Volteado de Piña | Foto © CiberCuba Cocina

Volteado de Piña

Cocina, Postres

Tiempo de Preparación: 

60

Nota: 
El Volteado de Piña es uno de los postres que más hacemos con nuestras abuelas en Cuba. La primera razón es la belleza y sabor de este plato y la segunda la disponibilidad del ingrediente estrella cuando no hay ni chocolates, ni nata, ni fresas, ni nada de lo que suele aparecer en los libros de pastelería europeos o americanos. Este es un postre que sí se puede elaborar en Cuba en la actualidad. Si no lo has hecho, aventúrate este fin de semana. Si en cambio tienes pericia con el volteado, no olvides compartir tu foto en nuestras redes sociales. Espero que disfrutes mucho esta receta y que su sabor te transporte a la más tierna infancia.
Ingredientes: 
  • 1 taza de harina
  • 1 taza de azúcar blanca
  • 1 cucharadita de polvo de hornear o bicarbonato
  • 1 pizca de sal
  • 4 huevos
  • 1 cucharada de mantequilla para engrasar el molde
  • 8 ruedas de piña en almíbar con su correspondiente jugo
Raciones: 
6
No ad for you
Instrucciones: 

Si para esta receta piensa usar piña natural le recomiendo que, después de pelar y cortar la piña en ruedas y de retirar el corazón de estas, le dé una cocción ligera con un poco de azúcar. Esto le permitirá obtener el jugo para la elaboración. No es necesario incorporar agua para este paso pues la piña suelta abundante líquido.

Precaliente el horno a 180ºC.

Molde preparado para añadir la mezcla del Volteado de Piña / CiberCuba Cocina

Prepare el molde cubriendo el fondo con papel vegetal (papel de cocina para hornear). En caso de que no tenga, engrase el molde con mantequilla y polvoréelo con una capa fina de harina, retire el excedente y ponga azúcar moreno, también en una capa fina. Coloque las ruedas de piña con el diseño que desee que tenga su volteado. No deseche el jugo de la conserva pues utilizaremos una parte más adelante. Reserve el molde listo hasta tener la mezcla de la panetela.

Para hacer la panetela, separe las claras de las yemas. Bata las claras hasta tener el punto de nieve y comience a añadir el azúcar, poco a poco y sin dejar de batir. Debe formarse un merengue. No importa que no quede perfecto en picos, aunque sí debe estar fuerte. Añádale las yemas y continúe batiendo hasta que estén bien integradas.

Merengue y yemas / CiberCuba Cocina

Una los ingredientes secos (harina, polvo de hornear y sal) en una vasija, ciérnalos para evitar que queden grumos posteriormente en la masa. Incorpórelos poco a poco al merengue con las yemas. En este paso no use la licuadora. Utilice una espátula dura que le permita hacer movimientos envolventes a la harina. Si es su primera vez haciendo una panetela, le sugiero que sea paciente y constante, que todo se integrará bien.

Cuando termine de incorporar toda la harina, la mezcla estará densa. Para suavizarla y que adquiera un rico sabor, agregue media taza del jugo de piña reservado anteriormente. Termine de mezclar sin abandonar los movimientos envolventes pues son los que oxigenan la masa.

Prueba del palillo seco / CiberCuba Cocina

Coloque la mezcla en el molde y lleve al horno por 40 minutos. En esta receta se utilizó un molde de 26,5 cm de diámetro. Usted utilice el molde que desee cuidando no ocupar más de 2/3 partes. Recuerde que cada horno tiene características propias. Preste atención al punto de cocción para que no quede cruda, ni demasiado seca. Para comprobar que la panetela está lista introduzca un palillo en el centro, debe salir seco. Cuando esté lista, sáquela del horno y déjela refrescar.

Le sugiero esperar a que se enfríe para darle vuelta. Aunque hay casos en que la prisa por probarla no da para tanto. Coloque la fuente o plato sobre el cual presentará el postre y voltéelo cuidadosamente. Si usa papel vegetal en el fondo, retírelo poco a poco para evitar que se pueda dañar la figura que se forma. Si usa un molde enharinado y con azúcar, verifique que la panetela está bien separada de todas las paredes del molde antes de voltearlo. Luego coloque  el plato y deje caer la panetela con delicadeza.

Volteado de Piña / CiberCuba Cocina

Una vez lo haya volteado y el diseño con las ruedas de la piña esté al descubierto, tiene dos opciones:

a) mojar la masa delicadamente con un poco del almíbar o jugo de la conserva

b) servir el almíbar aparte, de modo que cada comensal pueda mojar el volteado de piña a su gusto.

Para terminar la decoración del volteado de piña algunas personas colocan guindas o alguna bolita de fruta que contraste con el tono amarillo de la piña. Pero esto queda a su gusto.

Que disfrute esta rica y linda receta!! Buen apetito!!

Comentarios

Privacidad y uso de cookies:

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad del sitio y entregar contenido y publicidad adaptados a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.