Cuentapropistas cubanos vendiendo alimentos Foto © CiberCuba

Cuentapropistas cubanos en Villa Clara tienen miedo a vender manzanas

Esta noticia es de hace 1 año

Como si se tratara carne de res, tabaco, langostas u otro producto prohibido, algunos cuentapropistas cubanos se cuidan ahora de vender manzanas en los lugares donde anteriormente era normal adquirir esos frutos.

No es que no se comercialicen, sino que se les oculta tras los mostradores y tarimas del mercado informal de la isla. La fruta ha renovado su connotación pecaminosa, y sobre ella se habla en voz baja y hasta con un dejo de incomprensible culpa.

Los vendedores advierten de que no se coman en la calle, y hasta preguntan en qué bolsa se van a llevar. ¡Nada de jabas transparentes de nylon!

Todo ese clandestinaje ha servido, además, para aumentar el precio del alimento que de los 30 o 40 pesos que podían costar en las tarimas callejeras, se ha disparado a 50 o 60 pesos la unidad, en un momento en que las familias de más altos recursos comienzan a buscarlas ya, pensando en las cenas de fin de año.

CiberCuba / Las manzanas en Villa Clara antes podían encontrarse en varios sitios, ahora no

Parecieran no existir argumentos contundentes que expliquen por sí solos el exceso de cautela. Al indagar sobre las posibles causas con algunos vendedores del mercado Los Framboyanes, en la ciudad de Santa Clara, estos arquearon sus cabezas, y con el mohín que hacen los cubanos para indicar que lo que se sabe no se pregunta, se limitaron a decir “la han cogido con eso” y “la cosa está mala”.

Al parecer se refieren a la algarabía desatada por el gobierno en la capital cubana luego que en el mercado La Puntilla fueran vendidas 15 mil manzanas a un solo cliente. Tras la denuncia formulada por el bloguero oficial Iroel Sánchez, se generó toda una polémica de la cual derivaron sanciones para los dependientes y muchas más polémica que soluciones.

Pero los vendedores en el centro del país, dicen no conocer en profundidad el incidente. Ellos son presa de la confusión y la desinformación, o sencillamente sacan partido de un evento que más que aumentar la importación del producto — como podría esperarse en cualquier negocio caracterizado por la alta demanda y una considerable ganancia para los inversores— se ha generado un temor infantil, aparentemente injustificado.

Sin embargo, un vendedor de minutas del propio mercado Los Framboyanes, asegura que “la escondedera” se debe a los rumores que circulan sobre la presunta investigación del ministerio del interior para determinar el destino final de las 15 mil manzanas de la discordia.

Esta noticia es de hace 1 año

Archivado en:

Playlist de videos en CiberCuba

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985