Familia Foto © Cortesía de la entrevistada

La desesperada historia de una doctora cubana en Brasil: "El parole es nuestra única esperanza, Bolsonaro nos mintió"

Este artículo es de hace 1 año

Anaysi Fuentes Petrolanda está desesperada. Ella es una de los cerca de 2 mil profesionales de la salud cubanos que decidieron probar suerte en Brasil luego de que el Gobierno de la Isla decidiera suspender el programa Mais Medicos en ese país.

La doctora, de 45 años, radica en una pequeña ciudad del estado de Maranhão. Actualmente no tiene trabajo y tampoco cree que esa situación cambie en los próximos meses.

Vive allí con su hija María Del Mar Ojeda Fuentes y su pequeño nieto, de 2 años. El niño padeció un trauma craneoencefálico y tuvieron que vender la casa en Cuba para pagar los gastos del tratamiento.

Su hija, que llegó a Brasil cruzando fronteras, tampoco encuentra trabajo porque es muy difícil conseguirlo en esa comunidad. Los ahorros se les han ido.

“Por si fuera poco, aquí nos excluyen por ser extranjeras”, explica.

“Muy pronto no tendremos cómo pagar la renta… Llevamos 4 meses aquí y se nos está acabando el dinero, hemos vendido todo lo de la casa para poder comprarle cosas al bebé”.

Sin trabajo en Brasil y sin casa en Cuba la única esperanza de estas dos mujeres es que el Gobierno de Estados Unidos reabra el programa parole para los médicos de la Isla que se encuentran varados en diferentes regiones.

“El presidente Jair Bolsonaro nos mintió. Dijo en noviembre la oportunidad de reválida y trabajos y todo fue mentira pues cuando asumió el nuevo ministro de salud abrió solo convocatorias para médicos brasileños y se olvidaron de las promesas”.

"Nosotras para Cuba no regresamos porque esa sí sería una peor decisión", acota.

A fines del año pasado Bolsonaro dijo que para que los médicos cubanos pudieran seguir trabajando en Brasil el Gobierno de la Isla debía pagarles el salario completo, dado que se quedaban con la mayor parte de éste. También exigió a las autoridades que le permitieran a sus médicos viajar con sus familiares.

Para impedir la intromisión de agentes de la seguridad cubana en el programa Mais Médicos, el presidente pidió además que los profesionales hicieran un examen de reválida. 

Cuba no aceptó las condidiones y en cuestión de semanas retiró a los miles de trabajadores que tenía en ese país. Alrededor de 2 mil de ellos decidieron no regresar. Entre otras razones, confiaron en poder continuar su vida como médicos en Brasil.

La situación ha cambiado. El programa Mais Médicos llenó su convocatoria con profesionales brasileños y actualmente la mayoría de los cubanos vive situaciones similares a la de Anaisy.

Este artículo es de hace 1 año

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985