Embajada de Estados Unidos en Cuba | Foto © CiberCuba
Embajada de Estados Unidos en Cuba | Foto © CiberCuba

El director de la CIA viajó a Cuba en misión secreta y se entrevistó con el hijo de Raúl Castro

América Latina Cuba

John O. Brennan, quien fue director de la CIA desde 2013 a 2017, viajó a Cuba en misión secreta en el 2015, y se reunió allí con Alejandro Castro Espín , hijo del ex gobernante Raúl Castro , según The New Yorker.

Castro, con grados de coronel, era en aquel momento el supervisor de las agencias de inteligencia de la Isla, y en 2013 había sido designado por su padre como su intermediario ante los enviados de Obama en el proceso de acercamiento entre la Isla y Estados Unidos.

Según la publicación, ambos dirigentes se encontraron en una “discreta casa de huéspedes del gobierno”, pocas semanas después del restablecimiento oficial de las relaciones diplomáticas.

No ad for you

El tema a tratar era la cooperación de inteligencia entre los dos países; Brennan, quien consideraba a la inteligencia cubana como la mejor de América Latina, quería establecer vínculos en la lucha contra el narcotráfico y el terrorismo.

Según relataron después funcionarios estadounidenses, los cubanos también admitieron que respetaban a la CIA. La encontraban incluso más confiable que el Departamento de Estado, que durante el mandato de George W. Bush había cooperado con los programas destinados a socavar el gobierno de la Isla.

“¡Quién pensaría que la CIA sería la agencia en la que confiarían los cubanos!”, llegó a decirle a Alejandro Castro el propio Benjamín Rhodes, asesor de seguridad nacional de Obama, y quien desde 2013 estuvo negociando el restablecimiento de las relaciones diplomáticas junto con el hijo de Raúl. 

El encuentro concluyó con un banquete donde comieron cerdo asado. Pero al final, las negociaciones no fructificaron.

A pesar de que Brennan y Castro acordaron varios pasos, como ubicar en Washington un oficial que sirviera como enlace entre los servicios de inteligencia de ambos gobiernos, los cubanos nunca cumplieron.

Los estadounidenses creen que la gestión de Castro fue minada por quienes en la Isla se oponían a mejorar las relaciones. El cubano, a su vez, se quejó que lo mismo pasaba en la CIA.

Según dijo en una entrevista Rhodes, los públicos estadounidense y cubano apoyaban de manera abrumadora una mayor implicación en el vínculo.

“Pero hay anticuerpos incrustados en ambos gobiernos que no quieren dejar de lado el conflicto”, añadió.

 

Comentarios

Siguiente artículo:

Privacidad y uso de cookies:

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad del sitio y entregar contenido y publicidad adaptados a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.