Creación de dunas artificiales en playas cubanas Foto © Granma

El 86% de las playas cubanas, en peligro por la erosión y el retroceso de la línea costera

Este artículo es de hace 1 año

Las playas de Cuba muestran un alarmante retroceso anual de la línea costera de 0.3 y hasta 2.5 metros, un fenómeno que afecta el 86% de estas zonas altamente explotadas por el turismo, reveló un estudio científico divulgado este viernes por el periódico Granma.

Según el medio, se trata de investigaciones realizadas en el marco del Macroproyecto sobre Peligros y Vulnerabilidad Costera, elaborado por investigadores cubanos con la colaboración de colegas de Estados Unidos, Francia y Puerto Rico.

Este estudio mostró “de manera irrefutable” que la erosión es un fenómeno generalizado en las playas del Caribe y sus actualizaciones más recientes indican que, de las 257 playas evaluadas en la Isla hasta el cierre del 2017, el 86 % están afectadas.

Como causas de esto, los investigadores citaron el ascenso progresivo del nivel medio del mar, registrado en las últimas décadas y asociado a los efectos del cambio climático, y la incidencia perjudicial de un grupo de acciones llevadas a cabo por el hombre.

Entre estas acciones se identificaron la extracción de arena, la construcción de viales, hoteles y otras edificaciones sobre las dunas; la incorrecta ubicación de obras de protección costera; el represamiento o desvío de ríos, la instalación inadecuada de marinas y puertos, y los daños ocasionados a los arrecifes coralinos y pastos marinos.

De acuerdo con el reporte, el incremento del nivel medio del mar de 1996 al 2009 ascendió a una velocidad promedio de 1.43 milímetros por año en todo el archipiélago cubano. Ello se sumó a la ocurrencia de fuertes marejadas por fenómenos meteorológicos y el déficit en los aportes de las fuentes productoras de arena.

El doctor en Ciencias Geográficas José Luis Juanes Martí, investigador del Instituto de Ciencias del Mar y reconocida autoridad en el tema, dijo al periódico que Varadero ha sido un verdadero polígono investigativo en el tema de la erosión desde la década de los 70 del pasado siglo.

Los aportes de esos estudios condujeron al diseño y ejecución de los primeros vertimientos artificiales de arena entre 1986 y 1992, labor que tuvo su punto culminante en 1998, con el depósito de más de un millón de metros cúbicos a lo largo de unos 11 kilómetros de costa, en solo nueve semanas.

“A partir del conocimiento acumulado allí quedó instituida legalmente mediante el Artículo 16, inciso B, del decreto Ley 212 del año 2000, la prohibición de extracción de áridos en las playas y áreas de la plataforma insular cubana”, explicó.

Los resultados con el empleo de la alimentación artificial de arena en Varadero, confirmaron a dicha técnica como la alternativa ingeniera más recomendada y ventajosa para contrarrestar los efectos de la erosión y preservar las condiciones naturales de la famosa playa, dijo.

La cantidad de arena vertida sobrepasa hoy la cifra de 3.390 000 metros cúbicos y ha permitido ampliar y conservar con los indicadores de calidad en la franja de arena donde se asientan los bañistas y mantener en buenas condiciones las dunas. 

Según el académico, desde hace más de 15 años, las campañas de suministro artificial de arena son asumidas por la Empresa de Inversiones Gamma S.A. del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente. 

La relación de polos turísticos beneficiados con tal práctica ya incluye a Cayo Coco, Cayo Guillermo, Cayo Santamaría, Cayo Las Brujas, Cayo Largo del Sur y Playas del Este, en la capital.

Este artículo es de hace 1 año

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.