Persona pagando sus impuestos. Foto © Cubadebate / José Raúl Concepción

ONAT advierte de sanciones contra contribuyentes morosos a la hora de presentar la Declaración Jurada

Este artículo es de hace 1 año

Funcionarios de la Oficina Nacional de Administración Tributaria (ONAT) han acudido a los medios de prensa cubanos para advertir de posibles sanciones contra los contribuyentes que se han demorado en la entrega de la Declaración Jurada y el pago de impuestos sobre los ingresos personales.

Hasta el viernes último 140.410 personas, cifra que representa el 72,7 % del total de obligados, han cumplido con su obligación fiscal, y el plazo límite vence el próximo 30 de abril.

Un reportaje de Martí Noticias recoge recientes declaraciones de las autoridades de la ONAT en Santiago de Cuba, en las que mostraban preocupación ante la morosidad del sector privado en la provincia.

Según George Castillo Mojena, jurídico de la institución en el territorio, la declaración jurada es un “acto de confianza”, y puede haber intenciones de falsear el documento y evadir el fisco.

“Es muy difícil conocer la real cuantía de los ingresos personales de cada contribuyente, por ello se establece la declaración jurada, la cual no debe tener errores, ya que se puede condenar tanto por las vías penales como administrativas, establecidas en la ley 113, en su decreto 308. En caso de delitos más graves de evasión fiscal, los mismos pasarían a competencia de los Tribunales”, advirtió.

El especialista aclaró que aunque se estableció un término ‘voluntario’ hasta el 30 de abril, la ONAT tiene hasta cinco años para verificar la información otorgada.

“De no presentar la DJ en el término voluntario, entonces la persona incurrió en morosidad, lo cual se sanciona con multas desde 100 a 600 pesos", especificó.

Así mismo, "si se hallan informaciones falsas en la declaración, se puede sancionar con 250 o 3.000 pesos por incumplimiento de deberes formales. En caso de no declarar la suma real de los ingresos, se aplicarán penalidades de 350 a 10.000 pesos, y el aporte del 30 % de lo dejado de declarar".

Además detalló que "en caso de que el contribuyente muestre resistencia, entonces se le impondrá una pena de dos a cinco años de privación de libertad, o multas de 500.000 cuotas por evasión fiscal. Por último, si se detecta falsificación, entonces la sanción será de tres a ocho años de cárcel”.

Martí Noticias conversó con varios contribuyentes, quienes denunciaron que su actividad está afectada por numerosas “multas y obligaciones, y se carece de estímulos y de recursos”. Ello provoca incertidumbres entre los trabajadores, y por eso muchos optan por conservar sus ingresos hasta el último día, mientras que no pocos han abandonado sus patentes para regresar a la ilegalidad.

Cuba es el país de América Latina con mayor carga impositiva. Según datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), los impuestos representan en la Isla el 41,7% del PIB nacional. El economista cubano Elías Amor explicó a CiberCuba que los impuestos representan en la Isla el 70% de su PIB.

Cada año, en enero, la ONAT lanza la convocatoria para la declaración de impuestos del año fiscal que termina en abril, dirigida a trabajadores por cuenta propia, artistas, comunicadores sociales, diseñadores y personal que labora en sucursales extranjeras, entre otros.

Este año más de un millón de contribuyentes estaban llamados a cumplir su obligación fiscal. De ellos, 590.000 son cuentapropistas.

Este artículo es de hace 1 año

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985