Salón de espera de la Terminal de Ómnibus de La Habana Foto © Facebook/Lázaro Manuel Alonso

Sin aire acondicionado en el salón de espera de la Terminal de Ómnibus Nacionales

Esta noticia es de hace 1 año

El joven periodista de la Televisión Cubana, Lázaro Manuel Alonso, se ha referido en sus redes sociales a la falta de aire acondicionado en el salón de espera de la Terminal Central de Ómnibus Nacionales, en La Habana.

“O quitaron el aire, o es plan de ahorro o están rotos”, conjetura Alonso, y a continuación se pregunta: “¿No pagan los pasajeros también por estas cuestiones elementales de comodidad?”. “Buscaremos respuestas”, concluye el periodista.

Tras esto una internauta comentó que “ese que quitó el aire sí lo tiene en su oficina”.

“Hay una filosofía errónea de querer que las cosas duren para siempre. Levantan un edificio y tiene que durar 100 años sin mantenimiento. La responsabilidad de las instituciones estatales con respecto a los servicios es una vieja historia que parece no tener fin. De repente aparecen los equipos rotos y caen en tierra de nadie. No solo sufren los pasajeros, también lo hacen los trabajadores que están en esas áreas por horas y lo más absurdo es que lo hacen ver cómo algo completamente normal”, ha escrito otro de los comentaristas al post.

No obstante, hay quienes se muestran comprensivos hacia la medida y consideran, con resignación, que la falta de aire acondicionado forma parte de las crecientes medidas de ahorro.

“La energía asignada para las diferentes instituciones es insuficiente por la situación que todos conocemos. Hay que volverse mago para ajustar los planes y no afectar la producción, ni al trabajador y en este caso al cliente", afirma otra.

Recientemente, un internauta denunció en Facebook el olor a "comida descompuesta" que invadía una tienda Zona+, en Cienfuegos, porque estaban vendiendo alimentos mientras el aire acondicionado del lugar no estaba en marcha. La respuesta en ese caso fue que se trataba de una medida para ahorrar electricidad.

El Gobierno cubano lleva meses estableciendo pautas y límites a organismos estatales en el consumo eléctrico, al tiempo que insta a que los cubanos también ahorren en sus casas.

“Es sumamente necesario que en el horario pico, de 5 de la tarde a 9 de la noche, se planifique en cada hogar el uso de los equipos electrodomésticos y solo se empleen los imprescindibles y por el tiempo justo”, daba a conocer una nota publicada en Villa Clara que, dado el dramático tono empleado, situaba los apagones generalizados al doblar de la esquina.

Esta noticia es de hace 1 año

Archivado en:

Playlist de videos en CiberCuba

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985