La excongresista Ileana Ros-Lehtinen trabaja en un lobby que asesora negocios con el gobierno de Cuba

La compañía Akin Gump y la propia Ileana Ros-Lehtinen niegan que ella esté involucrada con su cartera de negocios con el régimen de la Isla.


Este artículo es de hace 2 años

La ex congresista cubanoamericana Ileana Ros-Lehtinen, una de las voces en Miami y Estados Unidos más críticas con el castrismo, trabaja para una compañía que asesora negocios con empresas del gobierno de Cuba, según reporta la cadena local ABC 10

Ros-Lehtinen, considerada por el régimen cubano como "la loba feroz", trabaja como cabildera en Washington para la compañía Akin Gump Strauss Hauer & Feld LLP que promueve negocios tanto de estadounidenses como de otros países con la Isla. 

"Mi trabajo está relacionado con sus clientes latinoamericanos. No tengo nada que ver con su trabajo en Cuba", dijo al citado medio la ex congresista del distrito 27 del Estado de Florida desde 1989.

El pasado enero se retiraba de ese puesto y ese mismo mes se unía como Senior Advisor (cabildera) a Akin Gump, una compañía considerada un lobby en Washington, que "asesora a las empresas sobre el cumplimiento de las sanciones de EE. UU., la Unión Europea y los programas del embargo comercial", según señala en su página web.

Asimismo ayudan con "negociaciones de contratos, restricciones de viaje, requisitos de licencias de exportación y restricciones de pago para la venta de productos farmacéuticos, alimentos y productos agrícolas a Cuba".  

Sin embargo, un portavoz de esa compañía señaló al periodista Michael Putney –quien reveló esta exclusiva– que "Ros-Lehtinen no trabajará en ningún asunto relacionado con Cuba para los clientes de Akin Gump".

"La oposición de Ileana al régimen de Castro es bien conocida", agrega. 

En una recientes declaraciones de una de las asesoras de Akin Gump sobre la Ley Helms Burton, que podría activarse por Donald Trump, decía que las empresas de EE.UU. se quedarán mirando mientras compañías rusas, chinas y de otros países invierten en Cuba. 

Pese a las aclaraciones tanto de la ex congresista como de Akin Gump, otros reconocidos cubanos del exilio como la periodista Ninoska Pérez de Radio Mambí cuestionan la compatibilidad de Ros-Lehtinen en ese nuevo puesto.

"Trabajar para una compañía así, que promueve el negocio en Cuba, en un momento donde es tan obvio que lo que pasa en Venezuela viene de Cuba, es preocupante", aseguró la periodista. 

De hecho, en su biografía en la página web de Akin Gump, Ileana Ros-Lehtinen no hace mención en ningún momento a su largo recorrido como opositora a los hermanos Castro y al gobierno de Cuba, al menos hasta el momento de redactar esta noticia.   

"La biografía de ocho cuartillas en Akin menciona su larga carrera en el Congreso, pero no hace en ningún momento mención a su larga vida como opositora al régimen de Castro", apunta el periodista de la cadena local de ABC en Miami.  

El largo historial de Akin Gump con la Isla incluye el asesoramiento a un centro estadounidense especializado en cáncer, Roswell Park, para el éxito del convenio con el Centro de Inmunología Molecular con sede en Cuba que permite los tratamientos cubanos en ese país y a una ONG para obtener las licencias necesarias para "la negociación de un memorando de entendimiento para la venta de productos agrícolas de los Estados Unidos a Cuba".  

Además, especifican en su web, que ese acuerdo agrícola incluyó "la participación en delegaciones del Congreso que viajaron a Cuba para reunirse con funcionarios del gobierno cubano (incluido el presidente Fidel Castro)".

Akin Gump está considerado una de las compañías y lobbys más grande de Estados Unidos. Cuenta con más de 800 abogados y 1.800 empleados. Sus ingresos anuales fueron de más de mil millones de dólares en 2017. 

Foto: Facebook / Ileana Ros-Lehtinen.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba


Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.