Gaceñiga para acompañar el café | Foto © Pixabay creative commons

Receta de Gaceñiga

Cocina, Postres

Cocina, Postres

Tiempo de Preparación: 

60

Nota: 
La gaceñiga es el comodín de los dulces cubanos porque encaja en cualquier comida y combina con muchos alimentos. Es la acompañante del café, la mejor pareja del helado, ideal para mojar en leche, se lleva de maravilla con el té. Y por si fuera poco, tiene la capacidad de transformarse en Sponge Rusk.
Ingredientes: 
  • 5 huevos
  • 2 tazas de harina
  • 1 taza de azúcar
  • 1/2 taza de mantequilla (derretida)
  • 1/2 taza de leche
  • 1 cucharadita de vainilla
  • 1 cucharadita de polvo de hornear
  • 1 cucharadita de bicarbonato
  • 1 pizca de sal
  • Un puñado de pasas
Raciones: 
8
No ad for you
Instrucciones: 

El primer paso es cernir la harina para evitar grumos y obtener una masa ideal. Le añadimos el polvo de hornear, el bicarbonato y la pizca de sal. La separamos para su posterior utilización.

En otro recipiente amplio batimos los huevos y el azúcar hasta conseguir una mezcla de color amarillo pálido. Agregamos los ingredientes líquidos, es decir, la leche, la vainilla y la mantequilla derretida a temperatura ambiente. Debe quedar una masa bien integrada.

Luego añadimos la harina y las pasas con movimientos envolventes hasta que se integren y formen una pasta densa. La colocamos en un molde rectangular cuyas bases y bordes debemos haber cubierto previamente con papel vegetal. Este papel permite que la gaceñiga, al momento de retirarla, salga fácilmente y no se quiebre.

La masa debe hornearse durante unos 45 minutos, a una temperatura de 350° F (180 ºC). No deje de vigilarla, sobre todo cuando comience a tomar un color dorado. Para confirmar que está lista, utilice la vieja técnica del palillo de madera, cuando salga seco indica que puede retirarla del horno y dejarla enfriar. 

En caso de que no tenga papel de hornear engrase el molde con mantequilla y luego espolvoréelo con harina. En este caso es importante que, al terminar de hornearse la masa, espere a que esté fría para darle vuelta al molde.

La gaceñiga se puede disfrutar sola o como acompañante de té, café, leche y helados.

Comentarios

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.