Omara Urquiola espera en la sala de penados del hospital Abel Santamaría Foto © Cortesía de Omara Urquiola

Recluido en un hospital, Ariel Ruiz Urquiola pide a gritos que le dejen ver a su hermana y solicita asistencia religiosa

Este artículo es de hace 2 años

Un momento muy tenso están viviendo en estos momentos familiares y amigos del biólogo cubano Dr. Ariel Ruiz Urquiola, quien se encuentra recluido en la sala de penados del hospital Abel Santamaría de Pinar del Río, a diez días de haber iniciado una huelga de hambre y sed.

Omara Ruiz Urquiola, hermana del investigador, arribó al hospital en la mañana de este miércoles con la esperanza de recibir un parte médico y corroborar el estado de salud de Ariel, bajo observación desde hace cuatro días.

Por segunda vez, Omara -que está enferma de cáncer- debe viajar infructuosamente de La Habana a Pinar del Río para visitar a su hermano, condenado en mayo a un año de prisión por el supuesto delito de desacato.

Al centro médico también acudió el Dr. Pastor Carlos Raúl Macías López, así como los activistas del movimiento Somos+ Osvaldo Borges Víctor y Roilán Cabrera Rodríguez, para acompañar a Omara en su reclamo.

El Dr. Pastor Carlos Raúl Macías López, Osvaldo Borges Víctor, Roilán Cabrera Rodríguez y Omara Isabel Ruiz Urquiola a la espera del Dr. Valiente, Médico Jefe de la Sala de Penados del Hospital Abel Santamaría

Entretanto, Ariel se encuentra incomunicado y las autoridades no le permiten ningún tipo de visitas. Omara y el resto de los activistas, se encuentran a la salida de la sala de penados en espera del doctor que atiende esta sección del hospital.

El Dr. Pastor Carlos Raúl Macías López conversa con el mayor del MININT que se identifica como  "Tito"/ Foto cortesía de Omara Ruiz Urquiola

Según contaron a CiberCuba fuentes cercanas a la familia Ruiz Urquiola, mientras Omara estaba esperando sentada en el piso, la puerta de la sala se entreabrió y entonces pudo gritarle a Ariel que solicitara asistencia religiosa, a lo cual respondió que sí.

Sala de penados/ Cortesía de Omara Ruiz Urquiola

Unos segundos después y ante la negativa por parte de los oficiales que lo custodiaban, el biólogo empezó nuevamente a gritar, exigiendo que lo dejaran ver a su hermana y que dejaran de violar sus derechos humanos.

Las mismas fuentes corroboran que a pesar de la protesta, el militar identificado como Mayor Tito les reiteró que no le permitiría asistencia religiosa ni visitas.

Este artículo es de hace 2 años

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba