Activistas cubanos miembros de Conecta Cuba. Foto © Twitter / Foundation for Human Rights in Cuba

Connect Cuba celebra la legalización de las redes Wifi privadas en el país

Este artículo es de hace 1 año

Un mensaje enviado por la Fundación para los Derechos Humanos en Cuba (FHRC, por sus siglas en inglés) mostró su satisfacción luego que se conociera la decisión del gobierno cubano de autorizar la importación de equipos de conexión y crear redes privadas.

“Al fracasar en su esfuerzo por prohibirlas, el gobierno ha tenido que retroceder y legalizar las redes de Wifi privadas en todo el país” afirma la Fundación en el mensaje publicado en su página web.

Con especial interés mencionan que el programa Conecta Cuba también se regocija de este momento, que califican de una “victoria que miles de cubanos hemos alcanzado sobre el régimen”.

También denuncian al gobierno cubano por utilizar las medidas publicadas este miércoles a través de impuestos a los cuentapropistas que usarán estas tecnologías.

“El régimen cubano, incapaz de crear riquezas y empleos con la eficiencia que lo viene haciendo el sector privado, quiere bloquearlo y asfixiarlo” agregan.

Las Resoluciones 98 y 99 de 2019 del Ministerio de Comunicaciones de Cuba permiten la creación de la licencia de 'operador de red' para aquellos que tengan redes privadas y permiten la conexión a Internet a través de ETECSA.

CiberCuba reproduce de manera íntegra el mensaje publicado por FHRC:

La Fundación para los Derechos Humanos en Cuba (FHRC) –en especial su programa Connect Cuba– se regocija con la victoria que miles de cubanos hemos alcanzado sobre el régimen. Al fracasar en su esfuerzo por prohibirlas, el gobierno ha tenido que retroceder y legalizar las redes de Wifi privadas en todo el país.

El 26 de noviembre de 2013, la Fundación para los Derechos Humanos en Cuba con el apoyo de Gloria Estefan, Willy Chirino y Ana Villafañe, lanzó el programa Connect Cuba.

La misión de Connect Cuba es defender el derecho de los cubanos a tener acceso sin censura, con calidad, y hasta donde sea posible gratuito, a Internet.

Desde entonces FHRC ha trabajado dentro de Cuba repartiendo equipos, memorias portátiles, nano antenas para crear redes de Wifi, y envía “paqueticos” con información alternativa. Vaya nuestro respeto a todos los activistas que han tenido que sufrir la represión, decomiso de equipos y detenciones arbitrarias de parte de la dictadura por usar esta tecnología que ahora se “autoriza”.   

Hoy insistimos de nuevo en que la transición a la nueva civilización de la información, el conocimiento y la innovación del siglo XXI está siendo bloqueada por la censura tecnológica. Ese es el muro que hoy separa a la Cuba actual, que solo genera mayor pobreza y retraso, de la otra Cuba –mejor y posible– que se caracterizara por la generación de riqueza y prosperidad.

Pero el estado-vampiro quiere ahora sacar provecho de esta inevitable derrota y  anuncia impuestos a los cuentapropistas que deseen usar esta tecnología. El régimen cubano, incapaz de crear riquezas y empleos con la eficiencia que lo viene haciendo el sector privado, quiere bloquearlo y asfixiarlo. También será inevitablemente derrotado en ese campo.

Este artículo es de hace 1 año

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985