El cubano Diego Arostegui (i) y el venezolano Walter Correa Cisneros (d) Foto © Twitter/Wilmington Police

Condenan a un cubano y un venezolano en EE.UU. por robo de identidad y fraude con tarjetas de crédito

Este artículo es de hace 1 año

Un cubano y un venezolano han sido sentenciados a penas de cárcel de 33 meses y al pago de casi 20 mil dólares cada uno, tras declararse culpables por el robo de identidad, por haber fabricado tarjetas de débito/crédito, y por haber instalado dispositivos en cajeros automáticos.

El cubano Diego Arostegui (23 años) y el venezolano Walter Correa Cisneros (32) fueron arrestados en 2018 como resultado de una investigación llevada a cabo por el Departamento de Policía de Wilmington (Carolina del Norte) y el Servicio Secreto de Estados Unidos (USSS, por sus siglas en inglés).

En marzo de 2018 el Departamento de Policía de Wilmington fue alertado por los investigadores de la división de fraude de la Unión de Crédito de los Empleados del Estado (SECU) que tres personas intentaban retirar ilegalmente dinero de un cajero automático ubicado en Wrightsville Avenue, en Wilmington.

Los oficiales realizaron una parada de tráfico y arrestaron a Correa y a Arostegui en un vehículo donde fueron encontrados 9.319 dólares, numerosas tarjetas de débito/crédito, computadoras, medios de almacenamiento digital y dos lectores/codificadores de tarjetas.

La investigación determinó que las tarjetas se habían utilizado en varios cajeros automáticos en el área de Wilmington durante varios días.

Además, la unidad de fraude de la SECU confirmó que se había colocado un dispositivo ilegal en un cajero automático en el poblado de Leland.

Un rastreo de los ordenadores portátiles y teléfonos celulares incautados a Correa y Arostegui revelaron 566 números de tarjetas individuales que fueron emitidos por 71 instituciones financieras diferentes, entre ellos siete números de tarjetas que fueron emitidos por una institución financiera en México y otra de la India.

La cantidad robada se estimó en unos 283 mil dólares y las autoridades determinaron que ambos sospechosos habían trabajado en complicidad con otras personas que se encontraban en Venezuela y Miami.

Los cómplices de Correa y Arostegui viajaban a varios estados, incluidos Georgia, California y Florida, para instalar dispositivos de tarjeta.

Se estima que ganaron un media de 250 mil dólares mensuales como resultado del esquema fraudulento.

Correa y Arostegui fueron acusados de cometer fraude de dispositivos de acceso y robo de identidad desde el año 2017 y hasta marzo de 2018, con diez o más víctimas involucradas.

Además de pasar 33 meses en la cárcel, han sido sentenciados a 3 años de libertad supervisada y al pago de 19.966 dólares.

Este artículo es de hace 1 año

Archivado en:

Playlist de videos en CiberCuba


Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985