Cubanos indignados por largas colas para entrar a la mesa buffet de un hotel en Varadero


América Latina, Cuba,

Publicado el Viernes, 16 Agosto, 2019 - 14:48 (GMT-4)


Que el cubano común tenga que pasarse el año entero haciendo colas para comprar los alimentos, es una triste realidad a la que ya que el pueblo de la Isla se ha acostumbrado. Pero que en un hotel de categoría 4 estrellas de Varadero también haya que esperar horas para comer en su mesa buffet, es algo que supera toda lógica.

Sin embargo, les sucedió a los huéspedes del Hotel Brisas del Caribe, en el famoso balneario, el pasado 1ro de agosto.

Así lo denunció en su canal de youtube el usuario Juan Amores, quien publicó dos breves videos en los que se ve la aglomeración de los visitantes frente a la puerta del local, sin poder entrar.

No ad for you

“Todavía estamos aquí afuera, señores, y con tremenda hambre. Miren esto, ni pa’ la cola del pan. Brisas del Caribe de Varadero, un hotel 4 estrellas; yo no sé esas estrellas dónde están. Y pa’ comer pollo, porque ahí no hay carne de res, ni carne de puerco; ahí no hay cola de langosta… ahí no hay nada de eso”, se escucha la voz de Amores.

“4 estrellas, pera ya va por una y media”, añade otra usuaria.

En los últimos meses han aumentado las quejas de usuarios que se han hospedado en hoteles de lujo en Cuba.

La semana pasada una cubanoamericana de 33 años llamada Laura pagó más de dos mil dólares por pasar tres días en el Iberostar Bella Vista de Varadero, con servicio 'todo incluido', y su estadía resultó ser “una completa decepción”.

“… nos pasamos todo el tiempo dando propina, lo mismo para resolver una sombrilla en la playa que para que nos sirvieran mejores tragos o nos cambiaran diariamente las toallas. Y todavía los propios trabajadores te dicen que uno ‘tiene que entender’. Si la situación está mala pues que no cobren tanto. Todo el sistema es una mafia”, declaró.

Algo muy parecido vivió el cubano Héctor Ramis Salgado en el hotel cinco estrellas Playa Vista Mar, en Cayo Las Brujas, al norte de Villa Clara. Su habitación se la entregaron cuatro horas tarde, y al entrar comprobó que tendría que dormir en un catre. Al reclamar le dijeron que esa era la cama establecida para las habitaciones triples.

Para tomar jugo en el desayuno debía hacer largas colas, y en general había poco personal para atender a los huéspedes. En el bar, tras protestar por la calidad de la piña colada, el camarero alegó que tenía poca leche y la priorizaban para el café. “En un hotel de cinco estrellas me pareció una falta de respeto”, lamentó.

A pesar de que los precios en los hoteles cubanos no son precisamente baratos, la calidad de los servicios que ofertan deja mucho que desear. Es común encontrar en ellos mesas y vasos sucios en las áreas comunes de las instalaciones, artefactos rotos, goteras en los lobbys y puertas mal restauradas e incluso rotas.

Una de las mayores quejas está en la higiene. Se pueden encontrar cortinas de ducha con moho, polvo y arena en las esquinas de las habitaciones y en las puertas y pasillos, cristales con huellas por todos lados, espejos empañados, colillas de cigarro entre las plantas y suciedad en los baños, indicadores que definitivamente no se corresponden con los estándares de un hotel con más de 3 estrellas.

 

 

 

 


¿Tienes algo que reportar? Envíalo a CiberCuba:

editores@cibercuba.com 
 +34-962-353-194


Recibe todo el contenido de CiberCuba sin censura por Telegram:

CiberCuba en Telegram


Comentarios

Siguiente:

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.