casi una hora antes de que un equipo táctico lo matara.

En ese contexto, Biden asistió a una misa por las víctimas, mientras una multitud le gritaba desde afuera: "Hagan algo". 

"Lo haremos", respondió el mandatario.

Biden estuvo acompañado por el gobernador de Texas, Greg Abbott, un republicano que se opone a las propuestas de nuevas restricciones a las armas, y otros representantes locales.

"Necesitamos ayuda, gobernador Abbott", gritaron algunos de los asistentes cuando Biden llegó a la escuela. Otros le agradecieron su presencia a los gritos cuando llegó a la escuela.

La policía dice que Salvador Ramos, de 18 años, entró en la escuela el martes con un rifle semiautomático AR-15 después de haber disparado a su abuela en la cara.

Destacados republicanos como el senador estadounidense Ted Cruz, de Texas, el expresidente Donald Trump y Abbott han rechazado los llamamientos a nuevas medidas de control de armas. Ellos han sugerido invertir en la atención de la salud mental o reforzar la seguridad en las escuelas para evitar estos eventos en un futuro.

Biden, sin embargo, pidió la revisión de las leyes que propician el uso de armas de fuego en Estados Unidos y aseguró que este es el "momento de actuar".

En un hecho inédito en los últimos años, los miembros de ambos partidos en el Congreso están expresando su voluntad de aprobar una legislación para abordar los tiroteos en las escuelas.

El miércoles, el director del Departamento de Seguridad Pública de Texas, Steve McCraw, reconoció que transcurrieron entre "40 minutos" y "una hora" entre el momento en que el tirador irrumpió en la escuela y cuando un agente de la Patrulla Fronteriza de EE.UU. entró al aula y lo mató.

El funcionario detalló que mientras el asesino disparaba dentro del salón de clases, una veintena de policías esperaban afuera en un pasillo sin intervenir.

Según McCraw, el comandante al mando de la operación, que no fue identificado, pensó que el tirador estaba en un aula donde no había niños y decidió esperar por refuerzos. "Pensaron que los niños no estaban en peligro", explicó. 

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba