Cubanos, desesperados porque en Tapachula "se cayó el sistema" y no les dan salvoconductos para cruzar México

La oficina de Inmigración lleva 15 días cerrada desde que se destapó un caso de corrupción denunciado por los migrantes a los que querían cobrar desde 400 hasta 1.500 pesos por agilizar un trámite que es gratuito.


Este artículo es de hace 2 años

Cubanos que forman parte de la Caravana de Migrantes Centraomericana y del Caribe que partió hace tres días desde Chiapas (México) hacia la frontera de Estados Unidos viven momentos de desesperación.

La cabeza de la caravana va por delante y una parte de los 700 cubanos que se sumaron a la marcha se han quedado varados en Tapachula, Chiapas, porque según las autoridades de esta localidad "se cayó el sistema" y no pueden darles el salvoconducto que les autoriza a permanecer en territorio mexicano durante 20 días.

Según el audio de este testigo, al que ha tenido acceso CiberCuba, los que han ido a la oficina de Inmigración de Hidalgo han recibido la misma respuesta. Allí les dicen que también se les cayó el sistema y están paralizados sin atreverse a continuar camino por temor a que las autoridades mexicanas los deporten ahora que están tan cerca de alcanzar el sueño de llegar a la frontera de Estados Unidos.

En Hidalgo les han explicado además que cuando se solucione el problema empezarán a llamar por orden. "Ya te puedes imaginar cuánta gente hay aquí", dice un cubano atrapado en la zona.

Un grupo de 700 migrantes cubanos en México, junto con otros indocumentados centroamericanos, iniciaron este sábado en horas de la mañana una caravana, con el objetivo de llegar hasta el norte del país y cruzar hacia los Estados Unidos.

Los cubanos varados en Tapachula temen que "los miles de cubanos" que están saliendo de Cuba, Uruguay y Brasil se topen con ellos en Chiapas y se monte un cuello de botella. Se sienten atrapados y desesperados.

Desde el pasado miércoles, decenas de migrantes comenzaron a organizarse en el parque central Miguel Hidalgo de la ciudad de Tapachula y pintaron en una manta el rostro de Benito Juárez y las banderas de sus respectivos países, entre ellas, la de Cuba.

Mikel Hernández, un migrante cubano, afirmó haberse unido al grupo luego del cierre de las oficinas del área de regularización migratoria.

Los cubanos llevan casi dos semanas varados en Tapachula, a la espera de un salvoconducto que las autoridades migratorias de México les deben otorgar para estar legalmente en territorio mexicano.

Funcionarios del Instituto Nacional de Migración les querían cobrar hasta desde 400 hasta 1.500 pesos para agilizar un trámite, que en principio es gratuito. Un amotinamiento registrado el pasado 15 de marzo obligó a cerrar la oficina, que sigue sin prestar servicio.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba