Desmantelan la Comisión de Defensa y Seguridad Nacional que dirigía Alejandro Castro Espín, hijo de Raúl Castro

También han desmantelado el edificio de 26, donde residían familiares de Raúl y la Casa de Celia, en la calle 11 del Vedado.

Alejandro Castro. Foto © EFE

Este artículo es de hace 3 años

El Gobierno de Cuba desmanteló la semana pasada la Comisión de Defensa y Seguridad Nacional, que venía asesorando al mandatario Raúl Castro y de la que era miembro Alejandro Castro Espín, hijo de éste.

Castro Espín llevaba la voz cantante en este "Gobierno paralelo" que tanto ha incomodado a los generales de la vieja guardia, que nunca han visto con buenos ojos tener que subordinarse a una persona de rango militar inferior, según han informado a CiberCuba fuentes cercanas a la Comisión de Defensa.

También fue desmontada en marzo del año pasado la residencia de la calle 11, entre 12 y 10, en el Vedado, conocida como la "Casa de Celia". Es una vivienda estratégica, cuya dirección figuraba en el carnet de identidad del ex gobernante Fidel Castro y a la que éste solía ir de visitas por las noches. De pronto un día, sin más, el "búnker" se quedó sin guardias y sin las férreas medidas de seguridad que se mantenían hasta ese momento.

Asimismo han desmantelado el edificio de la calle 26, frente al Cementerio Chino, de Nuevo Vedado, donde estaba, entre otros, la casa en la que se criaron los hijos de Raúl Castro y Vilma Espín.

El gobernante cubano, según las fuentes a las que ha tenido acceso CiberCuba, no quiere dejar pistas de los organismos que le han estado asesorando ni de las residencias estratégicas montadas para su gente. Ocurrió cuando Fidel Castro le traspasó el poder y vuelve a ocurrir ahora, sólo que con una diferencia: con Fidel se hizo después de que éste se echara a un lado y Raúl se está anticipando al cambio en la Presidencia del país, programada para este mes de abril.

Alejandro Castro Espín (29 de julio de 1965) tiene 52 años y es coronel del Ministerio del Interior. Cobró relevancia en el Gobierno cubano a raíz de la llegada de su padre al poder en febrero de 2008. Sin embargo, su figura se hizo visible cuando recibió a pie de avión, con uniforme militar, a tres de los cinco espías cubanos condenados en Estados Unidos y que en diciembre de 2014 regresaron como héroes a la Isla.

Luego, durante el deshielo de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos, Castro Espín fue una de las pocas personas que, por la parte cubana, asistió a una entrevista que sostuvieron Raúl Castro y Barack Obama en 2015 en Panamá.

Justo ese año Alejandro Castro aseguró a Mega TV de Grecia que no reemplazaría a su padre al frente del Gobierno de Cuba. Y aunque los analistas le veían como candidato, la publicación de las listas de los 605 aspirantes a diputados a la Asamblea Nacional despejó todas las dudas. Su nombre no aparece.

La figura de Alejandro Castro Espín ha causado cierto recelo entre los altos mandos del Ejército en Cuba. No sólo porque siendo generales "históricos" recibían órdenes de un coronel cuarentón sino también por lo poco que les gustaba el coronel Abel Enrique Rodríguez Santamaría (sobrino de Haydeé Santamaría), mano derecha de Alejandro, que hasta ahora ostentaba el cargo de viceasesor de la Comisión de Defensa de la Seguridad Nacional.

Abogado, máster en Relaciones Internacionales, doctor en Ciencias Políticas, el coronel Abel Rodríguez Santamaría, casado con la periodista Talía González, no gustaba porque sus escritos y opiniones hacían pensar a la vieja guardia que buscaba una relevancia política que ellos entienden que no le corresponde.

En el desmentalamiento de la Comisión de Defensa y Seguridad Nacional las fuentes a las que ha tenido acceso CiberCuba no ven "nada raro". Raúl Castro quiere dejar todos los cabos atados antes de abril. No hay más.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba