Los “Riquimbilis”, una solución al transporte en zonas rurales de Cuba

Esta noticia es de hace 3 años

Una prueba más del ingenio cubano son los “Riquimbilis", vehículos fabricados a partir de distintas piezas de otros. Algunos de ellos, los considerados los “más modernos”, cuentan con motores de petróleo y cajas de velocidad adaptadas de automóviles Lada o Moscovich, los viejos autos soviéticos que abundan en la Isla.

El término Riquimbili comenzó a utilizarse en la década de los 90 para referirse a bicicletas a las que se les había adaptado un pequeño motor. Estos transportes fueron evolucionado y haciéndose poco a poco más complejos y el término fue ampliando su alcance.

Este particular medio de transporte se utiliza para dar servicio a la población de zonas rurales de La Habana donde el transporte estatal hace décadas que no llega. 

El hecho de estar al margen del transporte estatal obliga a  los habitantes de los poblados de Pedro Díaz, Chafarina, La Cachimba, Leal, La Fosforera, Junco y Boca de Cajío, ubicados en las cercanías del municipio Güira de Melena, a utilizar los inseguros “riquimbilis".

Cubanet/Orlando González

Según explicó a Cubanet Juana Carnejo, habitante de Pedro Díaz: “Hace mas de 20 años que aquí no vemos ni una guagua, ni una camioneta, ni nada. En los años más duros de Período Especial  teníamos que caminar más de 10 kilómetros todos los días para poder llevar nuestros hijos a la escuela. Ya por suerte están los ‘riquimbilis’ y la situación para nosotros ha mejorado gracias a estos inventos”.

Por su parte, Ángel Miguel Gutiérrez, propietario de uno de estos medios caseros, señaló: “Compré una motocicleta rusa marca Ural y la trasformé en esto, que aquí se le suele llamar ‘riquimbili’. Este tipo de modificación es difícil y lleva muchos recursos y dinero, pero ‘boteando’ recuperé mi inversión rápidamente y ahora me gano la vida de esta forma".

Los 'riquimbilis' se clasifican entre legales e ilegales. Mientras que los primeros tienen los papeles en regla y poseen licencia para negocios y una matrícula para circular, los segundos trabajan 'por la izquierda' y no poseen ningún permiso para circular.

Cubanet/ Orlando González

Yordanis Alvarez, propietario de un 'riquimbili' ilegal, explicó como funciona el negocio con los conductores ilegales.: “Construí este ‘riquimbili’ con un motor de pipa de agua. No tengo ningún papel legal, ni licencia para botear; tampoco esto tiene chapa, por lo que corro el riesgo de que me lo quiten".

"Por eso debo de esperar que los legales carguen para después hacerlo yo. Son leyes que hemos impuesto nosotros mismos aquí en nuestra terminal. (…) Aquí nadie viene a decirnos qué hacer ni cómo hacerlo.. " agregó.

Según Avárez: "Nosotros resolvemos un gran problema en este lugar. Sin los 'riquimbilis' cientos de personas se quedarían sin trasporte en todas estas localidades”.

El personal de la estatal Empresa de Trasporte del municipio Güira, no quiso ofrecer a los periodistas de Cubanet información completa acerca de los los tan socorridos 'riquimbilis'.

Esta noticia es de hace 3 años
Archivado en:

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

 +34621383985