Mailén Díaz Almaguer Foto © Mailén Díaz Almaguer/ Facebook

Mailén deja el Calixto García y se recupera en el hospital Hermanos Ameijeiras

Este artículo es de hace 2 años

Mailén Díaz Almaguer, única sobreviviente del accidente aéreo ocurrido el 18 de mayo en La Habana, abandonó el hospital Calixto García, donde permaneció más de 70 días, muchos de ellos en estado crítico.

La joven de 19 años ha quedado parapléjica debido a la afectación medular y con su pierna izquierda amputada al nivel de la rodilla, informó el diario Juventud Rebelde.

Ahora ha comenzado una fase de estabilización y rehabilitación en el hospital Hermanos Ameijeiras, también en la capital cubana.

Mailén sufrió lesiones en su columna vertebral, en las extremidades y en la pelvis, así como quemaduras que requirieron frecuentes curas y drenajes. Necesitó varias intervenciones quirúrgicas y su evolución se vio constantemente comprometida con enfermedades oportunistas.

Sin embargo, fue capaz de comunicarse con el equipo médico que la atendía. Aunque no podía hablar, asentía o negaba con los ojos, mostraba pena o alegría. Más tarde articulaba las palabras sin pronunciarlas, y las personas leían los movimientos de sus labios.

Tiempo después, los psicólogos se dieron cuenta de que estaba desorientada desde el punto de vista temporal y espacial, con una reacción al trauma denominada memoria fragmentada: decía que había tenido un accidente de carretera y negaba que había sido de aviación.

La decisión de amputarle la pierna no se le pudo comunicar enseguida, pues estaba inmunodeprimida en ese momento. Después de la intervención, para asearla le colocaban un parabán en la mitad del cuerpo y le enrollaban una colcha donde antes estaba el miembro.

Según narró el doctor Ifrán Martínez Gálvez, especialista en Angiología, pensó que al momento de decírselo se vendría abajo, pues solo tiene 19 años.

“La mayoría de las personas se deprimen en esas circunstancias; sin embargo, ella no se derrumbó”, añadió.

Por último, dos semanas antes de ser trasladada hacia el Hermanos Ameijeiras, tuvo un empeoramiento respiratorio y cardiocirculatorio debido a la lesión a nivel cervical.

El también subdirector del Calixto García hubiese querido que la recuperación total hubiera concluido en ese centro, donde le salvaron la vida. Pero también entiende que ya allí cumplieron su misión.

“Lo más importante es la satisfacción de haber aportado lo nuestro en su evolución”, concluyó.

 

 

Este artículo es de hace 2 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.