Comienza el debate de la nueva Constitución en Cuba: "Lo que vamos a hacer es ratificar todo lo que ya está hecho”

Esta noticia es de hace 2 años

Ayer lunes, 13 de agosto, comenzó en Cuba el debate público para someter a escrutinio el proyecto de reforma de la Contitución, un proceso que el Gobierno cubano ha calificado de “democracia participativa”, y que los opositores consideran un “fraude”.

Este reportaje muestra la opinión de algunos de los cubanos que han sido partícipes de la consulta iniciada ayer. “Ahora vamos a cambiar, cambiar y resolver los problemas. Esto se hace con el fin de mejorar totalmente”, explica una trabajadora de la salud, partidaria de “mantener los principios revolucionarios”.

Otra de las entrevistadas resulta más radical en su planteamiento y afirma: “Nosotros los cubanos lo que vamos a hacer es ratificar todo lo que ya está hecho”.

Mientras otro defiende que se trata de “seguir los lineamientos que son trazados por nuestro organismo central”, es decir, que el “pueblo” se encargue de confirmar lo que ya está dictado desde instancias superiores.

Otras postura más optimista es la que incide en la importancia de algunos cambios en marcha como la aceptación, en términos constitucionales, de la propiedad privada.

“Si vamos tener propiedad privada (…) tenemos que cooperar”, dice una mujer, y añade: “En el mundo entero da buenos resultados. Por qué no lo va a dar aquí”.

En los recién iniciados debates uno de los temas que más polémica ha generado es el del matrimonio homosexual. “Creo que está fuerte”, dice una mujer, y añade que “es un tema bastante polémico”. No obstante, precisa que cada cual hace con su vida lo que quiera porque “en definitiva son seres humanos”.

Una lesbiana entrevistada explica “Mis derechos como ciudadana cubana no se plebiscitan”, y argumenta que el Estado cubano tiene la obligación de respetar sus derechos. “Yo solo pido respeto, no estoy pidiendo aceptación”, concluye.

La Asamblea Nacional de Cuba aprobó en julio un borrador de cambios a la Constitución de 1976 que incluye enmiendas que allanarían el camino para el reconocimiento de las pequeñas empresas privadas y también al matrimonio de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales.

La reforma propuesta por el PCC se debatirá en 35.000 centros de trabajo y en reuniones del Comité en toda la Isla hasta el próximo mes de noviembre.

Una vez que concluya este proceso, la legislatura aprobará un nuevo borrador y lo someterá a una votación a nivel nacional en febrero.

Si bien los medios estatales elogiaron la naturaleza participativa y democrática de las consultas, los opositores insisten en que en las reuniones simplemente se dará consentimiento a los cambios propuestos por los líderes del partido.

El Gobierno cubano ha distribuido más de un millón de copias de las propuestas, que también están disponibles por internet.

Esta noticia es de hace 2 años
Archivado en:

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

 +34621383985