Vedado, en La Habana Foto © Wikipedia

Una deuda entre dos empresas estatales deja a un grupo de ancianos sin ascensor en el Vedado

Este artículo es de hace 1 año

Los vecinos de un edificio ubicado en la calle 4, entre 17 y 19, en el municipio Plaza de la Revolución, en La Habana, son víctimas de la ineficiencia de la economía empresarial socialista, que los ha dejado nada más y nada menos que sin ascensor.

Como último recurso, han escrito a la sección Acuse de Recibo, en el diario Juventud Rebelde, que describe como una verdadera agonía la situación por la que están pasando.

Cuentan que al inmueble le fue asignado el pasado año un elevador para sustituir el que tenía, operación que estaba a cargo de la empresa Unisa, y que estaba prevista terminarse en tres meses.

El 20 de julio llegó el contenedor, y casi un mes después, el 24 de agosto, las cajas con las partes. El 20 de septiembre de 2018 comenzaron a desmontar el equipo antiguo, y casi dos meses después terminaron de instalar el nuevo.

Pero quedaba pendiente la obra civil...

Después de múltiples gestiones con la sucursal de Unisa, que incluyeron la compra por parte de los vecinos de los sacos para trasladar los materiales y hasta de los ladrillos para el relleno, el 6 de diciembre la obra civil estaba lista.

Entonces, faltaba el aterramiento...

El 26 de diciembre una comisión compuesta por Unisa, Vivienda y el Grupo Nacional de Ascensores inspeccionaron el inmueble y prohibieron el funcionamiento del ascensor, debido a que no tenían el aterramiento. Ello, a pesar de que unos días atrás ingenieros de Unisa habían dado el visto bueno a la instalación.

La solución no se divisa. La causa: Vivienda tiene cuentas pendientes por pagar a Unisa, que a su vez le debe a la empresa del Micons que debe asumir el aterramiento.

Mientras, los ancianos del edificio cuestionan por qué deben padecer ellos por las deudas que tienen entre sí las empresas. “¿Por qué comenzaron el desmontaje y montaje del nuevo equipo si no tenían garantizado llevar la obra hasta el final?”, se preguntan.

 

Este artículo es de hace 1 año

Archivado en:

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985