Roberto Morales Ojeda e Isabel Cristina Cabello. Foto © Cubadebate / Twitter: @IsabelCCabello2

"No cuestiones más", la respuesta del exministro de Salud a la cubana que perdió a su hija por negligencia médica

Este artículo es de hace 1 año

Roberto Morales Ojeda, exministro de Salud Pública en Cuba (MINSAP), ha respondido tajantamente a la doctora cubana Isabel Cristina Cabello, quien perdió a su hija y nieta por negligencia médica.

"Doctora la pérdida de una hija o hijo es irrecuperable para los padres y familiares, pero también dolorosa para cualquier persona, pero usted ha recibido respuesta en varias ocasiones de investigación de la muerte de su hija y de los paquetes de Venezuela. No cuestiones más", escribió el exministro, quien estuvo en el cargo hasta julio de 2018.

La respuesta era una réplica a un comentario que Isabel le había dejado en su mensaje por el Día de las Madres el pasado domingo 12 de mayo.

Captura de Twitter

Isabel lleva 4 años exigiendo que se haga justicia con el caso de su hija, una joven de 18 años embarazada que murió en 2015 durante el parto en el Hospital Arnaldo Milián de Santa Clara.

La doctora, de 60 años, estaba cumpliendo misión en Venezuela en el momento de la muerte de su hija. Desde entonces ha denunciado su caso a todos los niveles en Cuba.

Aunque el MINSAP reconoció que hubo un "incumplimiento de protocolo de la atención a la emergencia obstétrica" por parte de los especialistas que atendieron el caso de su hija, una paciente de "alto riesgo", las penas fueron mínimas.

A uno de los médicos implicados se le rebajó un mes de salario, a otro le bajaron de su cargo y al tercero, un estudiante de medicina, se le prohibió graduarse de la especialidad de Ginecología.

Cristina Cabello continúa pidiendo que se haga justicia pero a cambio ha recibido malos tratos desde el inicio.

La mujer, de 60 años, contó recientemente en una entrevista que después de lo ocurrido a su hija y su nieta fue devuelta a Cuba a la fuerza cuando faltaba muy poco para finalizar su misión en Venezuela.

“Entraron a la fuerza a mi casa en Venezuela, rompieron la puerta con una pata de cabra, y me sacaron sin dejarme apuntar lo que dejaba”, rememoró.

A Isabel no la dejaron recoger las pertenencias y al llegar a La Habana la internaron durante cinco días en el Hospital Psiquiátrico Gali García. “Me trajeron a Cuba y me hicieron pasar por loca, con dictámenes falsos y con lo que tenía puesto", cuenta.

Este artículo es de hace 1 año

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985